Agremiaciones de la salud se oponen a un nuevo proyecto de ley que modifica sus condiciones laborales

Mediante contratos de prestación de servicios hay por lo menos 50 mil contratistas, profesionales y auxiliares de la salud

Tomado de: www.edicionmedica.com.co

Por tercera ocasión, en la Cámara de Representantes y el Senado de la República se ha presentado un proyecto de ley que pretende, según el Ministerio de Salud y Protección Social (MinSalud) y el mismo Congreso de la República, “mejorar y dignificar las condiciones laborales del talento humano” del sistema de salud en Colombia.

Con el Proyecto de Ley 020, presentado en el mes de agosto del 2021 y al cual ya se le ha dado un primer debate, ya son tres los que han pasado por manos de los legisladores y que hasta ahora no han salido bien librados. En el 2020 se presentó el Proyecto de Ley 010, con el cual se pretendía reformar la salud pero, por la inconformidad del sector, este fue archivado y luego a principio de este año se radicó el Proyecto de Acuerdo 331, que tampoco pasó y se hundió por falta de debate.

Así las cosas, en Colombia por lo menos 50.255 contratistas en salud, profesionales, auxiliares de Enfermería, bacteriólogos, médicos generales y oficios varios, siguen esperando que realmente sean mejoradas sus condiciones laborales y se acaben las crisis económicas de los hospitales generadas por las malas administraciones y, con ello, el despedido, la carga laboral, la falta de pago, la mala remuneración y la contratación por prestación de servicios.

Por esta razón, una vez más los directivos de las agremiaciones de la salud no están de acuerdo con este tercer Proyecto de Ley, el 020. El argumento es que en Colombia lo primero que se debe considerar es que el problema que afronta el talento humano a nivel nacional en el sector de la salud, no es cuestión de normatividad sino de hacer cumplir las normas y que se sancione el incumplimiento de estas.

Al respecto, Gilma Rico González, presidenta de la Asociación Nacional de Enfermería de Colombia (ANEC), en entrevista con Edición Médica ha reiterado que “las condiciones laborales del personal de la salud comenzaron a desmejorar desde que fue aprobada la Ley 100. Desde ese momento perdieron la vinculación directa con las instituciones, se ampliaron las brechas salariales y se crearon largas jornadas laborales entre otros atropellos. Hoy esa situación está peor con una excesiva rotación del personal debido a la corta duración de los contratos de prestación de servicios”.

Asimismo, la presidenta de ANEC ha manifestado que “los principales retos que tenemos en el país es que realmente se dignifique la labor en el sector salud, pero ya lo han intentado con varios proyectos de ley que no son claros y, mientras eso pase, en Colombia el talento humano de este sector siempre tendrá problemas y eso se está reflejando en la escasez del personal de Enfermería que hoy está laborando en clínicas y hospitales. A eso se suma el bajo interés que se está dando en las facultades para estudiar Enfermería”.

Como el descontento ha sido manifestado en reiteradas ocasiones por las agremiaciones de la salud, Carolina Corcho, vicepresidenta de la Federación Médica Colombia, también ha expresado que “todos los proyecto que llegan al Congreso dicen lo mismo, que van a mejorar las condiciones laborales, pero mientras eso se dice en el papel, se sigue empleando la tercerización laboral, una modalidad prohibida, pero nadie hace nada y las entidades continúan adoptando esta medida irregular de contratación. La tercerización es ilegal en el país, pero no dejan de emplearla”.

Además, Corcho ha reiterado que “siempre le hemos solicitado tanto al Gobierno como al Congreso de la República que antes de que sea presentada una ponencia, como en este caso ha ocurrido con los Proyecto de Ley 010, 331 y 020 es que se haga un debate claro con las entidades interesadas en el tema de la salud y así llegar a acuerdos antes de ir a los debates definitivos. No se puede legislar sobre la vida laboral de los trabajadores de la salud sin que ellos sepan que los va a beneficiar o afectar”.

Ante esto, German Reyes, presidente de la Asociación Médica de Antioquia (Asmedas), ha manifestado que “al revisar el nuevo proyecto de ley nos hemos dado cuenta que es el mismo 331, el cual fue archivado en principio de este año. Ahora le cambiaron el número, pero en esencia es igual y en lo que más se reitera es la situación laboral, cuando hoy en día en Colombia se sigue aplicando la contratación por prestación de servicios, los despidos injustos, los cierres de hospitales y la carga laboral”.

Personal a beneficiar

La iniciativa beneficiaría a más de 43.567 servidores públicos vinculados a las Empresas Sociales del Estado; 29.841 de carrera administrativa, 5.031 vinculados mediante plantas temporales, 3.993 trabajadores oficiales, 2.662 de libre nombramiento y remoción, 1.459 de periodo fijo y en las plantas de personas de las Empresas Sociales del Estado existen 23.826 cargos creados en determinadas profesiones y oficios.

Asimismo, existen 14.874 auxiliares de Enfermería, 2.758 enfermeros, 800 bacteriólogos, 3.691 médicos generales y 1.703 especialistas. Las ESE tienen 39.728 contratistas y 50.712 contratos, es decir, que aproximadamente se encuentran prestando sus servicios, mediante contratos de prestación de servicios y apoyo en la gestión 50.255 contratistas, profesionales y auxiliares de la salud.

Sobre el proyecto de Ley 020 de 2021

Cabe mencionar que el proyecto ha contemplado la posibilidad de regular las formas de vinculación laboral en el sector público y privado, apuntando a la eliminación de figuras contractuales. Así como exonerar de la exclusividad propia del Estado a los trabajadores del sector salud. Mayor estabilidad laboral acorde a lo establecido en el Código Sustantivo del Trabajo.

De igual forma, se ha previsto incorporar una excepción en cuanto a la forma de vinculación laboral para los especialistas en ciencias de la Salud, la cual consiste en permitir la escogencia en la manera de ser contratados.

Se propone que el pago de los servicios en salud prestados por aquellos no pueda superar un plazo de quince días calendario. Incluso, se establece que las instituciones prestadoras de servicios de salud, independientemente de su naturaleza jurídica, están obligados a la entrega de insumos y demás medios de labor necesarios para la atención segura y de calidad de los usuarios del sistema.

Adicional a ello, se establecen disposiciones de sanción por el incumplimiento de la ley en cabeza del Ministerio de Trabajo, la Superintendencia Nacional de Salud y las secretarías/direcciones de salud territoriales.

Tomado de: www.edicionmedica.com.co