Una joven

Poema #120 contenido en el libro Verso In Verso.  Rincón de la Poesía

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antoquia

Por: Médico Guillermo Henao Cortés (foto)
Ginecoobstetra – Asmedista

Muchachas y muchachos
con su bluyines justos
engrosaban la sala sin espacio.
Los acordes resquebrajaban las paredes, rebotaban
como suaves perdigones
que obligaban a llevar el compás.
Mete-oros relampagueantes brotaban de la radio-ola
astillando
estruendosas guitarras contra las caderas cimbreantes.

Yo estaba dispuesto, y esta noche
más que nunca. Madre
no faltaba, en su asiento,
gozosa.
Nadie en la fiesta con su edad, aunque ya somos coetáneos.

La lozana deferencia de la joven cosía
ni halago, pero el verla
hacía más tenso y solitario mi compás desapacible. No atinaba a ninguno otro.
Aquella noche
-¡tenía que ser la mejor!-,
no bailé como en tantas.

«Hace ocho días estabas muy animado», reclamó.
Mis bio-ritmos se habían escapado en mi interior
a otros ámbitos poblados
de nebulosas insatis-facciones.
«Yo soy así y él no me comprende»,
justificó a su madre al despedirme.

Me voy con mi madre en silencio de la rumba,
las fronteras de mi rumbo
dónde hallarlas.

Quiero bailar, pienso luego en mi lecho.
El sueño arriba
aunque las voces de la música y de los jóvenes
castañetean hasta el amanecer.

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antoquia