39 empleados en cese de actividades en el Hospital de Amagá, ¿cuál es la situación?

En lo que va del año 2021, los empleados de la ESE Hospital San Fernando de Amagá han marchado en dos ocasiones exigiendo garantías labores (18 y 21 de enero)

Tomado de: www.periodicoelsuroeste.com

Desde el 18 de enero de este año 2021, más del 70% de los empleados del Hospital San Fernando de Amagá (39 trabajadores de 54), están en asamblea permanente exigiendo, entre otras cosas, el pago de 13 quincenas que se les adeudan desde el año 2019. Actualmente, la inconformidad radica en que los empleados contratados por tercerización, es decir, que no están vinculados al Hospital, están recibiendo de manera oportuna y completa su salario.

Problemáticas históricas del Hospital de Amagá

Para inicios del año 2019, el Hospital San Fernando de Amagá atravesaba una crisis financiera que lo posicionó “en riesgo”, según las evaluaciones del Ministerio de Protección Social. Además de esto, se encontraba en un limbo jurídico, pues desde su fundación había sido instituido como una entidad privada sin ánimo de lucro.

Fue a través del Acuerdo Municipal del 28 de febrero de 2019, que finalmente se constituyó como Empresa Social del Estado: ESE Hospital San Fernando de Amagá. Durante ese mismo año fue aprobado por parte del Ministerio de Hacienda, el Plan de Saneamiento Fiscal y Financiero -PSFF para superar el riesgo económico en que se encontraba, así el Hospital recibiría asesoría y una inversión de $2.500 millones por parte del departamento de Antioquia.

A pesar de las buenas noticias de entonces, para el año 2020, el Hospital no superó por completo la crisis.

Durante el proceso de aprobación del PSFF, los trabajadores del Hospital también estuvieron en asamblea permanente. “En ese momento estuvimos buscando el acompañamiento de la Secretaría de Salud de Antioquia y el Ministerio de Salud, presionando para que se diera la liquidación y se nos pagara la deuda laboral”, contó Dora Fanny Puerta, auxiliar de enfermería en el Hospital hace más de 30 años, y presidenta del sindicato Anthoc Amagá (Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud, Seguridad Social e Integral y Servicios Complementarios de Colombia). El 23 de diciembre del 2019, el Hospital canceló a sus empleados 17 quincenas de las 22 que les adeudaba, y continuó con su proceso de saneamiento.

¿Cómo está financieramente el Hospital?

Según el actual gerente del Hospital, Alejandro Cadavid, que llegó a ocupar el cargo el 1 de abril del 2020, “la situación económica de la institución se recibió bastante afectada, con aproximadamente 4.000 millones de deuda, y a solo 9 meses de ejecución, con esta situación desencadenada por la COVID-19, ha sido muy difícil encontrar el punto de equilibrio, pero nos acercamos mucho”.

El gerente afirma que, si bien la administración anterior canceló una serie de deudas, el Hospital lo recibió a él con unos pasivos de aproximadamente $3.500 millones. “El Hospital siguió adeudándose fuertemente. En lo que corrió de enero, febrero y marzo del 2020, las pérdidas aumentaron a razón de $178 millones al mes”.

El gerente aseguró que está cumpliendo con el PSFF y que, si bien el hospital aún no puede salir del 100% de las deudas, “estamos desacelerando la pérdida operativa, avanzamos no solo en el tema económico sino también administrativo”.

Sobre el seguimiento financiero que debe realizarse cada tres meses, según directrices del PSFF, la presidenta del sindicato afirmó: “desde el sindicato tenemos entendido que la gerencia anterior dejó listo el informe de enero, febrero y marzo, pero no lo enviaron. Al 30 de junio debió enviarse otro al Ministerio de Salud, pero tampoco ocurrió. Por eso en noviembre del 2020 pusimos la queja en Procuraduría. Desde allá se le dio traslado a la Personería y se está iniciando la indagación preliminar sobre la falta disciplinaria de la gerencia”.

Por su parte, el gerente agregó que, en lo que va de su administración, han saneado otros pasivos laborales. “Había muchas personas, médicos y enfermeras, que habían salido años anteriores y que tenían procesos adelantados con el fin de demandar al Hospital por pagos. Esos se han logrado liquidar en un 80%. Sin embargo, hasta el momento no ha sido posible pagar el 100% de las deudas laborales, por el contrario, nos endeudamos un poquito más con los empleados en dos meses de salarios”.

El gerente explicó además que la administración anterior ya les adeudaba a los empleados 8 quincenas, es decir, 4 meses de salario, “nosotros les adeudamos dos meses más, es decir, 4 quincenas más, pero se ha cumplido con prestaciones sociales, salud y pensión. Eso pese a que hay un detalle que afecta a todos los hospitales de Colombia: en el 2019 se acabó el Sistema General de Participación, que era un recurso que se les giraba a los hospitales. Eso representaba más de $630 millones que hoy no se perciben”.

Sin embargo, la presidenta del sindicato explicó que el día 10 de cada mes, llega al Hospital un giro del Gobierno Nacional para la atención de la población del régimen subsidiado y que además es con ese dinero que les pagan la quincena del mes a los trabajadores vinculados, y el salario completo a los tercerizados. “En enero llegó el primer giro directo y nos pagaron a nosotros una quincena y a los de la cooperativa el mes completo. Es algo que también hemos venido denunciando: la cooperativa parece no tener patrimonio propio. ¿No es muy raro que giren directo del Gobierno Nacional, nos paguen a nosotros y a los 10 o 30 minutos les paguen a los de la cooperativa? Pese a que son dineros públicos para la atención específica de los vinculados”.

Aumenta la deuda: ya son 13 quincenas en mora

Los empleados vinculados a la ESE Hospital San Fernando de Amagá ajustaron, este 30 de enero, un total de 13 quincenas en mora y aseguran que, en contraste con su situación actual, los empleados que están vinculados por tercerización desde la llegada del gerente, han recibido sus pagos completos y sin retrasos.

“El gerente Alejandro Cadavid venía referenciado del Hospital de El Peñol y del Hospital de Betulia, a ambas instituciones llegó la misma cooperativa, y ahora está también en Amagá. La entidad se llama Corposic y los contratistas están al día con los pagos. Desde 2012 no había tercerización en el Hospital. Había contratos por prestación de servicios para asesores externos como contadoras o asesores jurídicos, y si estaba la vacante en la planta de cargos, de una vez los vinculaban con todos los derechos y garantías”, afirmó Dora Fanny, auxiliar de enfermería del Hospital, presidenta del sindicato.

Según expuso la presidenta del sindicato, bajo esta modalidad de contratación hay unos 17 trabajadores en el Hospital, tanto para funciones habituales como para funciones permanentes: médicos, enfermeras, regentes, porteros, vigilantes, mensajero, conductor y operaria de servicios generales.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

Sobre este hecho, el gerente Alejandro Cadavid afirmó que la tercerización en el Hospital se realiza a necesidad del servicio “y pensando también que tenemos un acuerdo de desempeño por el tema del PSFF: todas las vacantes que queden libres en la institución deben ser suprimidas, es decir, la idea es no llenar esas plazas que van quedando vacantes”.

Además, el gerente añadió: “para nadie es un secreto que hoy, en las instituciones prestadoras de salud, hay una falencia de médicos en un 80 o 90 por ciento, y por tanto, si no pagamos al personal médico, no tendríamos pacientes, y ellos son el insumo con el que trabajamos, por ejemplo, farmacia no puede despachar medicamentos si el médico no los receta”.

Entre los servicios nuevos que han llegado a la ESE Hospital San Fernando de Amagá están: medicina interna, medicina laboral, fisioterapia y ecografías de primero, segundo y tercer nivel. Todo esto, según afirmó el gerente “es en aras de mejorar la calidad del servicio dentro del hospital, mejorar la credibilidad de los usuarios y cubrir todas esas necesidades”. Además, aseguró que esto ha servido para recuperar contratos con EPS como Salud Total, “se logró recuperar este contrato manejando confianza, manejando seguridad del paciente y habilitación. El 1 de abril, cuando llegué, solo había 4 médicos en el hospital, hoy contamos con más de 10 profesionales en medicina general”.

¿No debería haber tercerización?: supervisión desde el Concejo Municipal

La tercerización laboral dentro del Hospital viene siendo supervisada por algunos concejales del municipio, pues aseguran que el Acuerdo Municipal del 28 de febrero de 2019, que creó a la ESE y que por ende reglamenta su funcionamiento, establece unas limitaciones específicas para la tercerización.

Según el concejal Alejandro Gómez, la interpretación del artículo 22 del Acuerdo Municipal, “limita este tipo de prestaciones de servicios externos, para labores permanentes y habituales, que puede cumplir otra persona que ya está en la planta de cargos de la ESE”.

“Esto tiene mucho que ver con en el tema del cese de actividades. La gerencia del Hospital tiene responsabilidad porque han sido ellos los que han contratado por medio de una corporación (Corposic). En una sesión del Concejo le compartimos al gerente el Acuerdo, se le informó, sin embargo, continuó ese tipo de contrataciones. Además, las personas que están por tercerización están gozando de mejores garantías laborales, sus pagos mensuales son oportunos, mientras que a los empleados no se les está pagando ni el mes completo, sino de a una quincena por mes”, puntualizó el concejal.

El gerente expuso que se han visto en la necesidad de pagar a los tercerizados de manera permanente a razón de que son los médicos y los auxiliares quienes generan la entrada de pacientes, que son el insumo principal del Hospital. “Lastimosamente los recursos no alcanzan para el 100% de la población, pero poco a poco hemos ido desatrasando la nómina completa”, además, resaltó el hecho de que a los empleados vinculados no se les ha dejado de pagar, por lo menos, una quincena al mes, «y los salarios tampoco son bajitos», agregó.

Por su parte, la presidenta del sindicato afirmó: “cuando el gerente llegó dijo que iba a traer más personas, sabiendo que el Hospital estaba mal financieramente. Había que hacer primero unos ajustes para minimizar los gastos. Incluso la administración anterior había dejado un estudio de cargos. Sin embargo, el gerente actual comenzó a ingresar personal a través de la cooperativa, y estas personas también generan gastos”.

Añadió además que la ‘estrategia’ de las cooperativas de este tipo es quedarse con una parte de lo que devengan los trabajadores, “¿para quién va ese dinero? No lo sabemos. Adicionalmente, él trajo un contratista para ecografías y no sabemos cuánto le queda al Hospital cuando presta ese servicio”.

Haciendo alusión a una falta de comunicación entre los servidores públicos del Hospital, el concejal Alejandro Gómez, expresó: “esta es una gerencia ausente, que no reúne a sus empleados. Desde que llegó ha tenido escasamente dos reuniones con ellos. Además, los empleados ya han aguantado mucho. En la administración anterior se les llegaron a adeudar 24 quincenas, la diferencia es que ellos sabían que se entraría en un PSFF. Por el contrario, la administración actual no les informa nada, hay falta de comunicación y articulación”.

¿Se acerca alguna solución?

El gerente Alejandro Cadavid afirmó que “la tarea hay que hacerla y sin politiquería. Yo les colocaba un ejemplo: uno primero debe salvar la casa antes que cualquier otra cosa, porque entonces nos quedaríamos sin Hospital. Si siguiéramos sin atender otras demandas, como la que nos llegó en diciembre por parte de un proveedor que estaba por $88 millones, y que nos la rebajó a $30 millones, si no las atendemos nos siguen acrecentando el déficit”.

«Cuando llegamos aquí lastimosamente nadie despachaba medicamentos, las deudas que había con cada proveedor eran gigantes y bueno gracias a Dios ya contamos con renombre y hoja de vida frente a esos temas. Este sería el tercer hospital que tomamos en muy malas condiciones, y que estamos seguros, lo vamos a sacar adelante. Por primera vez en 14 años nos acercamos al punto de equilibrio”, agregó el gerente.

Por su parte, el concejal Alejandro Gómez opinó: “el gerente pide tiempo para llegar a ese punto de equilibrio, pero ¿Cómo vamos a llegar a un punto de equilibrio a costa de no pagar salarios oportunos a los empleados vinculados?”.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

Según la gerencia del Hospital, han buscado alternativas para sanear el 100% de los pasivos laborales. “Más o menos para el mes de abril estamos esperando unos recursos del PSFF, esos entrarían de pronto a ayudar un poquito. Además, el alcalde está buscando unos recursos que reposan congelados en la Secretaría de Salud de Antioquia producto de unas cuentas maestras”.

La presidenta del sindicato del Hospital coincide en que “el alcalde ha mostrado su interés en dialogar, en llegar a algún acuerdo y ha estado gestionando en varias partes. Por otro lado, desde la gerencia del Hospital no se ha mostrado ningún interés”.

El gerente invitó a la comunidad de Amagá a aportar a la solución de la problemática financiera del Hospital haciendo uso de los servicios de la institución. “Una ESE se sostiene con los recursos que genera, es decir, de vender servicios de salud para tener utilidad y con esa utilidad pagar empleados, nómina, demandas, etc.”.

“Queremos invitar a la comunidad a que trate de vincularse a las EPS que tienen contrato con el Hospital: Ecoosops, Salud Total y Savia Salud, y en el caso de que sean EPS que no tienen asentamiento o contrato con la institución, que pidan una carta de portabilidad para que podamos atenderlos”, agregó.

Sobre el hecho de pasar el mes con una quincena, la presidenta del sindicato expresó: “es una situación muy dura, muy complicada, aquí hay madres cabeza de familia, con hijos o adultos mayores a cargo. A nosotros nos pagan una quincena al mes y con eso tenemos que cubrir gastos para un sinnúmero de cosas y realmente no alcanza. Tratamos de mantener lo básico, pero con limitaciones. Además, el ambiente laboral se vuelve muy difícil, no vamos a trabajar con los mismos ánimos, y eso afecta mucho”.

Por su parte, el gerente informó que para antes del 1 de abril de este año, realizará la rendición pública de cuentas como lo estipula la Ley, “para que sean testigos de cómo hemos crecido como Hospital. Esperamos crecer tanto que seamos punto de referencia para los municipios aledaños”.

Tomado de: www.periodicoelsuroeste.com