Saúl valeroso, riguroso y futuroso

Reconocimiento de ASMEDAS Antioquia al médico Saúl Franco el pasado 2 de agosto de 2022, durante la charla «Verdades para la paz» que dictó el comisionado en la Cátedra de Humanismo y Civilidad de apoyo a la Agenda 21 – 41 de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Gonzalo Alberto Vélez López (foto)
Presidente de ASMEDAS Antioquia

Para la Asociación Médica de Antioquia ASMEDAS es motivo de orgullo tener al doctor Saúl Franco Agudelo como uno de sus asociados, pero también haber contado con su contribución en la realización de varios trabajos de la organización, con su asesoría y consejo y, lo más importante, con su amistad.

Valeroso, riguroso y futuroso son las condiciones propuestas para el doctor Saúl Franco que iluminan su trabajo y su informe como miembro de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad. Si nos atenemos a los dichos de los teóricos de la lingüística y el psicoanálisis de que la palabra es el sujeto, estos términos describen a cabalidad a Saúl Franco, no solo como lo que inspiraba su trabajo en esta Comisión, sino lo que ilumina todo su trasegar vital.

Como estudiante de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, participó en el movimiento estudiantil de los años setenta, tiempo en el que hubo en las universidades, particularmente en las públicas, una enorme pasión política y anhelos de transformación social, y su activismo lo obligó a salir de la Universidad de Antioquia y lo condujo a la Universidad del Cauca, para luego regresar a terminar su carrera en la Universidad de Antioquia en 1975. En su búsqueda, se vinculó al Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina del Alma Máter y luego emprendió estudios de medicina social en la Universidad Autónoma Metropolitana de México. Ya estaba a la caza, como él mismo lo dice, de “las bases racionales y la comprensión de los porqués de las enfermedades, los porqués de la vida, los porqués de los dolores”. La investigación sobre la malaria en las condiciones sociales de los habitantes de la zona de Urabá marcó la ruta de su desarrollo personal, profesional e investigativo por ese entonces.

En el fragor del actuar paramilitar en contra de los líderes sociales, académicos y defensores de los derechos humanos, que tuvo como blanco principal a la Universidad de Antioquia, debió exiliarse en la ciudad de Río de Janeiro, lo que no significó una claudicación en sus anhelos de transformación social y construcción de futuro, encontró allí su vocación de investigador de la relación entre la guerra y la salud y el estudio de la violencia constituyó, desde entonces, su horizonte de trabajo. Participó, entonces en la fundación del Centro Latinoamericano de Estudios de Violencia y Salud en Río de Janeiro; viajó luego a Washington en donde se desempeñó como asesor de la OPS. Ya en 1993 se radicó en Bogotá para continuar en su proyecto vital como educador siendo maestro en varias universidades, particularmente en la Universidad Nacional. Este devenir y el reconocimiento que acumuló en su camino lo condujeron a la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad.

En este recorrido, de unos 35 años, a pesar de haber estado por fuera de la ciudad de Medellín, el doctor Saúl Franco siempre ha estado presente en ASMEDAS Antioquia gracias a su amistad, su consejo y su asesoría. Ha sido un apoyo en la lucha gremial de la Asociación Médica orientada a superar la crisis generada por el actual sistema de salud en todos los niveles: hospitalario, en la formación del talento humano en salud, con la tercerización laboral y la intermediación financiera, lucha que se ha centrado en la reivindicación tanto del derecho a la salud de toda la población como de garantías laborales para los profesionales y demás trabajadores del sector.

ASMEDAS seccional Antioquia considera al doctor Saúl Franco Agudelo un baluarte del gremio médico nacional y un ejemplo para las nuevas generaciones; él, a pesar de haber estudiado y vivido la inhumanidad de la violencia y de la guerra, permanece con sus sueños intactos, así mismo con su esperanza por construir y tener un nuevo país: Saúl valeroso, riguroso y futuroso.

 

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

 

Deja un comentario