Domingo, 29 de Noviembre de 2020
ASMEDAS Antioquia
32 Congreso Nacional de Medicina General y Social

La encrucijada de los hospitales locales ante nueva alerta roja

octubre 29, 2020 8:43 pm



El Hospital General inició el proceso de expansión de 40 camas para descongestionar baja y mediana complejidad

Tomado de: www.elcolombiano.com

Tras una semana de la declaratoria de la segunda alerta roja hospitalaria para Antioquia, decretada por el gobernador Aníbal Gaviria, EL COLOMBIANO revisó cómo están los hospitales locales y en qué condiciones se enfrentan a esta etapa en la que se busca disminuir la presión sobre los centros de salud.

¿El resultado? Camas al tope en sus niveles de hospitalización y urgencias, con falta de pagos de nómina por retrasos de las EPS, y un personal médico agotado por la carga de siete meses de pandemia (el primer caso en Antioquia data del 9 de marzo).

En ese contexto, reconocido por las autoridades del departamental, la secretaria de Salud de Antioquia, Lina Bustamante, anunció el viernes que empezaron los traslados de pacientes a otras zonas (Urabá y Córdoba, inicialmente) y que esta medida se mantendrá mientras los centros de salud lo requieran.

Por eso, señaló que adelantaron conversaciones con los secretarios de salud de Atlántico y Bogotá para garantizar disponibilidad de camas. “El departamento depende del personal, sostendremos reuniones con las asociaciones y el representante de cuidados intensivos para revisar cómo podemos fortalecer el recurso humano”, señaló.

Además, sumado al refuerzo médico, se analizan medidas que apuntan al manejo de otras patologías y a subsanar el pago de deuda del sector

Pero Leopoldo Giraldo, gerente para la atención del coronavirus en el departamento, reconoció que durante la primera alerta roja (30 de julio al 26 de agosto) la red hospitalaria estaba con mejores pronósticos. “Hoy nos enfrentamos a unas urgencias y hospitales llenos”, advirtió Giraldo.

En razón al complejo panorama, el gobernador Aníbal Gaviria anunció el lunes que la meta, junto con el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Medellín, será llegar a 1.400 camas UCI. Mencionó que, por ahora, el recurso humano es suficiente gracias al apoyo de la Alcaldía de Medellín, el Ministerio de Salud y las diferentes IPS y EPS del departamento, pero que, de ser necesario, “recibiremos la solidaridad de otras regiones de Colombia”.

Cabe recordar que la actual alerta se generó luego de que los nuevos casos positivos de coronavirus y la ocupación de UCI incrementaran simultáneamente durante las últimas semanas, incluso superando las cifras de Bogotá.

Para el 22 de este mes, cuando se dio el anuncio, Antioquia completaba cinco días consecutivos con una ocupación UCI por encima de 80 %, indicador que se mantiene (81,22% fue el registro del lunes) y que obligó a encender la alerta para evitar el colapso.

Niveles de ocupación

Según Marta Cecilia Ramírez, directora general de la IPS Universitaria, los hospitales se enfrentan a dos picos durante esta alerta roja: el de pacientes covid y el de pacientes con otras patologías que llegan descompensados necesitando atención especializada urgente. De hecho, según afirmó Ramírez, los niveles de ocupación UCI en esa institución se sostienen, en promedio, en 95 %. De ese total, 41 % son pacientes covid (ver: Análisis)

En eso concuerda Mauricio Tamayo, presidente del Hospital San Vicente Fundación, quien contó que los niveles de ocupación en cuidados intensivos son de 88%. De este, 40% corresponde a positivos por covid. Además, afirmó que esta alerta roja está siendo más complicada que la anterior porque se juntaron la crisis de la pandemia con la de los pacientes que están descompensados y, últimamente, con un aumento notable de traumas que se deben a la accidentalidad que fue incrementando a la par de la reactivación económica.

Por su parte, el Hospital General de Medellín (HGM) se ha sostenido durante las últimas tres semanas entre 75% y 85% de ocupación UCI, sin que en algún momento haya tenido que trasladar algún paciente por falta de espacio, aclaró el gerente general Mario Fernando Córdoba.

De igual forma, el Hospital Pablo Tobón Uribe se ha sostenido durante la última semana en 100% de ocupación UCI, tal y como lo narró su director general, Andrés Aguirre.

Pero, más allá de la ocupación UCI, un punto que les preocupa a los directivos es la situación de los pisos de urgencias. En el San Vicente, “la semana pasada alcanzamos niveles de 200% de ocupación y en estos momentos seguimos copados”, alertó Tamayo.

Lo mismo pasa en la IPS Universitaria, donde llevan cinco semanas con urgencias saturadas, y en el HGM donde urgencias ha estado al tope.

Un personal disminuido

A esa ocupación en los hospitales, que se sitúa por encima de 85%, se le suma el hecho de que no hay personal médico para responder por las nuevas unidades que se van habilitando, pues la cantidad de pacientes hospitalizados está copando el personal actual.

“Se ha venido ampliando la capacidad instalada de los hospitales, pero el personal sigue siendo el mismo”, dijo Tamayo.

Además, los contagios que se dan dentro del personal y los cercos epidemiológicos que se llevan a cabo reducen aún más los que están disponibles. Solo en el HGM, según narró Córdoba, se han presentado 269 contagios y actualmente se tienen 34 personas aisladas.

Y en el Pablo Tobón han resultado contagiadas 380 personas del personal médico.

En lo que concuerdan los hospitales, es que, aunque hay una búsqueda constante de enfermeros, médicos y especialistas, cada vez es más difícil encontrar personal, “y no solo contratarlo, si no entrenarlo para unidades especiales o de cuidados intensivos, que también es complejo y demorado”, agregó Tamayo.

Por esa sobrecarga, el personal médico de las instituciones ha manifestado estar cansado. Incluso, ha habido renuncias por estrés laboral o porque temen contagiar a su grupo familiar y prefieren evitar ese nivel de exposición.

Malos estados financieros.  Además, los hospitales tienen que lidiar con retrasos de las EPS y con pérdidas derivadas de las crisis.

En la IPS Universitaria, por ejemplo, las EPS no atendieron al llamado de pagar a tiempo y han hecho todo lo contrario. “Tenemos un retraso de $40.000 millones, un déficit de caja nuevo que hemos adquirido durante la pandemia”, dijo Ramírez, narrando que cada vez hay más demanda y las EPS siguen pagando lo mismo, lo que ha implicado retrasos de hasta un mes en nómina de especialistas.

En el San Vicente y el Pablo Tobón, por su parte, no han presentado retrasos en sus pagos, pero sí avizoran un estado de cuentas preocupantes para 2020. “Aunque muchos nos llaman héroes, nosotros somos seres de carne y hueso y esa sobrecarga de trabajo al final se traduce en errores y renuncias”, dijo Aguirre.

El llamado de los médicos

El doctor Alejandro Urrego, especialistas en urgencias y cuidados intensivos y miembro del Grupo de Intensivistas de Antioquia (GIA), dice que sabía que esta batalla iba a ser larga desde que inició, pero que, a pesar de estar acostumbrados a altos niveles de estrés y tensión, “ver a tanta gente empeorar y morir, incluidos nuestros compañeros, es muy fuerte psicológicamente”.

A eso le añade que están haciendo turnos más largos y que tienen que responder por más camas y pacientes al mismo tiempo.

Por eso el mensaje va en dos direcciones. Urrego le habla a los pacientes con otras patologías para pedirles que sigan asistiendo a sus controles antes de que estén descompensados. Pero también les dice a los ciudadanos que “no caigan en la tentación de creer que todo ya terminó, no podemos relajar las medidas”.

El médico Germán Reyes, miembro de la Asociación Médica Sindical de Colombia, señaló que se necesita aumento significativo de pruebas para identificar focos de contagio, refuerzo al personal de salud para que puedan cumplir sus vacaciones y alivianar los turnos, y medidas restrictivas. “Las necesitamos para que los pacientes empiecen a llegar graneaditos y no en manada”, concluyó .

Contexto de la noticia

¿Qué sigue?

RESTRICCIONES EN TODA ANTIOQUIA

El ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, mostró su preocupación anoche por el creciente número de contagios y la ocupación UCI en Antioquia. Anunció que para contener el brote, junto con las autoridades locales se decidió restringir la movilidad de menores de edad a partir de mañana y hasta el 3 de noviembre desde las 6:00 p.m. hasta las 6:00 a.m.; y para mayores de edad de 10:00 p.m. a 6:00 a.m. También habrá ley seca desde las 6:00 p.m. del viernes 30 de octubre hasta las 00:00 horas del 3 de noviembre. Las medidas podrán ser ajustadas por la Gobernación, según Ruiz.

PARÉNTESIS

¿Cómo va la pandmeia en Medellín?

El último informe de la Secretaría Seccional de Salud registró 994 nuevos casos y 24 fallecidos en Medellín. Sumado a eso, la entidad aclaró que hay 2.840 casos activos y 86.484 recuperados. Según datos de la alcaldía, los medellinenses cuentan con 1.000 camas para Unidades de Cuidados Intensivos, de las cuales solo están activas 810. No obstante, el alcalde Daniel Quintero ha manifestado que las 190 restantes se activarán cuando sea necesario.

Tomado de: www.elcolombiano.com

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

WhatsApp chat