Ginecólogos y obstetras advierten que en zonas rurales de Colombia no hay personal ni tecnología para atención de maternas

En La Guajira, Chocó, Orinoquía y Amazonía, la mortalidad materna presenta un comportamiento similar al de países africanos

Tomado de: www.edicionmedica.com.co

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que aproximadamente 585 mil mujeres mueren en el mundo por complicaciones del embarazo y el parto. De este índice, 99 por ciento de los casos ocurre en los países en desarrollo. En América latina, la razón de mortalidad materna promedio ha sido de 270 por 100 mil nacidos vivos.

En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Luis Carlos Murillo Valencia (foto), miembro de la junta directiva de la Asociación Antioqueña de Ginecología y Obstetricia (Asagio), ha manifestado que en Colombia “hay una mortalidad materna de dos dígitos. De 50 a 100.000 habitantes más o menos”.

“Con la llegada de la COVID-19 se incrementaron las muertes maternas. En Colombia al mirar las regiones hay inequidad, ya que en las ciudades capitales hay un comportamiento de mortalidad materna de 30, pero en La Guajira, Chocó, Orinoquía y Amazonía, en esas zonas se comporta como países africanos con mortalidades de tres dígitos”, ha indicado Murillo.

Asimismo, Murillo ha señalado que hay una inequidad desde lo político, social y económico, que se refleja en los indicadores. “Por ejemplo, una de las estrategias de los países desarrollados es tener grandes centros de atención de alto nivel en regiones apartadas. En Colombia las tenemos en las ciudades capitales”, ha agregado.

De acuerdo con Murillo, “en las regiones apartadas no tienen ni la tecnología, ni el recurso humano. Dentro de la misma geografía colombiana hay desigualdad de acceso al sistema de salud y eso lleva a una repercusión de enfermedad o morir por avance de las enfermedades”.

Adicional a ello, el especialista ha recalcado que “desde hace varios años se ha venido cerrando la atención de maternas. ¿Por qué ese servicio no es rentable para una clínica? Ese es un asunto que puede mejorar el Estado, que es mejorar el pago que se le da a una clínica por la atención de las maternas”.

“Hay un asunto que es la deslaboralización de los médicos, que no es solo de la especialidad de Obstetricia. Los médicos deberíamos estar en las nóminas de los centros de salud y ser contratados con todas las prestaciones, pero la realidad colombiana es que la mayoría, el 80 por ciento, están bajo la modalidad de prestación de servicios”, ha concluido Murillo.

 

Tomado de: www.edicionmedica.com.co

 

Deja un comentario