Acción urgente contra violación a derechos humanos en Colombia

Acción Urgente es el resultado de la alianza de 32 iniciativas (organizaciones, fundaciones, corporaciones, colectivos y campañas) de diferentes latitudes de Colombia, que busca denunciar la situación de vulneración masiva de Derechos Humanos. Les invitamos a tod a leerla y a divulgar su contenido

Tomado de: Oficina de Prensa Veeduría a la Vacuna y la Vacunación en Antioquia

Las organizaciones sociales, académicas y los colectivos que suscribimos este documento, acudimos con URGENCIA y PREOCUPACIÓN ante los organismos intergubernamentales e internacionales de protección de Derechos Humanos, con el fin de poner en su conocimiento y denunciar los graves hechos de limitación  y violación a derechos humanos, uso excesivo de la fuerza y abuso de poder por parte del Estado, representado en los cuerpos policiales y anti-motines de  Colombia.

En los últimos días las vejaciones por parte de estos actores han atentado contra la dignidad del pueblo, el derecho de reunión pacífica, a la vida, a la libertad e  integridad personal y a la libertad sexual de ciudadanos y ciudadanas colombianas, que han participado en manifestaciones públicas en rechazo a la Reforma  Tributaria, la Reforma a la Salud, el mal manejo de la pandemia del Covid-19, impunidad en los asesinatos de líderes sociales y la gestión de la presidencia del  gobierno de Iván Duque; así como la violencia durante la movilización que conmemora el 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo.

Resumen Ejecutivo:

El propósito de esta Acción Urgente es visibilizar las violaciones a los Derechos Humanos y el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía Nacional  y las Fuerzas Militares con ocasión a las manifestaciones que estallaron los días 28, 29, 30 de abril y 1 mayo que comportan la responsabilidad internacional del Estado. En Colombia ya existían causas subyacentes a la reforma tributaria que dan cuenta de la sistemática vulneración a derechos humanos en cabeza del Estado; por eso, esta Acción Urgente consta de cuatro partes: (1) contexto previo a las movilizaciones sociales del 28 de abril de 2021 en adelante; (2) sobre las movilizaciones sociales realizadas a partir del 28 de abril de 2021; (3) solicitudes y exigencias; y (4) anexos.

1. Contexto previo a las movilizaciones sociales del 28 de abril de 2021 en adelante Colombia es un país profundamente desigual. Las problemáticas sociales, económicas y políticas se han agravado con la pandemia, ante la cual las medidas adoptadas por los estados en la atención y contención del virus han tenido un  impacto importante sobre los derechos humanos de la sociedad en general, pero especialmente sobre personas y grupos en situación de vulnerabilidad que, hasta  este momento, como se expone a continuación, se han visto restringidos injustificadamente en el ejercicio de los derechos políticos, de reunión y libertad  de expresión, causando agravios de diversa índole.

Las banderas rojas se sumaron a las medidas de confinamiento como una manera de contraatacar el hambre. Algunos hogares de los barrios más vulnerables  utilizaron este instrumento en las fachadas de sus casas para pedir auxilio ante la incertidumbre del desempleo y la hambruna. La pandemia por la Covid-19 sólo  ha agudizado las innumerables problemáticas del país: pobreza, corrupción, brechas de desigualdad material, inequidad en la distribución de la riqueza, un  proceso de paz inacabado, polarización política, autoritarismo, impunidad, etc.

Una vez anunciadas las medidas de confinamiento durante el año 2020, el Gobierno Nacional benefició directamente a los fondos privados de pensiones y al  sector financiero con incentivos económicos, dejando por fuera a los pequeños empresarios, a los desempleados y trabajadores informales, provocando así la  reducción de los ingresos en los hogares aproximadamente en un 73 %, según investigación de la Universidad del Rosario, la Fundación Konrad Adenauer, El  Tiempo, y la consultora Cifras y Conceptos.

Con respecto a la seguridad alimentaria, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) levantó la Encuesta Pulso Social (EPS) con el propósito de rastrear los indicadores sobre el comportamiento de la economía en los hogares, y encontró que 1,4 millones de hogares que antes de la pandemia consumían  3 comidas al día, en el 2020 pasaron a alimentarse una (1) o dos (2) veces al día. El resultado de esta encuesta también indica que a medida que se flexibilizaron  las medidas del confinamiento, los gobiernos locales abandonaron paulatinamente las ayudas en materia alimentaria y asistencia socioeconómica desatendiendo  a las personas que perdieron sus empleos a causa del cierre económico.

Además, el Instituto Nacional de Salud (INS) en su informe “Covid-19 en Colombia, consecuencias de una pandemia en desarrollo” presentó las afectaciones que  tuvo la pandemia para las comunidades indígenas como los Yukpa (Serranía del Perijá), quienes antes de la pandemia venían sosteniendo problemas en las precarias condiciones higiénico-sanitarias y que se encuentran adscritos al Programa Mundial de Alimentos (PMA), fueron los más afectados en sus condiciones  económicas, sociales y culturales. No dista de ello la situación del pueblo Wayuú (La Guajira) que, según el “Informe Anual de la Veeduría Ciudadana para la  Implementación de la Sentencia T-302 del 2017“ durante la emergencia los derechos a la salud, al agua, a la alimentación y a la participación no fueron garantizados…

Haga clic AQUÍ para leer el texto completo de la Acción Urgente.

Tomado de: Oficina de Prensa Veeduría a la Vacuna y la Vacunación en Antioquia