Lunes, 26 de Octubre de 2020
ASMEDAS Antioquia

Ese Proyecto de Ley 010 de 2020 no es ni para los pacientes ni para el personal de salud

octubre 9, 2020 3:52 pm



Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Alejandro Quintero Galeano (foto)
Ginecoobstetra, Asmedista

Si hay algo que vivimos a diario los médicos es el fracaso del modelo de salud impuesto por la Ley 100 de 1993. Con 27 años después de su promulgación tenemos tiempo suficiente para realizar balances y evaluaciones concretas; además, ese modelo enfrentó y está enfrentando en la actualidad una de sus mayores evaluaciones: la pandemia del Covid-19, de la cual no hemos salido vencedores.

¿Cuál debería ser el objetivo fundamental de un sistema de salud de un país responsable con sus ciudadanos?  ¿El acceso universal sin condicionamientos -llámese el derecho a la salud-? o ¿el enriquecer a los empresarios de la salud?

En estos 27 años hemos visto, a través de la privatización del servicio de salud establecido por el modelo impuesto por la Ley 100, el enriquecimiento de los grupos financieros nacionales e internacionales que participan en el nuevo negocio; baste solo mencionar algunos ejemplos: en salud, Sura, Salud Total, Sánitas, Aliansalud, Cruz Verde, etc.; en pensiones, Porvenir y Protección; así como, los nuevos inversionistas internacionales como: Christus health, Auna, Quirónsalud, Femsa, etc.

Mientras unos se enriquecen, otros sufren en carne propia las consecuencias: los pacientes (clientes), con la negación o la demora en la aprobación de los servicios (estrategia de contención de costos para aumentar la rata de ganancia); la red pública con la quiebra y escasez de recursos; el personal de salud con la contratación tercerizada o por la famosa figura de Orden de Prestación de Servicios OPS.  Hoy las pruebas para detectar el Covid son un “nuevo” negocio y la vacuna tan esperada se mira como otro negocio adicional.

La pandemia Covid-19 no solo ha puesto en evidencia la crisis de este sistema privatizado individual sino el nulo interés del Gobierno nacional por la salud pública y el derecho a la salud universal de la población, así como su intención de persistir en la contratación inadecuada del personal que labora en el sector. Reflejo de ello han sido las medidas tomadas a favor de las EPS, no a favor de la población, no de las instituciones prestadoras, no de la red pública hospitalaria, no de sus trabajadores; la intención es la continuidad de la tercerización o el trabajo por horas a través de OPS –contratos a destajo y sin derechos-, la privatización de la red pública, la injerencia en la autonomía universitaria; todas estas iniciativas recogidas en su Proyecto de Ley 010 que fue presentado al Congreso por el gobierno con mensaje de urgencia.

La estrategia utilizada por el gobierno es la misma: el eufemismo sobre una reforma que supuestamente mejora el sistema (proyecto de Ley 010), mientras lo que hace, en realidad, es profundizar la crisis del modelo con más privatización, más de lo mismo y causa de los graves problemas para la población, pero que sí ha dejado grandes beneficios para el sector financiero. Por ello, es necesaria la movilización social, la protesta colectiva que no permita su aprobación. Las diferentes organizaciones sindicales ya se han pronunciado haciendo un rotundo rechazo y pidiendo su retiro. Falta nuestra participación.

(Fotografías tomadas por el autor del artículo en la marcha del 21 de septiembre de 2020, en la ciudad de Medellín.  Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

Un nuevo modelo donde sea el paciente la razón de ser del sistema de salud, que se base en el humanismo, universalidad, solidaridad, equidad, gratuidad; donde se respete y valore al personal que trabaja en salud, donde se invierta en la red pública hospitalaria para su adecuado funcionamiento; donde la salud pública y la medicina preventiva sean entendidas en el contexto de los determinantes de las salud: sociales, políticos y económicos; donde se cumpla con EL DERECHO UNIVERSAL A LA SALUD, ese es el modelo que necesitamos.  Ese NUEVO sistema de salud no lo desarrollaremos con estos políticos tradicionales, mucho menos con el gobierno actual.  La apuesta es a la conciencia, para pasar luego a la acción, a la movilización, a la construcción del cambio; el cambio no es espontáneo, se hace a través de la acción colectiva, la acción de todas y todos los que directa e indirectamente estamos implicados.  ¡Adelante!

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

WhatsApp chat