Alertan por aumento de agresiones al personal de la salud en Medellín y el Valle de Aburrá

Las organizaciones médicas de Antioquia denuncian que los últimos casos ocurrieron en el punto de vacunación masivo del Estadio en Medellín y en el municipio de Bello

Tomado de: www.bluradio.com

(Nota de la periodista Nathalee Giraldo para Blu Radio)

Ante el aumento de agresiones contra el personal de la salud en el Valle de Aburrá , especialmente en los puesto de vacunación, el personal médico hace un llamado para que la población tenga paciencia y entienda que no son los trabajadores de la salud los responsables del desabastecimiento que se presenta, no solo en los centros de urgencias, sino también en algunos puntos de vacunación.

”Nosotros somos unas víctimas más de la situación del desfinanciamiento del sistema de salud en el país y de las dificultades que se presentan en su abastecimiento”, advirtió el médico Jorge Iván Posada, fiscal de ASMEDAS Antioquia .

Estas agresiones se dan en las unidades de urgencias y en los puestos de vacunación.

“Los vacunadores han tenido amenazas, han tenido maltratos e insultos porque las filas son largas, esperamos un poco de consideración con ellos para que los puestos de vacunación funcionen adecuadamente”, manifestó, por su parte, Blanca Isabel Restrepo, coordinadora del Programa Ampliado de Inmunización.

Según Nicolás Cadavid Betancur, psicólogo clínico de la Universidad CES, la frustración que genera en los ciudadanos una tensión que se pueda demorar y la falta de un medicamento o vacuna hace que se genere ese tipo de intolerancia.

“La recomendación sería tener un poco más de paciencia, preguntar que está pasando y darnos cuenta de una realidad que a veces puede tener que ver con el abastecimiento o de los tiempos de las misiones médicas», indicó Cadavid.

Los médicos insisten en que son las autoridades sanitarias municipales, departamentales y nacionales, las responsables de un adecuado abastecimiento en estos puestos de vacunación.

Las complicaciones por la falta de vacunas no sólo se vivieron en Medellín , también en el puesto de vacunación de Niquía, en Bello, las dosis se agotaron pese a que había decenas de personas haciendo fila. La gente se molestó tanto que incluso la policía intervino para calmar los ánimos pues intentaron agredir al personal.

Elkin López, secretario de Salud encargado de Bello , aseguró que la distribución de dosis no depende del personal que vacuna, así que la gente no debería tomar represalias contra él.

“Quiero hacer un llamado a toda la comunidad bellanita a la cordura y a la sensatez, deben de entender que cada puesto de estos tienen un número determinado que dependen del número de vacunadores. Eso quiere decir que en cualquier momento se pueden estar terminando las vacunas”, dijo López.

Y, por el contrario, donde también se presentaron problemas fue en los controles de carné de vacunación en los bares y restaurantes. Juan Pablo Valenzuela, vocero de Asobares Antioquia, dijo que además de la reducción de ventas, se encontraron con que la plataforma de Mi Vacuna no funcionaba y debieron enfrentar hasta peleas con la gente que no presentaba el documento.

“Algunos enfrentamiento y confrontaciones entre nuestros clientes y nuestro personal de logística y de seguridad a la hora que se le exigiera el carné de vacunación, complica nuestro proceso de reactivación económica de cara al mes de diciembre e inclusive estamos solicitando al gobierno nacional que plantee de la exigencia de las dos dosis en el carné de vacunación», señaló Valenzuela.

Ante esto las autoridades reiteraron a la comunidad que hay suficientes dosis, de todos los laboratorios, ya sea para iniciar o completar esquemas y todas se han distribuido en los puestos masivos y centros de salud.

Tomado de: www.bluradio.com