La pandemia de COVID-19 sigue presente y continua

Carta Abierta de la Mesa Antioquia por la Transformación del Sistema de Salud Colombiano

Tomado de: Oficina de Prensa Mesa Antioquia

Medellín, 1 de septiembre de 2020

La Mesa Antioquia por la transformación del sistema de salud colombiano, reunida en sus sesiones del 25 de agosto y 1 de septiembre de 2020, con invitados especiales del área de la epidemiologia en el Departamento de Antioquia, ha analizado en forma detallada los siguientes hechos:

• La Región de las Américas es la más afectada del planeta por esta pandemia. La mayoría de sus países, desafortunadamente, presentan tasas de mortalidad altas y se han perdido cerca 436.722 vidas en los 7 países con mayor número de casos, que incluyen a Colombia, con 12.308 casos por millón de habitantes y 19.364 muertes (39.11 /100.000).1

• El Gobierno nacional en Colombia ha tomado la decisión de impulsar la necesaria reactivación económica ante la desaparición de empresas, negocios y puestos de trabajo que se perfilan como una grave situación que afecta millones de ciudadanos y familias. Ante este escenario, ha decidido abrir la fase 4 de atención a la pandemia denominada de aislamiento selectivo. Esta fase pretende utilizar al máximo protocolos de bioseguridad en todos los sectores y recomendar el autocuidado de los ciudadanos en todos los espacios. Se ha centralizado la aprobación de los cierres parciales o sectorizados en todos los territorios, reduciendo el margen de decisión de autoridades departamentales y municipales. El levantamiento, incluso del pico y cédula, para dar máxima movilidad a los ciudadanos incrementando el imaginario que Colombia ya se encuentra en una fase de descenso de la epidemia, lo cual es cierto sólo para algunas ciudades y territorios. Muchas otras, señaladas por el Instituto Nacional de Salud están llegando al pico, o están en una meseta, o están iniciando el crecimiento de casos.

Por las razones expuestas, exigimos en forma urgente a las autoridades y a la sociedad en su conjunto:

• Enviar un mensaje claro con información transparente y oportuna reiterando que la pandemia está presente, el coronavirus continúa circulando y está segando la vida de cerca de 270-300 colombianos a diario. Los que mueren, en una alta proporción, son adultos mayores, pobres vulnerables y con enfermedades crónicas.

• Incrementar los recursos y los mecanismos para realizar la búsqueda activa de los contagiados y la detección precoz de las personas sintomáticas, dado el alto porcentaje de susceptibles en la población (80 a 90%).

• Exigir a las EPS garantizar la atención de los pacientes con enfermedades crónicas para evitar las complicaciones y la mortalidad.

• En el caso del Valle de Aburrá y en las Subregiones del Bajo Cauca y el Urabá antioqueño es urgente:

a) Mantener la restricción de movilidad al menos 2 días por semana,

b) Continuar con el pico y cédula,

c) Acelerar una campaña de educación ciudadana, sobre los riesgos que están presentes.

d) Evitar reuniones familiares y sociales como un gran aporte a la reducción de la circulación comunitaria del virus.

• El balance entre economía y salud es deseable. Por esa razón, hacemos un llamado urgente para que, al menos en el mes de septiembre, se mantengan las restricciones indicadas que, con evidencia, han logrado reducir casos y evitados cientos de muertes en Antioquia.

• Cabe recordar que el Estado debe “Abstenerse de afectar directa o indirectamente en el disfrute del derecho fundamental a la salud, de adoptar decisiones que lleven al deterioro de la salud de la población y de realizar cualquier acción u omisión que pueda resultar en un daño en la salud de las personas2; los empresarios deben ofrecer todo su apoyo cumpliendo las medidas de bioseguridad.

• El Gobierno nacional, los empresarios y la ciudadanía deben comprender que, si no se toman estas medidas ahora, en dos o tres semanas tendremos un incremento de casos que colapsaría la red hospitalaria provocando sufrimiento y muertes evitables.

• Hacemos un llamado al Congreso de la República para que apruebe lo más rápidamente posible el Proyecto de Ley que crea la renta básica de emergencia, la cual contribuiría, en esta epidemia, a garantizar la vida especialmente de las personas más vulnerables.

La Mesa Antioquia por la Transformación del Sistema de Salud Colombiano agradece al talento humano en salud toda la abnegada labor y su compromiso con la prestación de servicios. A todos los trabajadores del sector, nuestra gratitud eterna.

Finalmente, hacemos un especial reconocimiento a las personas que han fallecido, especialmente al personal de la salud que entregó su vida por proteger a sus pacientes.

___________________________

1 Instituto Nacional de Salud, 31 de agosto de 2020

2 Congreso de la República, Ley 1751 de 2015

 

Tomado de: Oficina de Prensa Mesa Antioquia

 

Deja un comentario