El plan de tercerizar el Talento Humano en Metrosalud

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Jorge Iván Posada Vélez (foto)
Fiscal Junta Directiva de ASMEDAS Antioquia
Ex Representante de los Profesionales en la Junta Directiva de Metrosalud

Se hizo costumbre que la llegada de un nuevo gobernante trajera consecuencias importantes en las secretarías y los entes descentralizados.  El nuevo gobernante llega con la intención de reclamar su botín ganado en la batalla electoral, con múltiples compromisos, esfuerzos e inversiones económicas, colocando las entidades gubernamentales al servicio de intereses particulares.

Metrosalud no es ajena a estos manejos, tomando en esta entidad matices bochornosos.  En un primer momento, por decisiones “gerenciales” se remplazaron casi todos los funcionarios que ocupaban cargos de libre nombramiento y remoción, por personas del círculo intimo del gerente o del alcalde, o “afines” a las corrientes políticas que apoyan a estos, sin tenerse en cuenta su competencia o idoneidad para ejercer este nuevo cargo.  El paso siguiente ha sido no renovar los contratos con los prestadores de servicios (alimentación, aseo, vigilancia, seguros, etc.) de la administración anterior y entregar estos contratos a empresas “cercanas” a sus padrinos políticos.  Pues bien, en Metrosalud se quiere ir más allá; ahora se mira con gran apetito la “jugosa” contratación, a través de terceros, del talento humano que cumple actividades misionales y que puede comprometer varios cientos de cargos.

Para lograr este propósito, se crea un discurso en el cual los empleados de la empresa somos los culpables de los malos resultados reflejados tanto en los indicadores asistenciales como financieros, y se salva de toda responsabilidad al equipo gerencial.  Los blancos principales de esta campaña de descredito del talento humano han sido los funcionarios que laboran en los procesos de facturación y en el servicio de salud oral, haciéndose pública la intención, por parte del equipo gerencial, de contratar empresas tercerizadoras para que adelanten actividades en estas áreas.

Para engrosar estos contratos, que pueden dar “jugosas” ganancias a los involucrados, se favorece la supresión de cargos. Recordemos que a finales de 2020 fueron suprimidos 95 cargos de la planta temporal (entre ellos 21 cargos de médicos, tres cargos de odontólogos, ocho cargos de enfermeras profesionales, ocho cargos de auxiliares de odontología, seis cargos de auxiliares de enfermería, siete de higienistas y 33 de auxiliares administrativos).  Además, se toma la decisión de no remplazar las vacantes que se generen.  A 31 de octubre del pasado año, había 26 vacantes de médico general, tres vacantes de médicos especialistas, 21 cargos vacantes de odontólogos, tres cargos vacantes de coordinador de centros de salud, 24 cargos vacantes de auxiliares de enfermería, 11 de higienistas y ocho de auxiliares de odontología.  Es decir, en el último año, teniendo en cuenta los cargos que se suprimieron y las vacantes existentes, había 46 médicos menos prestando servicios en la empresa, 24 odontólogos, 36 auxiliares de odontología e higienistas y 32 auxiliares de enfermería.

Por supuesto, esto tiene su impacto en la productividad de la empresa, ya que se observa una disminución de entre un 30% y un 50% en la mayoría de las actividades asistenciales con respecto al año 2019 (situación pre pandemia), con un cumplimiento de metas en actividades de protección específica y detección temprana por debajo del 50%, lo que representa un riesgo de recobros por parte del asegurador ante el incumplimiento de metas de promoción y prevención.  Esta situación de recorte en el talento humano, en plena pandemia, impacta de manera importante la oferta de servicios de Consulta Externa en medicina general, odontología, atención especializada y la atención en los servicios de urgencias y hospitalización, llevando a cierre de camas en algunas unidades hospitalarias , sobrecarga laboral y una alta congestión en los servicios de Urgencias por demoras en la atención y aplicación de tratamientos ante la escasez de personal, lo que genera malestar y en algunas ocasiones agresión por parte de los pacientes y sus familiares al equipo asistencial, y una mala imagen ante los usuarios y la población general que trata de capitalizar la administración de Metrosalud atribuyéndole esa falla en los servicios a la supuesta negligencia e incompetencia del talento humano.

(Haga clic sobre el cuadro para para aumentar su tamaño y leer la información)

Para continuar con este plan de entregar la contratación del talento humano a empresas tercerizadoras, y con el fin de aumentar las vacantes existentes, la actual Administración ha provocado la renuncia de un número importante de auxiliares, odontólogos y médicos en las últimas semanas.  Muchos funcionarios mayores y con más de 25 años de servicio en la empresa fueron trasladados de sus sitios de trabajo habitual a los lugares más periféricos de la ciudad, (lo que constituye una clara persecución a las personas mayores bajo el supuesto de un deterioro de su capacidad productiva) con el deterioro que esto representa en sus condiciones laborales, ante lo cual muchos de ellos optaron por renunciar.

Para adicionar algo más, a este clima tan adverso para el talento humano en Metrosalud, la Administración municipal, con apoyo de la Junta Directiva de Metrosalud, aprobó el incremento salarial del 5.62% para el año 2022, siendo el más bajo en el sector público en la ciudad, de manera similar a lo ocurrido el año anterior.

Uno esperaría que estos recortes en los costos del talento humano impactaran positivamente las finanzas de la empresa, pero esto no ocurrió.  A 30 de noviembre del año anterior, la empresa acumulaba una pérdida operacional de 28.329 millones de pesos, con un incremento del 41 % con respecto al año anterior, lo cual resulta difícil de entender y solo explicable por la ocurrencia de “un incremento en otros gastos” que ameritan una evaluación por parte de los organismos de vigilancia y control.

(Haga clic sobre el cuadro para aumentar su tamaño y leer la información)

 

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia