Más de 20 gremios sociales y de la Salud proponen fortalecer el derecho al trabajo digno del personal sanitario

En Colombia, 3 de cada 4 profesionales de la salud presentan contratos tercerizados lo implica que su contratación es precaria

Tomado de: www.edicionmedica.com.co

(Nota de la periodista Melba Lucía Murillo para la revista digital Edición Médica, publicada originalmente el 21 de octubre de 2021)

Más de 20 agremiaciones de la salud en Colombia han manifestado su deseo de evitar que el Ministerio de Salud y Protección Social (MinSalud), ni el Senado de la República, ni los Representantes a la Cámara, presenten y debatan más proyectos de ley que incluyan cambios en el sector y en la parte laboral del talento humano; para el 6 y 7 de noviembre realizarán la cumbre social por una Reforma Estructural al Sistema de la Salud.

La cumbre, que se hará de manera presencial y con conexión virtual sincrónica, pretende mostrar que los problemas que tiene el sistema de la salud en el país son críticos y de años atrás. Lo que hoy demuestra que el 53 por ciento de los fallecimientos reportados son por causas evitables, es decir, un millón trescientos mil colombianos; además, que el reporte de las acciones de tutelas por la violación al derecho fundamental a la salud está por encima 207.368.

A estas cifras se suma la parte laboral de los empleados, que en la actualidad el 71 por ciento cuentan con contratos tercerizados, lo que indica que 3 de cada 4 profesionales de la salud tienen contratación precaria y no correspondiente, según la ley colombiana, con su labor misional. Para hablar sobre ello, Carolina Corcho (derecha en la foto), vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana, ha manifestado una vez más su descontento con las decisiones del Congreso en seguir debatiendo proyecto de ley, como en la actualidad lo están haciendo con el 020 del 2021.

En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Corcho ha dicho que “no entendemos por qué el Congreso de la República insiste en adelantar proyectos de ley en favor de la salud sin consultar los sectores interesados, quienes son los que conocen qué reforma se le debe hacer a la salud y así se mejoren y de raíz las condiciones del talento humano y la atención a los usuarios. Debe haber un mínimo consenso y acuerdo previo a la presentación o debate de estas propuestas y no después de que se hagan las votaciones”.

Corcho ha reiterado que “la cumbre que haremos entre el 6 y 7 de noviembre es una iniciativa que ha sido construida por organizaciones médicas, de profesionales de la salud, de pacientes, sindicales, movimientos sociales por la salud y en general de la sociedad civil. Se ha venido trabajando una propuesta que constituya un paso para la superación de la crisis sanitaria, laboral y de garantía del goce efectivo del derecho fundamental a la salud, que llegue a las personas y no que estas deban vivir un suplicio por las barreras de acceso constantes generadas por la Ley 100 de 1993 y sus reformas posteriores, las cuales van en contra del marco legal y constitucional desarrollado en la Ley Estatutaria de Salud 1751 de 2015”.

La profesional en salud ha dejado en claro que “buscamos es que se haga una forma real a la salud sin la intermediación de terceros, es decir, que se acaben las Empresas Prestadoras de Salud, EPS. Lo que se busca es la estabilidad laboral de los empleados, la preservación de la autonomía profesional, además que las personas sean atendidas sin limitaciones. Además, que el sistema prevenga la enfermedad y así saber el estado real de salud de la población, puesto que hoy es lamentable reportar el 53 por ciento de fallecimientos por enfermedades que se habrían podido evitar”.

En ese contexto de inconformidad por lo que ha venido ocurriendo con el sector salud y más con el personal, Gilma Rico (izquierda en la foto), presidenta de la Asociación Nacional de Enfermeras de Colombia (ANEC), ha dicho que “desde que entró en vigencia la Ley 100 la población se ha sometido a una cantidad de dificultades para acceder a los servicios en salud. Hoy las cifras de quejas y peticiones están por el orden del 81.9 por ciento, siendo las restricciones en el acceso a prestación de servicios de salud el primer motivo de las tutelas”.

“Es por ello, que las organizaciones que construyen y apoyan esta propuesta buscamos fortalecer la Salud y el derecho al trabajo digno para el talento humanos en el país mediante la realización de la Cumbre social Derecho Fundamental a la Salud, trabajando en lograr la más amplia discusión ciudadana y así construir el nuevo sistema de salud que requiere Colombia”, ha señalado Rico.

La crisis en la salud no sólo se da por la negación en servicios y la contratación del personal, sino por deudas que las EPS tienen con clínicas y hospitales; al respecto, Carolina Corcho ha manifestado que “se calcula que las deudas del sistema superan los 20 billones de pesos, significando un problema financiero crónico del sistema, con una deuda permanente que no disminuye e, incluso, crece, haciéndonos acreedores a estar entre los peores sistemas de Latinoamérica”.

“Una deuda que nos lleva a cierres de hospitales públicos, pues la Asociación Colombiana de Clínicas y Hospitales Públicos señala que el déficit que padecen por el no pago de las EPS puede ascender a hasta los 10 billones de pesos”, ha agregado Corcho.

El resultado de la discusión de la cumbre se presentará al Congreso de la República como una reforma estructural, que garantice de manera verdadera el derecho de los colombianos y la dignidad laboral de trabajadores de la salud, la cual está firmada por un comité compuesto por: Federación Médica Colombiana, la Asociación Nacional de Enfermeras de Colombia, la Asociación Nacional de Internos y Residentes, Médicos Unidos de Colombia, la Asociación Colombiana Médica Estudiantil, Pacientes Alto Costo, Observatorio Nacional Comunal, Central Unitaria de Trabajadores, Confederación General del Trabajo, Confederación Colombiana de Trabajadores, Organización Indígena de Colombia, SintraHosmil, Movimiento S.O.S., Asociación Médica de Antioquia ASMEDAS, Corporación Latinoamericana Sur, Mesa Antioquia por la Transformación de la Salud, Mesa Regional por la Salud de Boyacá, Federación Nacional del Sector Público, Asociación Nacional de Internos y Residentes- Seccional Valle y el Colegio Médico de Bogotá.

El dato

La Comisión Séptima de la Cámara de Representantes ha aprobado en primer debate el Proyecto de Ley No. 020 de 2021, por medio del cual se espera mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del sector de la salud. Además, cuenta con una propuesta de un nuevo artículo, en el que los trabajadores del sector pasarían a ser considerados como servidores públicos, con el fin de garantizar la retribución por su ardua labor.

Tomado de: www.edicionmedica.com.co