Más de 180 ataques a la misión médica se han reportado durante el paro nacional

El Valle de Cauca y Bogotá son las zonas donde más se han presentado afectaciones al personal de la salud y las ambulancias

Tomado de: www.infobae.com

(Nota publicada originalmente el 26 de mayo de 2021)

El estallido social que ha vivenciado el país ha sido traducido en protestas y movilizaciones que se han presentado en todo el territorio nacional. En este contexto se han vivenciado diferentes violaciones a los Derechos Humanos, denuncias contra la policía, ataques a periodistas, muertes y heridos de civiles y funcionarios de seguridad.

En medio de las manifestaciones y la violencia que se ha desatado en algunas zonas del país, la Misión Médica ha sido una de las afectadas pues las ambulancias han sufrido ataques vandálicos con piedras y palos, ruptura de sus parabrisas y hasta les han impedido cumplir con sus objetivos de atender, ayudar y salvar vidas. Además, también han sido atacados los tripulantes de estos vehículos, profesionales de la salud que han resultado heridos y robados.

De acuerdo con información expuesta por la Cruz Roja se puede calcular que se han dado más de 180 ataques a Misiones Médicas y que la mayoría se han concentrado en el Valle del Cuca y Bogotá, sin embargo, en lugares como Risaralda, Antioquia y Caldas el panorama también ha sido complejo.

“En el Valle del Cauca ha habido 173 eventos. Registramos, además, el fallecimiento de una menor en Buenaventura, y en Bogotá, por la información que tenemos, hubo ataques a 14 ambulancias en la noche, aparentemente porque circuló información incorrecta”, señaló el doctor Francisco Moreno, director de la Cruz Roja en Colombia a El Espectador, y agregó que “También ha habido dificultades en Risaralda, Caldas y Antioquia. Queremos hacer un llamado para que, por favor, permitan el paso de vehículos que llevan medicamentos, oxígeno e insumos. Hay una dificultad muy grande en varias ciudades y regiones por desabastecimiento”.

Algunos de los casos fueron documentados por la firma de abogados Víctor Mosquera Marín, que envió un informe sobre las afectaciones a las misiones medicas en medio del paro nacional a la presidenta de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), Antonia Urrejola como lo anunció la FM.

Por ejemplo, el 12 de mayo en el departamento del Valle del Cauca, una caravana que transportaba insumos médicos hacia Bogotá, el Caribe y Tolima fue atacada en la vía que comunica a Cali con el municipio de Buga donde los conductores resultaron ser víctimas de hurto. Así mismo, sucedió el 13 de mayo donde un bloqueo en Tuluá, Valle, no permitió la movilización de insumos para pacientes covid y casos críticos.

Otro de los casos más sonados fue, el pasado 22 de mayo en Bogotá, pues en la noche al menos 16 ambulancias sufrieron graves afectaciones tras ser atacadas con piedras y palos. “Además, los conductores y tripulantes también fueron atacados y salieron lesionados”, todo debido a información falsa difundida por redes sociales donde acusaban al personal de la salud de entregar manifestantes heridos a la policía y transportar gases lacrimógenos.

“Cuando aparece la misión médica todos los actores dentro de los disturbios deben abrir paso seguro a las ambulancias, independiente de que existan bloqueos: no deben atacarlos, pues son para servicio de todos, independiente de la filiación o política de cada cual. La misión médica es neutral e imparcial”, puntualizó Doris Marcela Hernández, Líder de construcción de paz de la Cruz Roja a Revista Semana, para aclarar un vez más el objetivo de la Misión Médica y los falsos rumores de sus posibles alianzas con la policía.

Y finalmente, el informe mostró preocupación porque ha causa de los ataques a las Misión han muerto pacientes, como el caso de la bebé que murió, el 23 de mayo cuando, la ambulancia en la que se transportaba la menor fue atacada con explosivos y gases lacrimógenos.

Por ahora, frente a la situación tanto el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han mostrado su preocupación por lo sucedido con las misiones médicas en Colombia. Además, diferentes instituciones y organismos como alcaldías, Ministerio de Salud entre otros se han pronunciado y han pedido respeto por la labor de las Misiones y la vida.

Tomado de: www.infobae.com