Cada cinco minutos ha muerto un colombiano por covid-19 en la última semana

La proporción de afectación en menores de 18 años es la misma de toda la pandemia

Tomado de: www.eltiempo.com

De acuerdo con el reporte de este miércoles del Ministerio de Salud, el país acumula 134.781 fallecidos por covid-19 en 698 días que lleva la pandemia en Colombia y 679 desde que se declaró la primera muerte oficial por Sars-CoV-2.

Dicho en otras palabras, es como si en promedio 193 personas hubieran fallecido sin tregua desde que el virus hizo su aparición en Colombia, algo así como si en este lapso cada 7,5 minutos el covid-19 terminara con la vida de una persona.

Aunque hay que decir que el mayor número de fallecimientos se ha presentando en los cuatro picos pandémicos que ha tenido el país, y los perfiles y edades de la mortalidad han variado, hoy Colombia ostenta una tasa de letalidad del virus de 2,28 por ciento que corresponde al 0,27 por ciento de la población en una curva que en las últimas dos semanas ha tenido un incremento de 70,01 por ciento.

Frente a las edades de los afectados, al revisar la última semana se encuentra que de 2.045 muertos reportados hasta este miércoles, el 989 (48,3 por ciento) corresponden a personas mayores de 80 años y 534 personas entre 70 y 80 años (26,1 por ciento por ciento), en una proporción que al sumarlos deja claro que tres de cada cuatro muertos por covid en los últimos días (74,4 por ciento) tenía más de 70 años.

Lo anterior reafirma, de acuerdo con el salubrista Pedro León Cifuentes, que la edad es un factor de riesgo preponderante frente a desenlaces fatales por Sars-CoV-2.

A pesar de las modificaciones que ha tenido este proceso en el país, los factores de riesgo que favorecen las complicaciones y las muertes por el nuevo coronavirus son los mismos

“Los adultos mayores presentan una vulnerabilidad desde el punto de vista inmunológico, además de comorbilidades y descompensaciones que favorecen la progresión de la infección, por lo que esta población requiere mayor protección”, dice Cifuentes.

Y no le falta razón al especialista si se tiene en cuenta que aunque lamentables, las muertes de menores en los últimos siete días apenas y bordea el 0,3 por ciento por debajo de los 18 años, al registrarse 6 fallecimientos entre los 0 y los 11 años (0,2 por ciento) y cuatro desenlaces fatales entre los 12 y los 18 años (0,1 por ciento), en una proporción que se ha mantenido durante todo el curso de la epidemia, al contrario de algunas voces que vaticinaban que la variante ómicron afectaba de manera más agresiva a niños y adolescentes.

Lo anterior no impide manifestar, según Cifuentes, que ninguna edad se libra del riesgo de morir que plantea el Sars-CoV-2. De hecho, en el mismo periodo analizado se aprecia que del total de los fallecidos, 285 (13,9 por ciento) tenían entre 60 y 70 años, en una dimensión que llevada a términos sociales significa que por encima de ese rango (tercera edad) se concentra la mayor proporción de muertes con una de cada siete que ha cobrado el covid-19 en la última semana.

Con menos aportes en este conteo, pero también significativos están los del rango entre 40 y 60 años con 179 fallecimientos (8,7 por ciento), una cantidad que de acuerdo con Cifuentes resulta inquietante si se tiene en cuenta que a esa edad las comorbilidades son menores, las personas tienen mayores fortalezas inmunológicas e incluso hay mayores reservas de defensas proporcionadas por las vacunas, una apreciación que puede ser extensiva al grupo entre 30 y 40 años, que hoy son el 1,22 por ciento de las muertes, y el de 18 a 30, que en este corte semanal tuvieron casi la misma cifra de fallecimientos, con 25 y 23 respectivamente.

Por supuesto que aquí hay que tener en cuenta las enfermedades concomitantes que presentaban estas personas y que si bien en los reportes oficiales algunas de ellas están en estudio, prevalecen entre otras la tensión arterial elevada, las enfermedades cardiovasculares, el EPOC, el cáncer y la enfermedad renal.

“Es claro que a pesar de las modificaciones que ha tenido este proceso en el país, los factores de riesgo que favorecen las complicaciones y las muertes por el nuevo coronavirus siguen siendo las mismas que se han evidenciado desde el comienzo, de ahí que lo sorprendente podrían ser las causas que impiden que se refuerce la protección a quienes los presentan”, remata Cifuentes.

UNIDAD DE SALUD
En Twitter @SaludET

 

Tomado de: www.eltiempo.com