Viernes, 4 de Diciembre de 2020
ASMEDAS Antioquia

Sobre los médicos intensivistas cubanos para Medellín

julio 27, 2020 4:23 pm



Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Alejandro Hernán Quintero Galeano (foto)
Ginecoobstetra – Asmedista

Ha circulado una carta en la red, fechada el 15 de julio de los corrientes, en la cual el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, declarándose conocedor del “trabajo de cooperación que realizaron en otros países como Italia y España“, ante la realidad del aumento de camas UCI en la ciudad de 332 a más de 1000 y el contar con 118 especialistas en cuidados intensivos, solicita al Gobierno cubano: “ayuda y solidaridad con una brigada médica para Medellín, con la capacidad de atender 600 Unidades de Cuidados Intensivos”; ha causado, como era de esperarse, un rechazo profundo y un rasgar las vestiduras, tanto desde muchos profesionales de la salud como desde las esferas políticas de derecha.

Este rechazo no es el simple rechazo a un grupo de médicos solidarios sino que tiene una expresión más profunda cimentada en elementos de nuestro contexto social, económico y político, que entraremos a analizar:

Desde la perspectiva médica:

1. Suponemos que nuestro nivel de formación es mejor que el cubano. Es evidente que 60 años de bloqueo a la isla ha dificultado la adquisición de tecnología y drogas de punta, lo que se puede reflejar en el desempeño de su personal, pero NO significa que su nivel de formación sea inadecuado.

2. Se piensa que nos van a quitar el trabajo.  Juicio que NO es cierto al hacer una solicitud específica para intensivistas, materia en la cual estamos deficientes y en la que los planes de formación para el personal que pudiera soportar con los elementos técnicos suficientes dichas nuevas unidades UCI no ha sido el adecuado.

3. Frente a un sistema de salud privatizado, donde los recursos se quedan en los bolsillos de las EPS y no llegan a las instituciones ni al personal encargado de la atención sino, por el contrario, donde se maltrata al “talento humano” con contrataciones indignas, tercerizados en OPS, bajos y atrasados salarios y carencia de insumos y equipos de protección personal, y se ofrecen todos estos elementos a médicos extranjeros, es esperable esta respuesta.

Desde el contexto político-social:

1. El gobierno Duque ha mostrado su animadversión con el Gobierno cubano, atacándolo de diferentes maneras:

a. Incumpliendo los pactos de Estado Cuba-Colombia como garante del proceso de paz con las Farc y el ELN.

b. El Gobierno colombiano fue uno de los pocos países que se abstuvo de votar en contra del bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba en la reciente Asamblea de las Naciones Unidas (07 de noviembre 2019), bloqueo que ha causado graves problemas a la población cubana.

2. El uribato ataca.  Es consecuente que quienes han atacado el proceso de paz con sevicia sean los que salen a condenar dicha solicitud de Quintero.  No puede ser posible que se solicite “cooperación y solidaridad” a uno de los considerados enemigos políticos internacionales.

3. No se puede olvidar que el uribato, a pesar de lo que ha hecho con el sistema de salud colombiano con la Ley 100 de 1993 y sus trabajadores –reformas laborales-, tiene todavía muchos de sus simpatizantes en el sector salud.

Estos elementos explican tal reacción negativa y seguramente harán retractar a Quintero.  Poco entendemos, teniendo en cuenta este contexto, de: cooperación, solidaridad y ayuda humanitaria en tiempo de crisis económica y sanitaria global.

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

WhatsApp chat