Marchas por la dignidad

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Juan Fernando Uribe Duque (foto)
Escritor, asmedista

He estado en varias marchas y recomiendo que participen, pues la fiesta y el componente cultural es un hermoso espectáculo de danzas, comparsas, chirimías, bandas, grupos de baile, poetas, actores, madres reclamando sus hijos desaparecidos, muchos campesinos sin tierra con sus carrieles y sus camisas remendadas, artesanos acompañando estudiantes con las caras pintadas, indígenas multicolores, perritos disfrazados de Mickey Mouse, hasta médicos y enfermeras portando pancartas reclamando salarios atrasados; títeres, comediantes, maestros, adolescentes con tambores y flautas…

Cientos de espectadores son sorprendidos con tanta belleza y arrastrados por una corriente vital que exige, entre consignas y música, el nacimiento de un mundo mejor, donde se respete e incluya al otro, donde la vida sea un don precioso digno de respeto y no perdida en fosas comunes; donde el hijo del campesino no muera de hambre al lado de una mina de oro, donde se dignifique el trabajador y se estimule al pequeño empresario, donde el político sea honesto y sienta orgullo de trabajar por el bien del país, donde se aprenda a amar la tierra sin despedazarla con socavones de muerte; donde, al fin, nos aprendamos a abrazar sin temor y desconfianza, aceptándonos como hermanos en una Colombia algún día ajena al desplazamiento y la motosierra…

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia