Asmedas rechaza amenazas en contra de directivos de la Federación Médica Colombiana

Son varias las organizaciones médicas que han manifestado su malestar a causa de agresiones hacia la misión médica

Tomado de: www.edicionmedica.com.co

(Nota de la periodista Karen Juliete Rojas Gaitán para la revista digital Edición Médica)

Hace unos días se conoció las amenazas que recibió Carolina Corcho Mejía, vicepresidente de la Federación Médica Colombiana. Esto lo hizo público a través de Twitter con un mensaje que dice “he sido amenazada, nos quieren silenciar, paralizarnos con el terror. No resisten ideas democráticas, propuestas de cambio, que pensemos distinto. Este es mi país y seguiremos trabajando porque sea más justo”.

Son varias las agremiaciones médicas que han manifestado su rechazo ante dichas intimidaciones, una de ellas es la Junta Directiva de la Asociación Médica de Antioquia (Asmedas).

La entidad ha manifestado que “elevamos el más enérgico rechazo contra las amenazas a la Misión Médica y en este nuevo bochornoso episodio contra nuestra dirigente la médica psiquiatra, investigadora y académica consumada doctora Corcho, además, vicepresidente de la Federación Médica Colombiana; una defensora constante de la salud como derecho fundamental y su goce efectivo en un nuevo modelo de salud exigido por la comunidad gremial y académica y la ciudadanía hoy movilizada”.

En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, German Reyes, presidente de Asmedas, ha asegurado que las amenazas “provienen de un grupo denominado las Águilas negras, en un comunicado en el que aparecen otras personas como líderes sociales, políticos del partido verde, todos de una u otra forma tienen relación o han participado en debates con el sistema de salud”.

Reyes ha destacado que “la doctora Corcho ha sido una abanderada en los temas de salud, además se desempeña como psiquiatra e hizo parte activa de la configuración de la Ley de Residentes; también hace parte de la Veeduría de la Vacunación de Antioquia. Es una gran defensora académica, investigadora, reconocida en el sector salud. Lo que sí le pedimos a las autoridades como la Fiscalía es que den con el origen de las amenazas”.

Asmedas indica que al parecer la amenaza proviene de una estructura denominada Águilas Negras, la cual desde hace años viene produciendo este tipo de intimidaciones sin que las autoridades hayan podido ubicar sus reales orígenes y responsables. Y han agregado que “Carolina Corcho es una defensora constante de la salud como derecho fundamental y su goce efectivo en un nuevo modelo de salud exigido por la comunidad gremial y académica y la ciudadanía hoy movilizada”.

Se solicita una investigación pronta para poner frente a la ley sus responsables, exigimos al Gobierno Nacional protección a la vida e integridad de nuestra colega.

“Esa situación la consideramos un ataque contra la misión médica y es que durante la pandemia aumentaron las agresiones contra los profesionales de la salud, muchas de ellas fruto de la pandemia. Y es que las agresiones son de todo tipo, verbales, escritas, a través de familiares, de toda índole. Hay un registro por parte del Ministerio de Salud y Protección. Muchos médicos y trabajadores de la salud temen denunciar, por eso deciden no hacerlo y el gobierno no le ha parado muchas bolas al tema de las agresiones contra la misión médica”, ha asegurado Reyes.

Ha adicionado que “no solo necesitamos elementos de protección personal como uniformes, contratos de trabajo, pago justo, educación médica, sino también solicitamos respeto de la sociedad, en ese sentido hacemos un llamado a las autoridades en general y a los organismos internacionales”.

Es de resaltar que en un comunicado más de cinco agremiaciones de salud enviaron un mensaje público de descontento con la situación. “Rechazamos de manera enfática dichas amenazas, que provienen de un grupo paramilitar que lleva años en Colombia, asociado con varios homicidios y sin que a la fecha se haya producido un accionar oficial contundente en su contra. Estas amenazas llegan a la par de la ofensiva institucional contra las voces opositoras en el marco del paro nacional y hace parte de los ataques a la Misión Médica. Exigimos a la Procuraduría General de la Nación que responda eficazmente a esta situación y ofrezca protección a las personas amenazadas”.

Por su parte, Carolina Corcho en Twitter ha expresado que “quiero expresar mi gratitud por todos sus mensajes de apoyo y solidaridad. No podemos aceptar que en Colombia se mate, intimide y se amenace por pensar diferente a los poderes establecidos, por ejercer derechos. La vida y las libertades democráticas son valores supremos”.

“En cuanto a la actual situación, las medidas de protección propuestas como los testeos masivos, cercos epidemiológicos, fracasaron, a lo que se suma falta de personal, pero la única medida de salud pública que quedan para implementar es la vacunación y no es echarle la culpa a las protestas que son legítimas”, ha concluido Reyes.

Tomado de: www.edicionmedica.com.co

 

Deja un comentario