Agenda presidencial prioritaria

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico asmedista Juan Fernando Uribe Duque (foto)
Escritor

Observando las grandes manifestaciones de los candidatos con más opción, concluimos que hay mucho dinero financiando esas campañas. Al menos se considera la opción electoral, así sea con la posibilidad de fraude.  ¡Qué tal una dictadura!  Me pregunto: ¿Habrá un ala del narcotráfico apoyando a Petro?  En tal caso, sería muy interesante considerar que a los amos del negocio les interese trabajar en paz y a favor de la economía colombiana, ingresando en la senda de la legalización; en otras palabras, entrar con pie derecho a las nuevas economías, en parte basadas en el uso de sustancias de consumo rutinario como el alcohol, el café, las gaseosas o el té.  Seguir reprimiendo es insistir en una guerra perdida. Querámoslo o no, Colombia es el primer productor mundial de cocaína mal procesada con la diferencia de que son los mexicanos los primeros beneficiados (Colombia hace el trabajo sucio y los de Sinaloa cobran). Pero debería ser lo contrario.

El narco colombiano no evolucionó y solo se quedó de recolector y «cocinero». EL gobierno se ha adaptado a esa precariedad y por ello alimenta (simulando con doble faz) una guerra primaria en los campos de cultivo, rutas y distribución a pequeña escala en las ciudades, llenando de violencia y atraso a todo un gran sector de la población que apenas sobrevive por la economía informal derivada (30 millones de compatriotas).

Urge un cambio en la política contra las drogas. Ese filón hay que protegerlo. Toda la sociedad debe convivir con sus debilidades, sus vicios y sus falencias, controlándolas con una adecuada reglamentación. Se impone una labor educativa intensa en todo aspecto. Pero temas como la permisividad del aborto y el uso de las drogas como la marihuana y la cocaína deben ser temas prioritarios en la agenda del próximo presidente. Prohibir la expresión de fenómenos irreprimibles, es perder fuerza y generar guerra.

¿Qué se obtuvo en USA con la prohibición del consumo del alcohol?  ¡Fortalecer la mafia!  ¿Qué se gana prohibiendo la práctica médica del aborto? El aumento de la mortalidad materna en clínicas clandestinas.  Otra cosa es que un médico se preste para ello… pero los hay, y son los que van a prestar ese servicio en clínicas certificadas.

Colombia tiene que mirar hacia el futuro y darle la cara a una realidad globalizada si no quiere quedarse rezagada con la posibilidad de una dictadura de extrema derecha, un deterioro ecológico irreversible y una población postrada en la guerra y la miseria.

 

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

 

Deja un comentario