Agremiaciones de salud de Antioquia piden confinamiento estricto por dos semanas

Con la confirmación de presencia de nuevas variantes en Medellín y la elevada ocupación de UCI, médicos piden medidas más estrictas

Tomado de: www.edicionmedica.com.co

(Nota de la periodista Karen Juliete Rojas Gaitán para la revista Edición Médica)

Desde la confirmación de la presencia de nuevas variantes de coronavirus en Antioquia y la situación de colapso de los servicios de salud, varias organizaciones médicas y científicas de esa zona han pedido que se tome como medida la cuarentena estricta durante dos semanas. Entre las organizaciones que están haciendo la solicitud están: Academia de Medicina de Medellín, Asociación Médica Sindical Colombiana ASMEDAS, Asociación Colombiana de Medicina Interna, Asociación Colombiana de Especialistas en Medicina de Urgencias y Emergencias, Asociación de Empresas Sociales del Estado de Antioquia, Sindicato Antioqueño de Anestesiología, entre otras.

En entrevista con EDICIÓN MÉDICA, Jorge Iván Posada, médico de la Junta Directiva de ASMEDAS Antioquia y representante de los Profesionales ante la Junta Directiva de la ESE Metrosalud, ha dicho que “desde hace unas dos semanas he visto un incremento en el número de casos, en especial en el departamento de Antioquia, concretamente en la ciudad de Medellín, a raíz de eso hace aproximadamente 15 días lanzamos conjuntamente con la Veeduría de la Vacuna en esa zona del país, una organización no gubernamental, la propuesta a las entidades gubernamentales que se decrete cuarentena estricta por dos semanas, con el fin de atenuar la aceleración que estábamos viendo en el número de casos nuevos y de fallecidos”.

Posada ha agregado que “a esta iniciativa se sumaron organizaciones científicas como la Sociedad Antioqueña de Anestesiología, Asociación Colombiana de Medicina Interna, entonces conjuntamente sacamos la carta que enviamos a los gobiernos nacional y departamental, invitándolos que se decretará confinamiento estricto durante dos semanas, con lo que esperamos que las personas que sean contagiosas en este momento, ya sean asintomáticas o no, resuelvan su cuadro y dejen de ser contagios para el resto de la ciudadanía”.

En misiva han indicado que “en nombre de las organizaciones abajo firmantes y en vista de la confirmación en Antioquia de nuevas cepas del SARS-CoV-2 (variante británica y brasileña) con mayor grado de transmisión, el colapso generalizado de los servicios de salud, los altos índices de infectados, de ocupación de camas UCI y de fallecidos, y en vista de que otros departamentos declararon la alerta roja hospitalaria e informaron que no pueden recibir más pacientes, reiteramos la necesidad de la declaratoria de cuarentena estricta por la vida durante dos semanas, por parte de los entes gubernamentales nacionales y departamentales”.

Nuevas variantes

“Hace varios meses en países vecinos, sobre todo en Brasil, por un incremento en el número de casos nuevos de COVID-19 y por la proximidad que tenemos con Brasil sospechábamos que esa variante estuviera circulando entre nosotros. Ahora el Instituto Nacional de Salud conjuntamente con la Universidad Nacional hizo un estudio genómico y se descubrió que también estaba circulando la variante británica. Esas variantes son más contagiosas y se requiere un menor contacto para que otra persona pueda contraer el virus, eso explica de alguna manera el aumento del número de casos, así como la cantidad de pacientes que han requerido hospitalización y en el número de fallecidos”, ha manifestado.

En la carta también resaltan que “alertamos sobre la necesidad de ayudas humanitarias a las poblaciones más pobres y vulnerables, con el apoyo de todos los sectores públicos y de la empresa privada, esperando que respalden esta propuesta transitoria pero necesaria. Confiamos que entre todos vamos a salir adelante, para poder continuar por la senda del desarrollo social y económico del departamento de Antioquia y de nuestro país”.

¿Cómo está el personal médico?

“Es una situación muy complicada, porque no son solamente los turnos alargados, tener un mayor número de pacientes, sino, además, las exigencias psicológicas y emocionales por ver tanta gente deteriorándose, viendo el dolor de los demás, eso va afectando emocionalmente. Sin embargo, las exigencias de la atención de esta pandemia hacen que todos los días volvamos a nuestras labores, pero la fatiga que tenemos acumulada es enorme”, ha indicado Posada.

Finalmente, Posada ha estipulado que, “con la implementación de la cuarentena estricta por dos semanas habría una disminución en el número de casos, lo que obtenemos es que quien es estén contagiados puedan dejar de contagiar a otros. Eso significaría un descanso para nosotros y las unidades de cuidados intensivos”.

Tomado de: www.edicionmedica.com.co