Domingo, 25 de Octubre de 2020
ASMEDAS Antioquia

En medio de la pandemia, en Metrosalud se anuncia reestructuración y recorte de personal

octubre 2, 2020 11:47 am



Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Jorge Iván Posada Vélez (foto)
Representante de los Profesionales en la Junta Directiva de Metrosalud
Integrante Junta Directiva ASMEDAS Antioquia

Mientras 273 de nuestros compañeros se recuperan con dificultades del COVID-19 y algunos de ellos con cuadros críticos, la gerente de la ESE Metrosalud y el presidente de la Junta Directiva anuncian la necesidad de iniciar un proceso de reestructuración en la empresa cuyos alcances buscan disminuir los costos laborales, aprovechando la vulnerabilidad de una planta temporal que lleva 10 años en la empresa y que las diferentes administraciones se han negado a convertir en planta permanente, a pesar de las recomendaciones de los estudios técnicos y del riesgo jurídico que implica la renovación de esta en los últimos diez años.

Si bien es cierto que los ingresos por la venta de servicios no cubren la totalidad de los gastos de la empresa y que todos los puntos de atención y los principales servicios (urgencias, consulta externa, salud oral, programas de promoción y prevención) arrojan pérdidas para la misma, la singularidad de este año no permite hacer juicios precisos sobre la viabilidad de la empresa y tomar decisiones trascendentales sobre su futuro que afecten a sus empleados y trabajadores y perturben los servicios de salud que esta presta a la población más pobre y vulnerable de la ciudad.

Para tal propósito, se crea una narrativa apoyada en información deliberadamente “errada” mediante la cual los culpables de las dificultades financieras son sus funcionarios y las organizaciones gremiales que defienden sus derechos y se soslayan todas las variables introducidas por la pandemia y las dificultades estructurales del sistema de salud que golpean la red pública hospitalaria y la atención de la población más pobre y vulnerable.

Recordemos que durante este año no se reciben los recursos del Sistema General de Participación por aportes patronales, los cuales ascendían a $14.027 millones para la vigencia 2019, a raíz de la entrada en vigencia de la Ley 1955 de 2019, afectándose directamente el flujo de caja, toda vez que con estos recursos se cubrían parte de los aportes de la seguridad social y cesantías retroactivas a cargo de la ESE Metrosalud.  Además, a mediados del año anterior se pactó con Savia Salud EPS una reducción, en un porcentaje importante, de las tarifas del evento, con el compromiso de que este asegurador pagaría oportunamente una proporción importante de lo facturado, lo cual no cumplió.  Durante este año, por efectos de la pandemia, la productividad se ha visto afectada de manera notoria, en especial las atenciones por especialista y los procedimientos quirúrgicos que se facturan por evento al asegurador.  Los costos de medicamentos y material médico quirúrgico se han incrementado, por efectos de la actividad especulativa de muchos proveedores, mereciendo especial mención el incremento en el consumo y en el valor comercial de los elementos de protección personal, lo cual impacta directamente los costos de cada uno de nuestros procedimientos asistenciales.

No tiene ninguna presentación traer iniciativas que amenacen el futuro de la empresa, el empleo digno que esta proporciona y la calidad de los servicios que se prestan a la comunidad.  Menos en las actuales circunstancias en la que las instituciones de salud y sus funcionarios están sometidos a la máxima tensión, arriesgando su salud física y mental, en el cumplimiento de su tarea en la primera línea de choque ante la pandemia del COVID-19 que azota a nuestra población.  Si bien es cierto que el factor prestacional, incluyendo el pago de parafiscales, es aparentemente alto, obedece al cumplimiento de la ley, no es un fenómeno exclusivo de Metrosalud ni de las entidades públicas; es una construcción que ha hecho la sociedad a través de los años en la búsqueda de mejorar las condiciones de vida de los trabajadores.

Invito a la Administración municipal a arropar a Metrosalud, a brindarle los recursos necesarios para atender las necesidades en salud de la población más pobre y vulnerable de la ciudad.  Metrosalud no puede continuar sometida a unas leyes de “mercado” que a cada paso pongan en entredicho su futuro; no puede continuar a merced de las tarifas, glosas injustificadas y lentitud en los pagos que impone el asegurador del régimen subsidiado en nuestra ciudad.

La experiencia nos ha enseñado que el objetivo fundamental de las reestructuraciones en las instituciones públicas es la disminución en el costo del talento humano, liquidando al personal, disminuyendo el salario a los nuevos empleados, contratando el talento humano a través de empresas tercerizadoras, con lo que se pierde la estabilidad laboral y algunas prestaciones sociales, componentes fundamentales de una trabajo digno, con el consiguiente deterioro en la calidad de vida.  Entendemos que el empleo debe ser algo más que una fuente de ingresos, debe ser un vehículo para el desarrollo integral, que asegure una vida digna a cada servidor, lo cual debe traducirse en un servicio ejemplar.

Reclamamos la solidaridad de todos los medellinenses ante la amenaza que se cierne sobre nuestra empresa, e invitamos a unir fuerzas en su defensa y fortalecimiento, para que ella perdure como un legado de nuestra generación, como testimonio de su búsqueda de condiciones de vida digna para todos.

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

WhatsApp chat