OPS: abandono de medidas de cuidado incrementó muertes por covid

La OPS expresó su preocupación a los sistemas de salud por permitir el relajamiento de las medidas sanitarias de autocuidado en varios países

Tomado de: www.consultorsalud.com

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) se refirió negativamente al abandono de las medidas de autocuidado contra el coronavirus, como una de las principales causas en el incremento de la mortalidad durante la ola de ómicron en la región. “Las medidas reducidas de salud pública fueron insuficientes para reducir la escala de esta ola. Y ahora nos enfrentamos a las consecuencias: un aumento de las infecciones que está provocando un incremento de las muertes”, afirmó la directora de la organización, la doctora Carissa Etienne en rueda de prensa.

Las estadísticas de América y el Caribe indican que mueren aproximadamente 202 personas, cada hora a causa de la covid-19. Más de la mitad de los fallecimientos en esta oleada ocurrieron en personas mayores de 65 años y entre las personas no vacunadas, aunque individuos de todas las edades continúan ocupando camas UCI para recibir tratamiento, sin garantías de éxito.

Adicionalmente, la OPS enfatizó en la falta de uso de todas las herramientas disponibles y vigentes para reducir la propagación y, con ello, reducir el número de vidas perdidas por la enfermedad. En ese sentido, recordó que la organización internacional ha entregado cien millones de dosis a 33 países de América Latina y el Caribe, resultado del trabajo cooperativo entre el Fondo Rotatorio y la estrategia internacional COVAX.

Sin embargo, la vacunación continúa siendo la más desigual en el mundo. En la región se han detectado brechas críticas en las naciones, especialmente en aquellas con menos ingresos o con extensas áreas rurales. El enfoque de los países de la región debe mantenerse en el cierre de estas brechas para lograr la vacunación de 20 millones de personas (por lo menos) que continúan en riesgo.

Para la OPS, los sistemas de salud están bajando la guardia

En la región, las consecuencias de la variante ómicron siguen visibles día tras día. Las lecciones que dejó para los sistemas de salud es que la guardia debe mantenerse, a pesar de los logros que también se hayan alcanzado. En pocas palabras, se deben ajustar para responder más activamente a nuevos brotes y asegurar las herramientas requeridas para que el talento humano atienda a los pacientes oportunamente.

“Tenemos que activar nuestras respuestas más rápidamente para seguir el ritmo de la ola actual y adelantarnos a futuras olas de este virus tan grave y que se transmite tan rápidamente”, añadió la directora de la OPS. En la última semana, los países de América reportaron 3,3 millones de casos nuevos y más de 34.000 muertes relacionadas con el virus.

 

Tomado de: www.consultorsalud.com