Martes, 20 de Octubre de 2020
ASMEDAS Antioquia

Mi propio homenaje a Michel Foucault

septiembre 7, 2020 7:19 pm



Vilagarcía de Arousa, 12 de julio de 2012 (Sábado, 9:55 p.m.)

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Jesús María Dapena Botero (foto)
Psiquiatra y Psicoanalista

Querido ex-alumno:

El día que me enteré que justamente en este año se cumple el treintaitresavo aniversario de la muerte de Michel Foucault, me dio por revisar vieja correspondencia y encontré un comentario que me hacías de la lectura que habías hecho acerca del capítulo sobre el Damiens, de Vigilar y castigar, tema que posiblemente habíamos comentado en el tren, de regreso a casa, después de nuestro seminario de Psicoanálisis con Niños.

Ahí te sorprendías del desencadenamiento de tanto sadismo y perversión por un crimen de lesa majestad, tan sólo a treinta y dos años de que rodara por el suelo la cabeza del Gordo Capeto, cuando tu Francia victoriosa se rebelara y declarara que, de acuerdo con los Derechos del Hombre, el Rey ya no sería más el soberano, lo que tendría un eco enorme en mi América Natal, donde se darían hacia 1810 los gritos de independencia que en Suramérica hispana liderarían Simón Bolívar, José de San Martín, José Artigas y Bernardo O’Higgins.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

Yo pienso que, para darle una mirada psicoanalítica al destrozo del cuerpo de Damiens, el regicida, tendríamos que remitirnos al llamado Freud sociológico de Tótem y tabú, de Análisis del yo y la psicología de las masas y al del Malestar en la Cultura.

El regicidio, como magnicidio, sería equivalente al parricidio, al asesinato del Padre de la Horda primitiva; pero, para que el conjunto social no se saliera de madre, había que recurrir a un castigo ejemplar para que a ningún testigo le diera por hacer lo mismo y lo transmitiera de generación en generación, pena que se aplicaría con todo el sadismo de parte de los gobernantes, en un tiempo en que el Rey era el soberano hobbesiano de El Leviatán, de quien decía el paciente Job: Nadie hay tan osado que lo despierte… De su grandeza tienen temor los fuertes… No hay sobre la Tierra quién se le parezca, animal hecho exento de temor. Menosprecia toda cosa alta; es rey sobre todos los soberbios.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño)

El propósito de Hobbes era hacer una declaración de principios del Estado Absoluto, gobernado por un Rey.

Pero todavía ni el pueblo francés ni las naciones iberoamericanas habían declarado el gran principio de que el Rey no es soberano, ni cambiado el contrato social hobbesiano, destinado a aplacar al horroroso hombre que, para sí mismo, es lobo, por el de un Jean-Jacques Rousseau, más basado en el amor y la solidaridad, en la ayuda mutua ante las necesidades que impone la vida, de tal modo que imperaba Tánatos sobre Eros.

La concepción de Hobbes pareciera estar más signada aún por el impacto de la pulsión de muerte en el imaginario social y pondría a los sujetos de un estado de cultura en una posición esquizoparanoide, para utilizar una expresión kleiniana, en oposición con un persecutorio mundo externo, en el que el infierno es el otro, como tan genialmente lo describiera uno de los personajes de Jean-Paul Sartre en A puerta cerrada, como se supondría que sería el ser humano en estado de naturaleza, con las pulsiones ad libitum; de ahí que a ese licántropo, a ese otro infernal, había que ponerlo a raya con un superyó tan sádico, como el más arcaico, que tenemos los seres humanos en nuestros espacios más primitivos, así en los tiempos de Demians se anduviera bajo el influjo próvido de una Ilustración, que no llegaba a los Reyes, salvo quizás al español Carlos III, de ahí que los regicidas, rebeldes contra el sistema monárquico, que apareciesen sueltos, en arrogantes acciones individuales, deberían ser eliminados con el más cruel de los escarnios, para que nadie desase, – ¡jamás! – tener una osadía semejante.

Haga clic AQUÍ para seguir leyendo

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

 

Etiquetas: , , , , , , ,

WhatsApp chat