De cara a la muerte

(Los comentarios y opiniones expresados en esta página son responsabilidad exclusiva de sus autores y no comprometen a la Asociación Médica ASMEDAS) 

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Juan Carlos Gómez (foto)
Médico general

Lágrimas lentas, dolorosas, frías, recorren las mejillas de aquel, en quien el dolor de la enfermedad ha tomado posesión en su vida.

Un dolor lancinante calcina el alma, mientras un vacío inexplicable se yergue desde tu pecho hasta lo más íntimo del ser.

Ausencia es una palabra que se da golpes en las paredes de tu alma, mientras el vacío de una habitación es nada comparado con el vacío de tu vida.

Ves mil formas de cegar tu vida y luchas entre el paso “fácil” de la muerte y el difícil paso de vivir un día más.

Los otrora besos negados llegan a tu mente como evocación de amores perdidos, mientras el anhelo de ser premiado por tu estoicismo fenece entre la mentira y la proterva humana.

La muerte pasa de forma a acción y la sensación de traición evoca todo lo prístino que habita en tu ser.

Liberarse de tanto dolor, sea cual sea la forma de escape, es más loable que sucumbir entre la soledad y la desidia.

Muerte, acude a mí, que entre la mentira, el olvido y la traición mi vida se hunde en el hastío, entre el pesado
cieno de la resignación.

(Foto principal tomada de: https://www.lavozdemichoacan.com.mx/)

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Deja un comentario