Vacunación de Internos y Residentes en veremos

Médicos Internos y Residentes del país, que atienden en primera línea a personas contagiadas por COVID-19, dejaron de estar priorizados para recibir la vacuna contra el virus. MinSalud responsabiliza a las IPS

Tomado de: www.cuestionpublica.com

Se supone que en primera línea contra la pandemia están los médicos y médicas del país que tienen contacto con personas contagiadas con Covid-19. Pero la llegada de las primeras 409.380 vacunas disparó una aparente desigualdad en la que médicos residentes e internos no aparecen dentro de los grupos priorizados. En una circular conjunta, la Procuraduría, la Contraloría y la Defensoría del Pueblo, señalaron las dificultades hasta ahora encontradas en el Plan Nacional de Vacunación y advirtieron fallas en la priorización del talento humano en salud.

Tras el inicio de la vacunación en Colombia, varias asociaciones médicas entre las que se encuentran Sintrahospiclínicas, la Asociación Nacional de Internos y Residentes (Anir) y la Asociación Colombiana Médica Estudiantil (Acome), denunciaron que médicos internos y residentes, quienes cumplen labores de salud en el marco de sus estudios profesionales no están priorizados, tal y como lo establecen los lineamientos del Plan Nacional de Vacunación, al hacer ellos parte de la primera línea de atención al virus.

Se supone que en primera línea contra la pandemia están los médicos y médicas del país. Pero una parte importante del personal de salud que se expone a diario a contagiarse de Covid-19 no está priorizada para recibir su vacuna.

“Sabíamos que esto podría ocurrir desde finales del año pasado, cuando se publicaron los primeros esbozos del Plan Nacional de Vacunación. En enero enviamos una comunicación al Ministerio de Salud, exigiéndole que tenía que recordar que internos y residentes son [parte de la] primera línea”, afirmó Juliana Moreno, presidenta de la Asociación Nacional de Internos y Residentes (Anir).

A la fecha de publicación de este informe, el Ministerio de Salud no ha contestado las solicitudes de Anir y ni en el Plan Nacional de Vacunación ni en los portales de transparencia del Ministerio y sus entes adscritos, aparece relacionado el número exacto de internos y residentes que deben ser vacunados. Tampoco los reportes sobre el avance de la vacunación en el país tienen desagregado el número de médicos que ya recibieron la primera dosis.

Esta falta de información ha impedido que las organizaciones, sindicatos y observatorios del sector salud realicen un seguimiento certero al proceso de vacunación. La doctora Carolina Corcho, vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana, aseguró a Cuestión Pública que se encuentra a la espera de la respuesta a un derecho de petición radicado ante el Ministerio de Salud que le permita tener acceso a información del proceso de vacunación. La Anir, por su parte, decidió armar su propia base de datos.

Los problemas en la información pudieron, además, propiciar casos como el reportado por Noticias Uno, donde por lo menos 200 médicos internos y residentes en Bogotá no tuvieron acceso a la vacuna. Ocurrió el jueves 18 de febrero en el Hospital de Kennedy, cuando les informaron que sus datos no aparecían priorizados en la aplicación MiVacuna Covid-19.

Según el médico psiquiatra y docente de la Universidad del Rosario Milton Murillo, quien denunció en tiempo real los hechos a través de su cuenta de Twitter y a quien se le consultó para este informe: “Luego de haberlos citado el día anterior, les dijeron: qué pena con ustedes, pero es que citamos más gente que las dosis que hay”.

Ni en el Plan Nacional de Vacunación ni en los portales de transparencia del Ministerio y sus entes adscritos, aparece relacionado el número exacto de internos y residentes que deben ser vacunados.

Como explicó Murillo, “la fuerza de tarea más grande de los hospitales, especialmente de los [hospitales] universitarios y de tercer nivel son los internos y los residentes […] son la fuerza de tarea asistencial más grande”. Por este motivo, los retrasos en la vacunación de esta porción del personal médico implica un grave peligro para ellos y sus familias.

Y cuando el plan de vacunación no se empezó a cumplir en internos y residentes, los médicos denunciaron las irregularidades a través de Twitter, en las que reportaron que en el portal MiVacuna Covid-19, administrada por el Ministerio de Salud, no figuraban en la etapa de priorización. Allí los ciudadanos pueden consultar la etapa en que están clasificados para recibir su vacuna.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

Cuestión Pública conoció casos en los que varios médicos que figuraban en la aplicación como priorizados, de un momento a otro dejaron de estarlo; así como médicos que de estar programados en la etapa 1 pasaron a la etapa 2. El Ministerio de Salud no solo confirmó estos cambios, también responsabilizó a los profesionales de la salud por la información entregada (por los centros de salud) sobre el personal que debía ser priorizado para obtener la vacuna.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

Para el psiquiatra Milton Murillo, las escasas respuestas del Ministerio son “carentes de solidez”, pues aluden a que las IPS hagan el registro y, si este ya fue hecho, se limitan a solicitar al médico que tenga paciencia. En cuanto a la inscripción de los médicos del Hospital de Kennedy, aseguró que “a nosotros nos consta lo que pasó en los registros, porque como docentes tenemos que estar pendientes de eso”.

En efecto, los responsables de la priorización de los médicos, según el Decreto 109 de 2021, son los hospitales donde ellos trabajan. Con el registro del personal médico realizado por las entidades de salud, el Ministerio de Salud elaboró la base de datos maestra de vacunación, a través de la cual se alimentó el sitio web MiVacuna Covid-19.

En algunos hospitales están enviando mensajes a los médicos y médicas de no hablar con los medios sobre estas denuncias. Así nos lo dijeron varias fuentes.

“[…] están diciendo: ‘Las vacunas no alcanzaron. Empiecen a acortar’. Desafortunada y tristemente cortan a los que ellos ven más frágiles, que son los internos y residentes.”

La fragilidad de esta parte del gremio, producto de las necesidades académicas que tiene con su trabajo en los hospitales, es el motivo de que se revoquen las priorizaciones, según la hipótesis de Milton Murillo: “Lo que yo siento, y es simplemente una sospecha basada en lo que he podido ver, es que están diciendo: ‘Las vacunas no alcanzaron. Empiecen a acortar’. Desafortunada y tristemente cortan a los que ellos ven más frágiles, que son los internos y residentes.” Una sospecha que ha sido enunciada también por figuras como el concejal de Bogotá Luis Carlos Leal.

La Anir solicitó información al Ministerio de Salud durante esta semana, sin recibir respuestas satisfactorias. A través de un hilo en Twitter, la asociación terminó por denunciar el desamparo en el que se encuentran algunos médicos que están en primera línea y aún no reciben la vacunación.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

Que no estén priorizados y que además no los dejen denunciar la situación parece corresponder con una realidad históricamente complicada, como lo afirmó desde su cuenta de Twitter el senador Roy Barreras.

Juliana Moreno de la Anir, lo corroboró: “Hasta antes de la aprobación de la Ley de Residentes, éramos el único país de la región que no remuneraba a los residentes”. Además, recuerda, la asignación del Bono Covid con el que se buscaba reconocer el trabajo del personal de salud durante la pandemia, fue dilatada, injustamente, para los internos y residentes.

El pasado jueves 25 de febrero, Cuestión Pública elevó consulta al Ministerio de Salud para conocer su respuesta a estas denuncias. A la fecha de publicación de este informe, el Ministerio no ha entregado respuesta a este medio. Según Juliana Moreno la Anir, organización que encabeza las denuncias, le dijo a este medio que a ellos tampoco les han entregado respuestas.

Créditos

Reportería y texto
Alexander Sandoval

Edición
Iván Serrano
Ingrid Ramírez Fuquen

Edición Legal
Camilo Vallejo Giraldo

Diseño
Heidy González

Webmáster
Valentina Hoyos González

Tomado de: www.cuestionpublica.com