Red Bioética UNESCO pidió declarar «bien común de la humanidad» vacunas contra el covid-19

El organismo especializado de las Naciones Unidas instó a que se suspendan las patentes farmacéuticas mientras dure la pandemia. Solicitó a los países que no hagan acuerdos bilaterales con la industria. Además, hizo un llamado para que «la salud sea vista como un derecho y no como una mercancía”

Tomado de: www.dataclave.com.ar

La Red Latinoamericana y del Caribe de Bioética UNESCO (Redbioética UNESCO) pidió a través de un comunicado establecer como “bien común de la humanidad” a las vacunas contra el covid-19, en consonancia con la declaración de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Manifestó su preocupación por “la escasez de vacunas para prevenir” el coronavirus y por el aumento de infecciones, mutaciones y muertes asociadas a esta enfermedad.

El organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) instó a que se suspendan las patentes farmacéuticas de manera urgente mientras dure la pandemia, para “garantizar que las poblaciones más vulnerables sean vacunadas y de evitar que nuevas mutaciones sean generadas”.

“La Red Bioética hace un llamado a todos los Estados miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que defiendan la ‘exención de determinadas obligaciones relativas al Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (TRIPS, por su sigla en inglés) en relación con la prevención, contención y tratamiento de la Covid-19, y apela a implementar un sistema internacional basado en la justicia global que tome distancia del modelo mercantilizado que rige hoy la venta y distribución de insumos y vacunas”, indica en el comunicado.

También hizo un llamado a que los gobiernos no realicen acuerdos bilaterales con la industria “por cuanto se pone en desventaja a los países con menores ingresos en el acceso a las vacunas”. Exhortó a los países latinoamericanos y del Caribe para que “lideren los esfuerzos por suspender las patentes farmacéuticas, crear capacidades nacionales y defender la importancia de fortalecer el sector público productivo en términos de innovación”.

La UNESCO considera prioritario que las vacunas sean desarrolladas en todos los países con capacidades nacionales para la producción, distribución y aplicación de vacunas y otras tecnologías para el enfrentamiento de la Covid-19.

Además, cuestionó a los países que quieren “prohibir o limitar” la exportación de vacunas, así como también, la compra de dosis que exceden a las poblaciones locales y resaltó la importancia de priorizar a las poblaciones vulnerables de todo el mundo.

“La Red Bioética pide que los países se comprometan a inmunizar poblaciones vulnerables de todos los países antes de vacunar poblaciones nacionales no vulnerables, para fortalecer y crear, de esta forma, mecanismos de gobernanza global y de cooperación internacional, en el marco del respeto por la justicia, y los derechos humanos”, destacó la organización.

Solicitó a los países trabajar hacia la concreción del acceso universal a la salud, “garantizando que la salud sea vista como un derecho y no como una mercancía”, inclusive evitar que se ofrezcan vacunas pagas contra la Covid-19.

“Es esencial tener en cuenta que muchos de los países que hoy no tienen acceso a vacunas en cantidad suficiente, han sido parte de los procesos de investigación exponiendo a sus poblaciones a los respectivos riesgos”, indicó la UNESCO y agregó que debe respetarse “el Principio de Beneficio postinvestigación con aquellos que fueron sujetos de investigación y sus comunidades” y “que se garantice el acceso a la vacuna con eficacia comprobada a individuos que hagan parte del grupo placebo”.

Tomado de: www.dataclave.com.ar