Personal de salud del hospital de Puerto Berrío protesta y retiene vacunas contra el COVID-19

La Defensoría del Pueblo rechazó esta acción y exige que se garantice el derecho a la salud

Tomado de: www.bluradio.com

El personal de salud del hospital César Uribe Piedrahita se declaró en paro en las últimas horas porque se adeudan tres quincenas y, en algunos casos, llevan meses sin estar afiliados a seguridad social, a pesar de atender esta pandemia en ese municipio del Magdalena Medio.

Los enfermeros y enfermeras no solo cesaron sus actividades, sino que impiden el ingreso y salida de vacunas contra el COVID-19, además de que no están aplicando las respectivas dosis para la población. Por ahora, solo se atiende urgencias vitales en el centro asistencial.

Soledad López, enfermera del hospital, se disculpó con la población, pero sostuvo que ya no aguantan más.

“Llevamos mes y medio sin sueldo, y desde el mes de abril algunos compañeros se encuentran sin seguridad social, pedimos disculpas al pueblo porque ustedes no tienen la culpa, pero ya estamos cansados de que nos digan el viernes le pagamos, el martes le pagamos, tal día le pagamos”, relató.

Si bien exigió a las autoridades municipales que cumplan con los pagos del personal, el defensor Nacional del Pueblo, Carlos Camargo, rechazó que se paralice la vacunación.

“La vacunación es un derecho fundamental y por lo tanto nadie puede poner talanquera a ese proceso, bajo ninguna circunstancia, impedir la vacunación es una medida desproporcionada y supera el derecho a la protesta del sector salud”, afirmó el defensor Camargo.

Este obstáculo a la vacunación COVID ocurre en el momento más complejo de la pandemia en Antioquia, con más de 4.000 casos al día en las últimas semanas, catorce centros asistenciales en emergencia hospitalaria y una ocupación de las camas UCI por encima del 96 por ciento.

Tomado de: www.bluradio.com