Asmedas hace un llamado para continuar con el uso de tapabocas en el transporte público

El estado actual del clima ha hecho que se facilite la transmisión de infecciones respiratorias en espacios cerrados como el transporte

Tomado de: www.edicionmedica.com.co

Colombia atraviesa un pico respiratorio alto, en medio del incremento de lluvias lo cual ha provocado que la población infantil se vea afectada por infecciones respiratorias agudas. Asimismo, pese al avance de la vacunación contra la COVID-19 en el país, los gremios de la salud han resaltado que es preciso continuar con las medidas de autocuidado, como el uso del tapabocas.

Al respecto, Jorge Iván Posada Vélez, fiscal y vocero de Asmedas Antioquia ha señalado que, “en esta época de lluvias estamos presenciando un incremento importante de pacientes afectados por infecciones respiratorias agudas”.

“Todos sabemos que en épocas de lluvias y de frío, las personas tienden a ocupar más los espacios cerrados, a hacinarse, a resguardarse, a cerrar las ventanas. Todo esto facilita la transmisión de infecciones respiratorias”, ha enfatizado Posada.

El vocero ha explicado que, en ese contexto “se presenta un contacto más cercano entre persona y persona, máxime con el abandono que hemos hecho de la práctica del uso del tapabocas. Y no solo se ha incrementado el número de infecciones respiratorias sino, además, el número de casos de COVID-19, situación que está llevando a una alta demanda de servicios en Consulta Externa y en Urgencias, tanto en la red pública hospitalaria como en la red privada”.

Desde Asmedas, Posada ha recalcado que hacen un llamado a la población en general “para que se continúe con el uso del tapabocas en el transporte público, en los ascensores, y en todo espacio cerrado”.

“Es muy importante que nos sigamos cuidando y protegiendo no solo porque aún persiste la circulación del Coronavirus entre nosotros sino porque hay otros virus respiratorios, entre ellos el de la Influenza, cuya transmisión se acelera en esta época de lluvias”, ha concluido el vocero.

 

Tomado de: www.edicionmedica.com.co

 

Deja un comentario