Comunidad del Valle de Aburrá cuida su aire y su medio ambiente

Un mensaje de felicitaciones y agradecimientos

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: médico asmedista Ramón Eduardo Graciano David (foto)
Especialista en Salud Ocupacional
Mesa Ambiental de la Comuna 11 (barrios Laureles y Estadio) – Medellín

E-mail: [email protected]

Quiero felicitar a “Ciudadanos por el Aire”, movimiento creado en Medellín en marzo de 2019 y que, desde entonces, ha trabajado en defensa de una mejor calidad del aire del Valle de Aburrá: Cuidando la salud de todos, desde una medicina preventiva con miras a disminuir la morbilidad y la mortalidad producidas por la contaminación del aire que se estima como la causa en un 8% de enfermedades pulmonares y cardiocerebrovasculares.

Este movimiento ha convocado y participado en los diferentes foros de la ciudad sobre el aire e, incluso, con ponencias ante el Concejo de Medellín (3 abril de 2019). Y persigue un objetivo claro: “Aire Limpio como Derecho”, haciendo uso de los artículos 79 y 80 de la Constitución Política de 1991.

Otras entidades e instituciones que han participado en los diferentes foros, tertulias, desfiles, etc., que se vienen desarrollando en la ciudad sobre el tema de la contaminación ambiental y a los cuales también deseo felicitar, son: Movimiento por el Aire y la Salud Pública, Ciudadanos por el Aire, Hinchas del Aire, Calidad del Aire, Aire Medellín, Fundación con Vida, Melodistas por el Aire, JAC; JAL, Mesas Ambientales, Comités Ciudadanos de las Áreas Protegidas Urbanas APU, ONGs, Emisora Voces Ciudadanas de la UPB, Asociación Médica ASMEDAS, Otra Parte, El Derecho a no obedecer, Colectivo SumaK Kewsay, Radio Chataruma, Unloquer, La Ciudad Verde, grupos de Jóvenes Universitarios, artistas del Valle de Aburrá, cabildos indígenas del Valle de Aburrá, ambientalistas, abogados, especialmente Guillermo Mesa y Lucas Quintero… A ellos muchas gracias por la acción popular interpuesta y que el Tribunal Administrativo de Antioquia y el Consejo de Estado fallaron a favor de los ciudadanos.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño).
Foto cortesía médico Ramón Graciano

Hago extensiva esta felicitación, por la firma de “El Pacto Social”, a gobierno, empresarios, comunidad, academia, rectores de universidades, todos unidos para realizar sinergia.

Felicito y agradezco a las once universidades de la ciudad que han aportado su granito de arena, cada una con sus fortalezas: con sus conocimientos, con su ciencia, su tecnología y su responsabilidad social. Mencionaremos algunas: Universidad de Antioquia, con los estudios epidemiológicos de los “Efectos de la contaminación ambiental en la salud del Valle de Aburrá 2008 – 2017, en sus fases agudas y crónicas; Universidad Pontificia Bolivariana y Universidad Eafit, con sus mediciones químicas; Universidad Nacional por la “Cuantificación física y económica del impacto de la contaminación atmosférica en la salud de la población de la ciudad de Medellín”; Esumer, Universidad San Buenaventura, Universidad Autónoma Latinoamericana, Universidad de Medellín, entre otras.

Mil gracias a los medios de comunicación del país, especialmente al periódico El Colombiano por tener a la comunidad bien informada con un periodismo científico y serio respecto a este tema, en donde se han pronunciado todos los actores y sus artículos han aportado mucho a la solución de la problemática ambiental.

Así mismo, gracias a los empresarios comprometidos con la calidad de aire en el Valle de Aburrá, a los invito a continuar con esa energía vital por una ciudad con un ambiente saludable.

Mi reconocimiento a la Contraloría de Medellín por su trabajo conjunto con la Universidad Nacional en los estudios ambientales benéficos para la salud de los medellinenses. A la Personería de Medellín y a su observatorio ambiental, por los importantes aportes.

También a los concejales de Medellín, que realizaron 4 debates sobre este álgido tema de la contaminación ambiental. En su último debate hicieron hincapié en la responsabilidad social que deben tener las empresas e hicieron un llamado para que la Alcaldía tenga más en cuenta a la comunidad en sus proyectos ambientales.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño).
Foto cortesía médico Ramón Graciano

Como integrante de la Mesa Ambiental de la Comuna 11 (barrios Laureles y Estadio), resalto el trabajo estratégico del Sistema de Alerta Temprana de Medellín y del Valle de Aburrá (SIATA), del Plan Integral de Gestión de Calidad del Aire (PIGECA), y del Plan Operacional para enfrentar Episodios de Contaminación Atmosférica en el Área Metropolitana y el Valle de Aburrá (POECA), política pública ambiental creada el año pasado, y recomiendo su continuación pero también su mejoramiento en la actual Administración municipal. Para ello, considero que debe monitorearse la eficiencia y eficacia del protocolo.

Después de todo este arduo trabajo, quiero plantear algunas propuestas:

1. Control del parque automotor (carros y motos), también llamado fuente móvil de contaminación.  Este es causa del 80% de la contaminación del aire). ¿Hoy, hay límites?

2. Control a empresas contaminantes ambientales, llamadas también fuentes fijas de contaminación. Estas son causa del 20% de la contaminación.

3. Utilización de la gasolina y el diesel, que en Medellín son los más limpios de toda Colombia, que se constituyen en combustible ambiental, con menos concentración de azufre.

4. Utilización de El Metro como medio masivo de transporte.

5. Implementación del transporte eléctrico.  Actualmente, Medellín es la segunda ciudad de Latinoamérica con transporte eléctrico. A diciembre de 2019, había 64 vehículos eléctricos.  (En Chile se encuentra la ciudad número 1).

6. Seguir impulsando el transporte de medios alternativos.  En Medellín se ha incrementado su uso: bicicletas, patinetas, caminatas.

7. Continuar con la estrategia de pico y placa porque ha sido un control de las fuentes móviles de contaminación, aunque debe incrementarse.

8. Promover la siembra de árboles y cuidado de los existentes.

9. Dotar a los hospitales y escuelas del Valle de Aburrá de contadores o sensores de partículas contaminantes PM 2,5; dichos sensores serían del tipo denominado “las nubes”, el que se entrega a los ciudadanos científicos para que realicen las mediciones de contaminación ambiental en los diez municipios que conforman el Valle de Aburrá. Lo anterior para obtener evidencias del fenómeno e ir construyendo un historial institucional.

(Haga clic sobre la imagen para aumentar su tamaño).
Foto cortesía médico Ramón Graciano

10. Aplicar el Decreto 1072 de 2015 del Ministerio del Trabajo sobre SG-SST en todas las empresas públicas y particulares.

11. Incorporar en las empresas públicas y privadas las normas ISO: 9001 de calidad, 14001 ambiental, 18001 salud ocupacional, 37001 anti soborno o anticorrupción, para que den ejemplo de valores, de buen gobierno, de transparencia. Medellín lleva la delantera en normatividad y efectividad ambiental; esperemos que la cultura de valores no se pierda. Debe haber diálogos sobre las normas de salud ambientales, entre las secretaria de Salud, Ambiental, Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Ministerio de Trabajo.

12. Promover e invitar al periódico El Colombiano a que edite un libro en el que recopile sus artículos sobre contaminación ambiental publicados en los últimos diez años.

13. Realizar un conversatorio sobre el aire del Valle de Aburrá en la Feria del Libro de Medellín este año 2020, el cual sería moderado por el periódico El Colombiano, que es el medio que más ha dedicado su producción periodística al tema de la contaminación ambiental en nuestra ciudad, incluso más actualizado que los libros de medicina que han tratado dicho tema.

14. Debido a que la contaminación se ha convertido en un problema de salud pública mundial, considero conveniente incorporar en los programas académicos de universidad e instituciones de educación superior una asignatura relacionada con los efectos de la contaminación ambiental en la salud del ser humano. En Medicina, podría incluirse en el semestre en que se dicta la materia de Salud Pública.

15. Los comités de Ética de las universidades y de las instituciones sociales deben tener en cuenta a la comunidad en sus trabajos de investigación, ya que esta es el objeto de estudio; y posteriormente socializar con ella los resultados de dichas investigaciones, para su propio beneficio.

Como ciudadano, yo pregunto: ¿Quién puede asesorarnos e informarnos sobre el uso de las máscaras antipolución?  ¿La Secretaría de Salud? ¿La Secretaría Ambiental? ¿Área Metropolitana del Valle de Aburrá? ¿Todas las anteriores?

La verdadera gobernanza se hace creando confianza en los diferentes actores sociales y, más que socializar con ellos los diferentes procesos, es necesario hacerlos partícipes de los mismos, de manera legítima, efectiva y con incidencia. Además, es necesario utilizar los indicadores internacionales de gobernanza.

Saludo al nuevo alcalde Daniel Quintero Calle y a su equipo de trabajo, y les deseo éxitos en su gestión “Medellín futuro”.

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

 

Deja un comentario