Las inversiones en energías sucias puestas al descubierto en la Conferencia sobre Cambio Climático

Basta de financiar la muerte: Activistas del clima piden dirigir la inversiones en combustibles fósiles hacia fuentes limpias de energía. Una nueva herramienta que usa inteligencia artificial expone públicamente a los contaminadores, que han declarado emisiones por debajo de la realidad

Tomado de: www.news.un.org

La primera de las jornadas «temáticas» de la COP27, que comenzó el miércoles, se centró en las finanzas, y los activistas dejaron claro desde el principio que debe haber un impulso global para redirigir los cientos de miles de millones de dólares que se invierten anualmente en combustibles fósiles para ayudar a financiar iniciativas de energía renovable dirigidas por las comunidades.

Más de 50 activistas de todas las edades y procedencias se adueñaron de la llamada Zona Azul, la zona principal del centro de conferencias de Sharm el-Shaik supervisada por la ONU, para corear «Basta de financiar los combustibles fósiles, basta de financiar la muerte».

Susan Huang, representante de la ONG Oil Change International, fue una de las participantes que pretendía arrojar luz sobre el hecho de que los países ricos, como señaló el Secretario General de la ONU a principios de esta semana, siguen destinando dinero a los combustibles fósiles en un momento en el que se necesita una transición urgente a las energías renovables.

«En la cumbre del G7 del año pasado se acordó poner fin a la financiación pública de los combustibles fósiles para finales de este año. Pero la Agencia Internacional de la Energía ha declarado que, en realidad, la lenta transición a las energías renovables es lo que está agravando la crisis climática y la crisis energética. Por ello, instamos a los líderes mundiales a que cumplan su compromiso y pongan fin a la financiación pública de los combustibles fósiles», declaró a Noticias ONU.

Huang, dijo que estas inversiones también están causando un daño increíble, destruyendo la biodiversidad y devastando los medios de vida en todo el mundo, y no fue la única.

Dipti Bhatnagar, de Amigos de la Tierra Internacional en Mozambique, pronunció un apasionado discurso, que resonó claramente entre todos los que entraban en la plaza principal de la conferencia, donde se asentían cabezas y se escuchaban murmullos de aprobación.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

Desalojados por el gas

«Los países ricos quieren apoderarse de las enormes reservas de gas, y la gente está siendo despojada de sus tierras. Un millón de personas de los 23 millones de habitantes [de Mozambique] viven en campos de refugiados a causa del gas. Decimos no a dar más financiación al gas. No dejaremos que África arda», gritó.

Los activistas dejaron claro que la mejor manera de aumentar el acceso a la energía en todo el mundo y satisfacer las necesidades de los más vulnerables, es invirtiendo en planes de energía renovable apoyados por la comunidad.

Una nueva herramienta para responsabilizar a los contaminadores

Mientras tanto, a tan sólo dos zonas del pabellón, el Secretario General de la ONU también denunció a los gobiernos y al sector financiero por seguir invirtiendo en combustibles fósiles.

António Guterres intervino en la presentación de un nuevo inventario independiente de emisiones de gases de efecto invernadero creado por la Coalición Climate TRACE y encabezado por el exvicepresidente estadounidense Al Gore.

La herramienta combina datos satelitales e inteligencia artificial para mostrar las emisiones a nivel de instalación de más de 70.000 sitios en todo el mundo, incluyendo empresas en China, Estados Unidos e India. Esto permitirá a los dirigentes conocer la ubicación y el alcance de las emisiones que se liberan.

Guterres explicó que los datos publicados por la iniciativa muestran que, debido a la infradeclaración de las fugas de metano, la combustión en antorcha y otras actividades asociadas a la producción de petróleo y gas, las emisiones son mucho más elevadas de lo que se había informado anteriormente.

«Esto debería ser una llamada de atención a los gobiernos y al sector financiero, especialmente a los que siguen invirtiendo y financiando la contaminación por combustibles fósiles», dijo en la sesión plenaria de la COP27.

Costosas catástrofes

Al Gore hizo la presentación del inventario interactivo sin precedentes, ahora en línea, a través de diapositivas que muestran la destrucción impulsada por el clima en todo el mundo.

El célebre autor de Una verdad incómoda recordó que hace dos meses, en septiembre, en la Asamblea General de la ONU, António Guterres habló de las olas de calor en Europa, las inundaciones en Pakistán, las graves sequías y lo relacionó todo correctamente como el precio de la adicción de la humanidad a los combustibles fósiles.

Gore dijo que estas catástrofes cuestan actualmente a la economía mundial dos billones y medio de dólares al año. Sin embargo, iluminó en rayo de esperanza cuando aseguró que el mundo se encuentra en un punto de inflexión porque existen soluciones para revertir la situación e impulsar la inversión en energías renovables.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

La importancia de la nueva herramienta

Gore continuó señalando que mientras la financiación y las subvenciones a los combustibles fósiles son «una locura», el potencial de la financiación de las energías renovables en África se está pasando por alto sin apenas darle dinero al continente.

«El potencial de la energía eólica y solar es 400 veces mayor que el total de las reservas de combustibles fósiles de África, y además no contamina y crea más puestos de trabajo, pero hay un déficit de financiación (…) Por eso se presta tanta atención en esta Conferencia a cambiar el sistema global de asignación de capital», subrayó.

A continuación, explicó que el inventario Climate TRACE, que combina datos fiables y verificados de más de 100 instituciones y 30.000 sensores, puede ayudar a los gobiernos a orientar sus acciones.

«Hace imposible que los emisores hagan trampas», explicó y reveló que, actualmente, las 14 principales fuentes individuales de emisión en el mundo son todas de petróleo y gas.

«Uno de los primeros datos más sorprendentes de este trabajo es la magnitud de las emisiones procedentes de la producción de petróleo y gas, en particular aquellas de las que no se había informado anteriormente», dijo Guterres, que calificó los datos de «fuente de información fundamental» para hacer frente a la emergencia climática.

El Secretario General de la ONU subrayó que la nueva herramienta será crucial para los líderes empresariales que trabajan para descarbonizar sus cadenas de suministro, para los gobiernos que trabajan para alinear la formulación de políticas con sus planes climáticos, y para los inversores que trabajan para seguir el progreso del sector privado hacia la red cero.

«El problema es aún mayor de lo que nos han hecho creer y eso significa que debemos trabajar aún más para acelerar la eliminación de todos los combustibles fósiles», advirtió.

Más datos sobre las finanzas

El Día de las finanzas en la COP27 puso de relieve que se necesitan inversiones por valor de billones de dólares cada año para lograr las transformaciones rápidas y de gran alcance necesarias para hacer frente al impacto de la crisis climática, y para cumplir los objetivos del Acuerdo de París.

En varias salas de conferencias, pabellones y «centros de acción», así como en negociaciones a puerta cerrada, delegados, activistas, banqueros de inversión y otras partes interesadas debatieron la importancia de cerrar el actual déficit de financiación en áreas críticas de la acción climática como la mitigación de emisiones, la adaptación y las pérdidas y daños.

Los expertos coincidieron en que el impulso financiero debe provenir de todos los sectores, público o privado, de deuda o de capital, comercial o filantrópico.

«La financiación es la mayor solución que puede impulsar la acción en todas partes», dijo Anjali Viswamohanan, directora de políticas del Asia Investor Group, a Noticias ONU.

Uno de los grandes llamamientos fue el de cerrar la «brecha de adaptación».

Según la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCC), los promotores de proyectos y los inversores deben centrarse en:

– preparar e invertir en proyectos que aumenten la resiliencia y protejan a las personas vulnerables de los impactos negativos del cambio climático
– impulsar el cambio sistémico y la innovación para una transformación neutra en carbono y resistente al clima en el contexto de una transición justa
– proteger y restaurar el capital natural

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

Más promesas e iniciativas

Con una promesa de 20 millones de dólares, Nueva Zelanda se sumó este miércoles a la lista de los que han prometido financiación para la cuestión de las pérdidas y los daños (pagos a los países en desarrollo con bajas emisiones de carbono afectados por el desastre del cambio climático); lista en la que ya están junto a Escocia, Noruega, Alemania, Austria y Bélgica.

Por su parte, el Reino Unido dijo que permitiría el aplazamiento de los pagos a los países afectados por los desastres climáticos.

También se puso en marcha el Fondo Africano para el Riesgo Climático, una iniciativa de la Declaración de Nairobi sobre Seguros Sostenibles, en la que los firmantes se comprometen a suscribir 14.000 millones de dólares de cobertura de riesgos climáticos para 2030.

El enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, celebró por su parte un acto en la COP27 en el que se anunciaron planes para que las empresas «compren créditos de carbono» y apoyen a los países que están abandonando el carbón.

Según el plan propuesto, denominado Acelerador de la Transición Energética, los organismos estatales podrían ganar créditos de carbono al reducir sus emisiones si reducen su uso de combustibles fósiles y aumentan el uso de energías renovables.

En este sentido, durante una conferencia de prensa de UNICEF, la joven activista alemana Luisa Neubauer envió un duro mensaje a los líderes mundiales que hacen promesas en la COP27.

«No vengan aquí a hablar de acción climática mientras os dediquéis a cualquier nueva infraestructura de combustibles fósiles en todo el mundo. No vengan aquí a hablar de justicia climática mientras la financiación de los combustibles fósiles se dispara. No vengan aquí a tratar de explicar que puede faltar dinero para la adaptación y las pérdidas y daños mientras las inversiones en combustibles fósiles en todo el mundo se disparan, día a día».

 

Tomado de: www.news.un.org

 

Deja un comentario