Héroes maltratados en la E.S.E. Metrosalud

Comunicado a la Opinión Pública

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Nuevamente la Junta Directiva de la Asociación Médica Sindical Colombiana, ASMEDAS, seccional Antioquia, decide pronunciarse ante la opinión pública para denunciar la política sistemática de maltrato al personal de la salud de la E.S.E. Metrosalud, orquestada por la actual administración de la empresa con la anuencia de su Junta Directiva y del Alcalde de la ciudad de Medellín, a quienes se les ha informado en repetidas ocasiones todos las decisiones asumidas por la Gerente de la E.S.E., por la Dirección de Talento Humano y por la Subgerencia de Red de Servicios, en perjuicio de los empleados de la empresa y de su clima laboral.

Hechos como el desconocimiento del pago de la prima de vida cara para un número importante de empleados, desacatando una orden judicial; el desconocimiento de la vigencia de los acuerdos laborales pactados con la empresa en los años 2016 – 2017 y 2018 – 2019; la negación de un incremento salarial en los últimos dos años, acorde con lo incrementado a los demás empleados de la salud del orden municipal como son los empleados del Hospital General de Medellín o, incluso, a los demás empleados del municipio de Medellín y de la nación; suministro insuficiente de los EPP en época de pandemia y no pago oportuno de las cesantías al personal que se pensiona, fueron el preámbulo de una administración que se ensaña en contra de los intereses y las condiciones laborales de sus trabajadores como si fuesen los responsables del caos estructural que vive el sistema de salud en Colombia.

Sumado a lo anterior, a finales de 2020 de manera inexplicable, en plena emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, se despidió a cerca de 100 empleados médicos, enfermeras y auxiliares de enfermería, entre otros, pertenecientes a la mal llamada planta temporal de Metrosalud, cargos que no han sido reemplazados, como tampoco han sido reemplazados los médicos, odontólogos y demás empleados que se han pensionado o han renunciado en los últimos dos años, situación que genera artificialmente una crisis de falta de personal que afecta por la sobrecarga laboral al resto de personal y a los usuarios, ya que obliga a disminuir la oferta de servicios de salud y propicia la congestión de las áreas de urgencias.

Todo esto, sin considerar que, en la actual situación de pandemia, fuimos lo servidores médicos y auxiliares de la salud quienes expusimos nuestra vida, pues cerca del 40% del personal resultó afectado de una u otra manera por el COVID-19.

Ahora, y como todo lo malo es susceptible de empeorar, a los héroes de la pandemia, a los médicos de Metrosalud, se les ataca nuevamente con traslados arbitrarios que perjudican sus condiciones normales y habituales de vida, que afectan incluso su estado emocional, obligando a algunos incluso a renunciar a sus puestos de trabajo.

Respecto a los traslados de los médicos cabe anotar que:

1. Se vienen realizando de manera intempestiva y arbitraria, no obedecen en forma alguna a una política de mejoramiento laboral del personal médico; por el contrario, los han afectado negativamente en sus condiciones laborales y sus condiciones habituales de vida.

2. Se viene afectando especialmente a médicos de carrera administrativa de larga trayectoria en la ESE Metrosalud, algunos próximos a la jubilación, sin tomar en consideración ni la experiencia ni el desempeño laboral de los mismos.

3. Inexistencia de afinidad funcional entre las áreas de atención en que se han venido desempeñando los médicos y el nuevo destino, pues se trasladan médicos de los servicios de Urgencias a servicios de Consulta Externa y viceversa, sin el debido proceso de inducción requerido por el nuevo puesto de trabajo.

4. No se atienden las condiciones particulares de cada funcionario trasladado ni las consecuencias que pueda tener este hecho sobre su salud, su situación familiar, sobre los tiempos de desplazamiento a su nuevo puesto de trabajo que, con los nuevos horarios de trabajo, afectan en ocasiones el derecho a un segundo empleo que tienen los empleados de medio tiempo.

5. Algunos de estos traslados se han realizado dentro de un contexto de acoso laboral por parte de funcionarios cercanos a la Administración de Metrosalud en contra de sus propios pares.

Es conocido el poder discrecional del nominador para modificar las condiciones laborales al efectuar los traslados de servidores públicos, conocido como “IUS VARIANDI”; ello también implica limitaciones y obligaciones que tiene el empleador al ordenar el traslado de un servidor, que se deben realizar atendiendo no solo a los límites de la razonabilidad y las necesidades del servicio sino, en igual medida, al respeto por los derechos fundamentales del servidor público.

Tanto la Corte Constitucional como el Consejo de Estado, en múltiples sentencias y fallos, recogen lo preceptuado en el Decreto 1083 de 2015, Decreto Único Reglamentario del Sector Función Pública; este decreto compiló las disposiciones normativas relacionadas con la administración del personal al servicio del Estado; entre otros, sostiene lo siguiente en el Artículo 2.2.5.9.3, donde indica cuáles son las condiciones del traslado:

“La facultad que tiene el nominador de variar las condiciones de tiempo, modo y lugar en las que un empleado presta sus servicios, no es de carácter absoluto.”

“El traslado se podrá hacer por necesidades del servicio, siempre que ello no implique condiciones menos favorables para el empleado. Podrá hacerse también cuando sea solicitado por los empleados interesados, y siempre que el movimiento no cause perjuicios al servicio.”

El ente nominador tiene la obligación de preservar el honor, la dignidad, los intereses, los derechos fundamentales mínimos del servidor público y de su familia dentro de las limitaciones que le imponen la ley, la constitución y los principios de la función pública para efectuar u ordenar traslados de personal al interior de las entidades públicas del Estado.

Ante tales precisiones, nos permitimos manifestar lo siguiente:

1. Rechazamos la política sistemática de maltrato contra el personal de la salud de la E.S.E. Metrosalud, especialmente en relación con sus empleados médicos, asumida por la Administración de la ESE Metrosalud, en cabeza de su gerente y las oficinas de Talento Humano y Subgerencia de Red de Servicios, muy especialmente en relación con los traslados arbitrarios que se vienen imponiendo a los médicos.

2. Exhortamos a la Administración de la empresa para que se nombre el personal necesario para cubrir las vacantes de personal médico y asistencial que han renunciado o se han pensionado.

3. Exigimos el reconocimiento de la labor de los Héroes de la salud cumpliéndoles con el pago oportuno de sus cesantías al momento de su retiro de la empresa, además del pago de la prima de vida cara que se les adeuda desde hace dos años y del incremento salarial correspondiente con el ordenado por el Gobierno nacional y municipal para los empleados públicos.

4. Rechazamos cualquier forma de acoso laboral en contra del personal médico o cualquier otro personal asistencial, consistente en amenazas de traslado, violación de la autonomía médica o mediante diferentes formas de constreñimiento e intimidación a estos funcionarios.

5. Rechazamos el desconocimiento unilateral por parte de la empresa de la vigencia de los acuerdos laborales de los años 2016 – 2017 y 2018 – 2019.

6. Rechazamos la violación, por parte de la Administración de la ESE Metrosalud, del Artículo 61 del Acuerdo Laboral 2021 – 2022, firmado por la Administración con las organizaciones sindicales presentes en la empresa, en relación con el incremento salarial para los empleados públicos de la E.S.E. para el presente año.

7. Reiteramos nuestro total apoyo a los colegas afectados por estas conductas de acoso laboral y ofrecemos nuestro acompañamiento en las denuncias a que se tenga lugar ante los entes de control: Personería, Procuraduría, Contraloría y Tribunal de Ética Médica.

8. Invitamos a todos los colegas de la ESE Metrosalud a fortalecer y reconocer la Asociación Médica Sindical Colombiana ASMEDAS, seccional Antioquia, como la vocera legítima del gremio médico de nuestra ESE Metrosalud.

¡Por Trabajo Decente y con Dignidad, movilicémonos!

 

JUNTA DIRECTIVA
ASMEDAS Antioquia

 

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

 

Deja un comentario