El círculo vicioso en el que está inmerso el personal de vacunación

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

(Audio cortesía programa Conexión Local, emitido el 14 de julio de 2021)

Recientemente, Alejandro Gómez, secretario de Salud de la capital de la República, reiteró el llamado al Gobierno nacional debido a la falta de recursos que afectan a las IPS y las EPS vacunadoras de la capital; según indicó el secretario, al 12 de julio de 2021 en Bogotá se habían aplicado 4 millones 206 mil 54 dosis, y tan solo se les había pagado a los prestadores el 5,3% de las vacunas aplicadas.

Para hablar de esta situación que se ha generalizado en varios departamentos del país, la periodista Gloria Inés Zuluaga, directora y conductora del programa Conexión Local, de la emisora Múnera Eastman Radio, invitó el pasado miércoles 14 de julio al médico German Reyes Forero, médico egresado de la Universidad de Antioquia y presidente de ASMEDAS Antioquia, quien sobre este punto explicó:

«En Antioquia como en Bogotá estamos muy preocupados por el tema. Hay que analizar varios aspectos: Primero, hay que tener en cuenta el valor de la vacuna y los insumos utilizados para su aplicación; todo ello debe ser suministrado por el Ministerio de Salud, porque es el Ministerio el que compra las vacunas y las envía a cada departamento; y esto se hace no solo con la vacuna contra el COVID, sino con todas las vacunas.

En el caso concreto del COVID, se estableció que a la entidad que aplique la vacuna, llámese clínica, hospital, consultorio habilitado, entidad privada, el Gobierno nacional le debe pagar del presupuesto del Ministerio aproximadamente 14 mil pesos por cada vacuna aplicada. Y la entidad en donde se están aplicando las vacunas tiene que pagarle al personal que lo está haciendo, tienen que pagar también el arriendo del local, el transporte y toda la logística que se requiere para el proceso de vacunación.

Hoy 14 de julio, en Antioquia, se habla de que se han aplicado 3 millones 301 mil 904 vacunas, por parte tanto de los hospitales públicos como de las clínicas privadas, que son los prestadores, no las EPS. Luego, a las deudas que tienen las EPS con los prestadores, se les está sumando, se les está incrementando esta deuda del Ministerio, y recordemos el valor de cada vacuna por 14 mil pesos aproximadamente.

En el caso de Medellín, se informa que se han aplicado 1 millón 567 mil 552 dosis al día de hoy 14 de julio, redondeando, 1 millón 600 mil dosis, y el valor de esas vacunas lo debe el Gobierno nacional. Además, Medellín contrató con Metrosalud cerca de 500 trabajadores, personal que prácticamente es el que más ha aplicado vacunas en la ciudad y al que le paga la Secretaría de Salud de Medellín, cifra que me imagino habrá que recobrarle al Gobierno nacional. Es un dinero que el gobierno está acumulando en deudas con los hospitales y las clínicas del departamento de Antioquia.

Otro problema que se viene presentando es el siguiente: El Ministerio de Salud elaboró una plataforma en la que las entidades que aplican las vacunas, sean públicas o privadas, deben registrar el nombre de cada paciente, con el número de su documento de identidad y otra información adicional; toda una información de las personas que la entidad ha vacunado, para poder cobrar. Al respecto, lo que dice el Gobierno es que las entidades vacunadoras no han diligenciado los datos requeridos en la plataforma y que por eso no ha girado los pagos. Pero la realidad es que hay muchos obstáculos y mucha información para ingresar a esa plataforma; es la lógica de poner trabas para no pagar. El Ministro se escuda y dice que los hospitales y clínicas no han llenado adecuadamente la información, esa es la respuesta a los reclamos de los prestadores.

Esta es la realidad y, si las cosas siguen como van, se va a tener que parar la vacunación. Incluso, hoy el Ministerio de Salud anunció el inicio de la etapa 5 que incluye a las personas con edades entre 35 y 39 años, y dijo, además, que los municipios que tengan vacunas pueden disponer de ellas para comenzar esta etapa que inicialmente será por agendamiento. Es un desorden porque ni siquiera hay para vacunas Pfizer para aplicar segundas dosis. Así las cosas, y si nos les pagan, las IPS y los privados no van a seguir vacunando.

Claro que hay municipios que puedan prestar la plata para pagarles a los trabajadores, como ocurre con el caso de Medellín y el convenio que se hizo con la ESE Metrosalud, pero hay municipios en los que las Secretarías de Salud no tienen cómo pagarles a los trabajadores, y ya van varios meses sin `que ellos reciban sus pagos, y algunos ya se han quejado pero las secretarias de salud no tienen cómo responder porque el Gobierno no les paga tampoco la aplicación de las vacunas, y esto se vuelve un círculo vicioso.

Ahora bien, sobre el número de vacunas aplicadas, yo quiero hacer la siguiente precisión: La persona está vacunada cuando haya recibido las dosis totales requeridas según el tipo de vacunas. Y de acuerdo con lo anterior, nosotros tenemos las siguientes cuentas a 11 de julio:

En Medellín está vacunado el 30% de la población objeto, o sea la población mayor de 12 años de edad. Ese 30% tiene el esquema completo de vacunación. Es un porcentaje que ha ido mejorando, es importante, es significativo, pero consideramos que hay que agilizar más el proceso, para lo cual se requieren más vacunas; aunque la orden del viceministro Moscoso hace ya varios días fue que frenáramos el proceso de vacunación y lo hiciéramos más lento. Además, la inmunidad de rebaño parece que no se logrará con el 70% sino con el 85% de la población vacunada, que incluiría hasta los recién nacidos; esta es una discusión académica que se viene presentando a nivel mundial.

Haga clic AQUÍ para escuchar el audio completo

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia