Día de la Salud Universal: Recuperar los logros perdidos en salud pública en una región de las Américas pospandémica

Tomado de: www.paho.org

La Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, pidió a los países de las Américas que redoblen los esfuerzos para lograr la salud universal mientras comienzan a recuperarse de la pandemia de COVID-19.

«Esta región necesita actuar urgentemente para revertir las pérdidas socioeconómicas y sanitarias causadas por la pandemia, hacer frente a la creciente carga de la atención no brindada y recuperar los logros perdidos en materia de salud pública», dijo la doctora Etienne en un evento celebrado hoy para marcar el Día de la Salud Universal.

El evento «Forjemos el mundo que queremos: un futuro saludable para todos y todas», reunió a expertos de la OPS y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y a ministros y altas autoridades de salud de la región para debatir los pasos que deben dar los países hacia el acceso y la cobertura universal de salud y para prepararse mejor para la próxima emergencia sanitaria.

Antes de la pandemia, aunque se estaban haciendo progresos, alrededor de un tercio de la población seguía sin tener acceso a los servicios de salud, especialmente las poblaciones más vulnerables. A ello se sumaba el insuficiente gasto público en salud y la falta de inversión en atención primaria.

Durante el acto, la Directora de la OPS destacó cuatro áreas prioritarias de actuación: transformar los sistemas de salud basándolos en la atención primaria; reforzar el liderazgo y la gobernanza de los ministerios de Salud; mejorar las redes de prestación de servicios; y aumentar y mantener la financiación pública en salud.

«Después de casi tres años de pandemia, la región enfrenta un contexto de varias crisis en cascada, con una crisis social que permanece vigente», señaló Alberto Arenas de Mesa, Director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL. Por lo tanto, dijo, “es fundamental avanzar hacia sistemas de protección social universales, integrales, sostenibles y resilientes que actúen sobre los determinantes sociales de la salud”.

Etienne también advirtió que la «ventana de oportunidad para la acción es pequeña», por lo que instó a los países a tomar medidas ahora para construir sistemas de salud que satisfagan las necesidades de la población, sin dejar a nadie atrás. Esto es particularmente importante dadas las otras crisis que afronta la región, como desastres naturales, inestabilidad política y una ola de necesidades de salud insatisfechas generadas por la interrupción de los servicios de salud en los últimos años.

«No sabemos cuándo ni dónde se producirá la próxima emergencia de salud pública de importancia internacional. Pero sí sabemos que tenemos la obligación de actuar ahora, de fortalecer la preparación y la capacidad de respuesta, y de ampliar el acceso y la cobertura de salud para todos», afirmó.

La OPS sigue apoyando a sus Estados Miembros en el desarrollo de estrategias a largo plazo para la transformación de los sistemas de salud después de la pandemia, centrándose en la resiliencia, la inclusión y la equidad.

Esto incluye el desarrollo de una Plataforma Regional para el Avance en la Producción de Vacunas y otras Tecnologías Sanitarias, lanzada el año pasado para promover la producción local y reducir la dependencia regional de las importaciones de estos productos.

«Ya estamos vislumbrando una era posterior a la COVID-19 en la que los sistemas de salud y las sociedades sean más inclusivos, equitativos y resilientes», sostuvo la directora de la OPS. Pero esto debe traducirse en «una reforma coherente de las políticas y toma de acción en los países».

«Sé que podemos actuar colectivamente, en interés de todos los pueblos de las Américas, para construir un mundo mejor para todos, que sea saludable y en el que el derecho a la salud se convierta realmente en una realidad”, subrayó.

Día de la Salud Universal

El Día de la Salud Universal tiene lugar el 12 de diciembre de cada año para concienciar sobre las personas y comunidades que aún carecen de acceso a servicios de salud esenciales, integrales y de calidad basados en la atención primaria.

El lema de este año es «Forjemos el mundo que queremos: un futuro saludable para todos y todas», un llamado a retomar el camino hacia la salud universal en la recuperación de la pandemia de COVID-19 para construir sistemas de salud resilientes, capaces de hacer frente a futuras emergencias de salud pública.

Citas de los ministros:

Carla Vizzotti – Ministra de Salud de Argentina
“El desafío de construir el mundo que queremos y un futuro saludable para todos es inmenso y requiere compromiso político que transciende a las autoridades sanitarias. Requiere el compromiso no solamente de los presidentes, sino de todos los gabinetes nacionales. Y, por supuesto, también requiere la cooperación internacional, la solidaridad y la planificación estratégica”.

Frank Anthony – Ministro de Salud de Guyana
“La Constitución de Guyana consagra el derecho a la salud como un derecho humano fundamental, y muchos países de todo el mundo, especialmente de América Latina y el Caribe, reconocen igualmente a la salud como un derecho humano”.

“En la actualidad, millones de personas no tienen acceso a la atención y muchas más no pueden permitírsela. Estas disparidades se ven agravadas por la COVID-19, que ha interrumpido muchos programas tradicionales de salud pública, como la inmunización infantil, el VIH, la tuberculosis y otros”.

Jaime Urrego – Viceministro de Salud Pública, Colombia
“Cobertura (de salud) no es igual que acceso y las dos condiciones son absolutamente necesarias para garantizar el derecho fundamental a la salud de todas y todos nuestros ciudadanos en las Américas”.

Magaly Gutiérrez – Ministra de Salud de Venezuela
“Un mundo más saludable, va más allá solo de pensar en una dieta saludable, un hospital funcional e, incluso, un sistema de salud estructuralmente óptimo. Un mundo saludable pasa necesariamente por crear las condiciones de equidad social que permitan la justa distribución de los alimentos, de los medicamentos, del acceso a la educación, a la producción y a los centros e institutos que atienden la salud, así como a la tecnología que salva vidas”.

 

Tomado de: www.paho.org

 

Deja un comentario