Respuesta a un crítico de mi artículo sobre la Revolución Molecular

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Jesús María Dapena Botero (foto)
Psiquiatra y Psicoanalista

Ciempozuelos, Madrid, 22 de julio de 2001 (jueves; 3:47 p.m.)

Mi muy querido e ilustre amigo:

Mil gracias por sacarle parte de tu valioso tiempo a mi escrito sobre la perversión del concepto de Revolución Molecular por el fascismo latinoamericano.

Será difícil llegar a una Razón dialogada, al enfrentarnos como eruditos, ya que bien sé que somos hombres como los del Renacimiento o del Enciclopedismo; pero, me gustaría que lográramos un ejercicio dialéctico, que resulte fructífero, a pesar de nuestras weltanshauungen tan distintas, dadas nuestras singularidades, tan deseables para Deleuze y Guattari, además tan queridas por nuestro amigo común César Ospina, cada uno se forma conforme a su historia y más la mía, cernida mil veces en distintos divanes, puesto que mi vida ha sido muy, muy repensada y autocriticada.

Yo soy un viejo de este tenor, siempre fiel a mi padre espiritual, don Antonio Machado, quien me enseñara:

¿Tu verdad? ¡ No, la Verdad,
y ven conmigo a buscarla…
Lo de La tuya guárdetala, no va conmigo por el respeto que tengo al pensamiento de mis semejantes.

Sé que el concepto de cosmovisión es más parecido a la epoché husserliana como distanciamiento del objeto, en aras de un buen análisis del mundo, que me parece que es el que te inspira; pero, yo opto más por la visión inmersiva de Goethe, cuestión de afinidades electivas entre el autor del Fausto y yo, ambos para Simmel, símbolos de una nueva era, ya que ahora podemos contemplar desde un futuro imprevisible e incierto.

Pero cada cual, desde su entendimiento singular, tendrá una visión de la historia y de la filosofía.

De todas formas, cada uno debe percibir y reflexionar, lo cual es muy bienvenido por mí, de ahí que para el juicio hemos de tener en cuenta nuestras sensaciones, como juicio estético y no sólo en el arte.

Con respecto, al concepto de disipación, he buscado esa palabra en boca de Deleuze y Guattari y no la he podido encontrar. Al ver este video de Félix López Tapia, yo que soy más escéptico que Santo Tomás y tengo que tocar y ver, le pediría al entrevistado el lugar desde donde puede decir que el autor de ese concepto es Guattari, como el chileno asevera, con una desmentida de que él sea el acuñador:

Y son muchas las cosas, que me parece que no hacen de él un buen semiólogo, como si lo era Guattari quien, a mucho honor para mí, es un médico, psicoanalista y psiquiatra, que trabajara en la psicoterapia institucional, inspirado en el sabio Francesc Tosquelles, un psiquiatra catalán republicano, que tuvo que huir a Francia, donde se hizo famosísimo, y los mismos que lo hubiesen matado en la postguerra española lo nombraron ciudadano egregio en España, por la labor realizada en una Francia que también lo condecoró, quien a su vez fue el maestro de Jean Oubry, a su vez mentor de Guattari en la clínica La Borde, donde se pensaba que era una locura trabajar en un manicomio sin que el equipo de trabajo y los pacientes se pensaran a sí mismos, algo que yo traté de replicar de alguna manera en el Hospital Mental de Antioquia con bastante éxito, por allá en mis años mozos, cuando fui director de un pabellón de mujeres, y la verdad es que no era comunista, como lo hace ver y creer el chileno, sino que pertenecía al partido verde, con la experiencia de haber participado en el partido comunista prosoviético, al que consideraría un manicomio más en tanto institución total…

Haga clic AQUÍ para leer el texto completo del artículo.