Lunes, 26 de Octubre de 2020
ASMEDAS Antioquia

Los farsantes

marzo 2, 2020 6:38 pm



Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Alejandro Quintero Galeano (foto)
Ginecoobstetra
Asmerdista

Que fácil es decir NO a la paz y solicitar la violencia, desde la tranquilidad de la casa; hablar de corrupción, violencia, terrorismo, con múltiples investigaciones abiertas y un prontuario a cuestas; decir que el problema son los otros: los opositores y los países vecinos.

Qué fácil cuando los problemas no se viven en el propio pellejo, cuando por posiciones dogmáticas y extremistas se justifican: desplazamientos, masacres y crímenes de estado “falsos positivos”.

Esa es la caracterización de los uribistas: la doble moral y el doble rasero que siempre los acompañan.

Están llenos de odio y violencia pero hablan de paz, la corrupción los ahoga pero son anti corrupción; fomentan la violencia, el paramilitarismo y el terrorismo, pero son pacíficos; se apoderan de las tierras y desplazan a los campesinos, pero son de corazón grande; mienten reiterativamente en sus declaraciones y manipulan los medios de información de sus defendidos, pero son veraces; atentan contra los trabajadores al quitarles, con sus reformas, las pocas garantías sociales adquiridas, pero son sus defensores; amenazan y acusan a los docentes por ideologizar a los estudiantes si lo que enseñan no es acorde a sus doctrinas, pero respetan la libertad de cátedra; estigmatizan y amenazan a indígenas, mujeres, LGTI, afros y líderes que reclaman por sus derechos, pero son incluyentes, sus “buenos muchachos” terminan en la cárcel o evadiéndose de la justicia, pero son inocentes; sus “buenos muertos” son los testigos claves en su contra, pero respetan el debido proceso; atropellan el estado de derecho y están involucrado con falsos testigos y chuzadas ilegales, pero respetan la independencia de la justicia y las instituciones nacionales; atacan a las autoridades y organismos que defienden los derechos humanos nacionales e internacionales, pero son humanistas; atacan a la JEP y el proceso de paz con sevicia, pero apoyan el proceso de paz; no quieren que se conozca la verdad y manipulan las instituciones a su alcance en esa dirección, pero dicen defenderla; todo su entorno está untado y están, incluso, directamente involucrados con narcotráfico, pero lo combaten; permiten la destrucción de la naturaleza por las multinacionales con múltiples concesiones, pero defienden el medio ambiente; interfieren en la tranquilidad de la región y sabotean a los países con gobiernos de ideologías contrarias, pero son demócratas y respetuosos de los estados soberanos… y un innumerable y documentadísimo etcétera.

Llevamos 20 años en manos del uribato y tenemos: El honroso primer puesto mundial en desplazados internos, el país del mundo donde se matan más líderes sociales, nos disputamos los primeros puestos en corrupción, el tercer país más inequitativo de la región, etc. Hoy tenemos uno de los presidentes, tal vez el más tonto de la historia de Colombia, pero el que dijo Uribe, el que gobierna de espaldas a la nación -a su población-, pero se inclina ante los gremios nacionales, frente al imperio y las multinacionales.

Y aún así, quedan todavía incautos uribistas.  El problema es que no leen, y si leen no entienden, no aceptan argumentos ni razonamientos diferentes; piensan con los pies, sienten con el estómago y aman con el hígado: son cuadriculados y viscerales.

Esa es nuestra tragedia actual, la crisis económica, política y social, y el retroceso como país al que nos ha sometido el uribato.

¿Hasta cuándo aguantaremos?

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

WhatsApp chat