Domingo, 27 de Septiembre de 2020
ASMEDAS Antioquia

La lucha por el derecho a la salud es global

diciembre 10, 2018 4:23 pm



La Asamblea fue un escenario muy emotivo producto de la participación de 1.400 personas, 700 internacionales de 73 países, representando una importante diversidad de movimientos sociales en salud de todo el mundo. La delegación de América Latina tuvo presencia de delegados/as de Argentina, Paraguay, Brasil, Ecuador, Colombia, El Salvador, Nicaragua, Guatemala y México.

Tomado de: Semanario Virtual Caja de Herramientas
Edición #617, Semana del 7 al 14 de diciembre de 2018

Por: Mauricio Torres-Tovar
Profesor Universidad Nacional de Colombia, miembro del PHM

Cuarta Asamblea de Salud de los Pueblos

A la memoria del querido compañero y dirigente de la India Amit Sengupta

“La lucha por la salud es la lucha por un mundo más solidario, y estamos aquí juntos para construir un mundo más solidario”
Palabras de Amit Sengupta en el cierre de la PHA4

Hubo de recorrerse muchos kilómetros por aire y/o tierra, por parte de las delegaciones, para poder hacer posible de nuevo el encuentro, por cuarta vez, en la Asamblea de Salud de los Pueblos1 (PHA4, por sus siglas en inglés People´s Health Assembly 4), convocada por el Movimiento de Salud de los Pueblos (PHM, por sus siglas en inglés de People´s Health Movement), en Savar, Bangladesh, entre el 16 al 19 de noviembre.

Sin duda valió la pena tantas horas de camino, de esperas por escalas e incluso de larga demora en el mismo aeropuerto de Dhaka, la capital de Bangladesh, para vivir la energía colectiva con el conjunto de delegaciones que nos juntamos para hablar sobre la situación del derecho a la salud en el mundo, de los procesos de resistencias y luchas que se dan en los países y de lo que debemos impulsar colectivamente para hacer realidad otra salud para los pueblos.

¡El pueblo unido jamás será vencido! – ¡The people united will never be defeated!2

Inicialmente hay que mencionar que la Asamblea se realizó en un contexto de dificultades políticas dadas de un lado por las tensiones que ha generado la presencia de unos 700 mil desplazados del pueblo Rohinyá3 en el territorio bangladesí, donde el gobierno de Bangladesh ha decidido que retornen a su territorio y de otro, por el proceso preelectoral en el que se encuentra Bangladesh (tendrán elecciones este diciembre) que establece un marco de contradicciones entre fuerzas gubernamentales y de oposición, lo que dificultó la entrada de delegados al país (varios deportados y muchos tuvieron que esperar entre 12 a 24hs en el aeropuerto para que se autorizara su entrada) y también obligó a postergar el inicio del evento por un día y a cambiar la sede que se tenía prevista. Afortunadamente, el comité organizador de la Asamblea tanto nacional como internacional, logró salvar los obstáculos y posibilitó la realización de la Asamblea.

La Asamblea fue un escenario muy emotivo producto de la participación de 1.400 personas, 700 internacionales de 73 países, representando una importante diversidad de movimientos sociales en salud de todo el mundo. La delegación de América Latina tuvo presencia de delegados/as de Argentina, Paraguay, Brasil, Ecuador, Colombia, El Salvador, Nicaragua, Guatemala y México.

La PHA4 tuvo un proceso preparatorio en varias regiones que llevo a tener Asambleas nacionales como la realizada en India y Asambleas regionales como la realizada en Guatemala por parte del ala latinoamericana del PHM.

¡A nossa luta é todo dia, porque saúde não é mercadoria!4

La Cuarta Asamblea se organizó en torno a cuatro ejes temáticos: el panorama político y económico del desarrollo y la salud; entornos sociales y físicos que destruyen o promueven la salud; fortalecer los sistemas de salud para que sean confiables, comprehensivos, integrados e interconectados y continuar organizándonos y movilizándonos por la Salud para Todos.

Las sesiones plenarias, como los talleres y las reuniones temáticas desarrolladas en la PHA4, permitieron entonces, sobre la base de los ejes temáticos, abordar y discutir muchos de los temas en salud que hoy están puestos en la agenda internacional como la situación de salud global; la tendencia de los sistemas de salud, en particular la dada la política neoliberal de cobertura universal en salud que ha llevado al debilitamiento de los sistemas de salud pública; el asalto neoliberal a la atención primaria de salud; el aumento de las desigualdades dadas por las altas concentraciones de riqueza y sus efectos en la salud; la visión de género que muestra los efectos del patriarcalismo sobre la salud, especialmente de las mujeres; y las amenazas emergentes a la salud pública dadas por la migración, la crisis de refugiados, los conflictos bélicos, el cambio climático y la destrucción de la biodiversidad principalmente por el extractivismo.

Igualmente se discutieron temas como la organización y la movilización social por el derecho a la salud, la labor de los sanadores tradicionales en la producción social de la salud, la labor de los promotores comunitarios de salud, la salud de los trabajadores de la salud, entre otros temas.

¡Health for all now! – ¡Salud para todos/as ya!5

La Asamblea hizo evidente que hay un trabajo incansable y denodado de innumerables activistas y trabajadores de la salud que creen en la visión del derecho a la salud y que luchan día a día contra la hostilidad del Estado, del conjunto de prácticas de libre comercio injustas y de los regímenes de propiedad intelectual favorables a las compañías, contra la impunidad corporativa y la apatía pública, para hacer realidad la apuesta de salud para todas y todos ya.

En este sentido, la PHA4 permitió evidenciar que la lucha por la salud es global, que está presente en cada uno de los rincones del planeta y que el PHM es un movimiento global muy amplio, que tiene una muy rica y diversa dinámica, la cual tiene como característica principal el trabajo de base en salud con comunidades rurales y urbanas, con trabajadoras/es, con pueblos originarios, con población migrante y desplazada.

Diversas fueron las experiencias presentadas desde grupos y círculos del PHM que se desarrollan para hacer una salud diferente. Desde experiencias de solidaridad como la impulsada por grupos en Grecia de Hospitales del Pueblo para la atención de migrantes, o acciones con el pueblo palestino para dar atención en salud en un contexto de ocupación y guerra; los procesos de salud comunitarios que recogen y potencian los saberes y practicas ancestrales como se hacen en Guatemala desde la cosmovisión del pueblo Maya, o las acciones de recuperación de saberes tradicionales de cuidado de la salud con plantas y semillas en el norte y sur de Argentina; como el impulso a procesos de atención primaria en salud en las propias comunidades rurales con promotores comunitarios de salud en países africanos, o como la articulación entre sanadores tradicionales en India, solo por mencionar algunas de las experiencias presentadas.

A su vez, como ya se mencionó la Asamblea permitió la realización de debates en torno a temas estructurales relacionados con el orden económico y político dominante y sus efectos en la generación de inequidades en salud; la orientación del modelo de desarrollo imperante centrado en la sobreexplotación de los recursos naturales que genera una graves crisis ambiental planetaria con enormes repercusiones en la salud de las comunidades; sobre las políticas y sistemas de salud hegemónicos acordes con el orden económico dominante de acumulación, en donde se puede ver la gran expansión global que han hecho de la propuesta del modelo de cobertura universal en salud (UHC, por las siglas en inglés de Universal Health Coverage), con lo cual intentan mercantilizar totalmente la atención a la salud a través de seguros privados de salud con el argumento que por esta vía se universaliza la atención; la cooptación que se intenta hacer de la estrategia de atención primaria en salud (APS) con la reciente declaración de Astana, que busca además legitimar la propuesta de UHC; entre otros temas.

¡Bella ciao, bella ciao!6

“Hubo magia en el aire durante los últimos 4 días, la magia de la fuerza de las personas”, expresó al cierre de la Asamblea el compañero Amit Sengupta, fundador del PHM, dirigente en la India del Movimiento y miembro de la coordinación global del PHM, quien desafortunadamente días después de la Asamblea falleció en una de las playas de su país.

Y sin duda fueron acertadas las palabras de Amit, porque la Asamblea dejo a los y las asistentes una enorme esperanza, alegría y energía para seguir desarrollando los procesos colectivos para lograr una salud para todos y todas ya!!! y a la vez, el entusiasmo por seguir aportando en la construcción y consolidación del PHM.

¡Amandla! ¡Awethu!7

Lo evidenciado en la Asamblea, muestra que el PHM es un movimiento muy amplio mundialmente, que luego de 18 años de haber sido constituido está plenamente vigente y con oportunidades de mayor crecimiento.

Las historias de lucha, movilización y resistencia que se mostraron en la Asamblea por parte de las diversas delegaciones, se convirtieron en motivo de esperanza, aprendizaje y estrategias, para seguir avanzando.

Los círculos temáticos sobre comercio y salud; género y salud; medio ambiente, extractivismo y desarrollo; soberanía alimentaria y nutrición; y sistemas de salud que tiene configurado el PHM, permitieron identificar problemas apremiantes y estrategias conjuntas de movilización.

En este sentido, es necesario considerar que el espacio del PHM y los procesos que contribuye a desarrollar, son muy valiosos en la lucha por el derecho a la salud en el mundo y que en esta medida vale la pena darle un gran impulso en todos los rincones del planeta.

Esto pasa por vincularse y potenciar las estrategias que desde hace un tiempo impulsa el PHM relacionadas con la creación de círculos a nivel local y nacional; el desarrollo de campañas por el derecho a la salud, el desarrollo del informe global alterno de salud (GHW, por sus sigla en inglés Global Health Watch8) que permite ver los problemas de salud en el mundo desde una perspectiva propia y crítica; el observatorio a la Organización Mundial de la Salud (OMS), mecanismo de seguimiento a la labor de la OMS y la Universidad Internacional de Salud de los Pueblos (IPUH, por sus siglas en inglés) mecanismo muy valioso del PHM para formar a jóvenes en los temas de salud desde la perspectiva del Movimiento y a la vez, para ampliar sus bases 9.

También se ubicó el hecho que el PHM debe buscar ampliar sus estrategias y formas de acción de acuerdo a los diversos contextos locales y nacionales, sin pretender homogenizar estrategias, y ganar potencia organizativa para lograr mayor capacidad de incidencia política en el campo de la salud en las diversas esferas en las que pretende incidir. Esto como quedó evidenciado también en la Asamblea, pasa por la capacidad de ligar la movilización social por la salud con movilizaciones de otros temas, como lo hace por ejemplo el PHM en la India que se liga al movimiento de agroecología, al movimiento feminista y al movimiento de científicos críticos, lo que permite tener bases más amplias, mayor capacidad de convocatoria y de movilización.

También en la Asamblea quedo resonando el hecho de que hay que inyectar una visión más contrahegemónicos a las luchas por la salud y del propio PHM, que lleve a pensar como configurar políticas, sistemas, estrategias y prácticas en salud que no reproduzcan la visión medicalizada y funcional a la acumulación del complejo médico-farmacéutico-industrial, lo que implica la recuperación del saber y las prácticas en el cuidado de la salud de los pueblos para avanzar en un sentido de soberanía y autonomía de los cuerpos colectivos y personales, que también pasa por una alianza con el conocimiento académico que junto al conocimiento popular permita avanzar en la configuración de territorios de bienestar, cuidado y preservación de la salud y la vida humana y planetaria.

Sin duda, la Asamblea fue una inyección de optimismo, y en este sentido resuenan las palabras de Amit “hay que considerar el optimismo como un acto intencional de resistencia política”.

Tenemos entonces que ser optimistas en medio de la actual oscuridad, para hacer intencionalmente resistencia política y obtener poder para la gente, para continuar tejiendo y construyendo otro mundo y otra salud posibles.

¡Kaore e mau te rongo–ake, ake! – ¡ The people will fight forever, and ever and ever!10

Edición 617 – Semana del 7 al 13 de diciembre de 2018

————————————————————–

1 El Movimiento de Salud de los Pueblos (PHM) se fundó en el año 2000 en el marco de la primera Asamblea de Salud de los Pueblos realizada en Savar, Bangladesh. La segunda Asamblea se realizó en Cuenca, Ecuador en el 2005, y la tercera en Cape Town, Sudáfrica en el 2012. El PHM nace producto del acuerdo de principios y elementos programáticos establecidos en la Declaración para la Salud de los Pueblos.

2 Consigna agitada en la PHA4 por la delegación de América Latina y de Filipinas y coreada por el conjunto de la Asamblea.

3 Los Rohinyá son un grupo étnico nativo, ubicado en Myanmar en los límites de Bangladesh, presente en esta región durante siglos, mucho antes de la separación entre Myanmar y Bangladesh.

4 ¡Nuestra lucha es todo el día, porque la salud no es una mercancía! Consigna agitada en la PHA4 por la delegación de Brasil y replicada en la Asamblea por el conjunto de la delegación de América Latina.

5 Consigna agitada en la PHA4 por el conjunto de todas las delegaciones.

6 Adiós bella, adiós bella! Canción cantada por la delegación Europea y coreada por el conjunto de la Asamblea. Es una canción popular cantada por los simpatizantes del movimiento partisano italiano, que fueron grupos de resistencia contra el fascismo, durante la segunda guerra mundial.

7 Consigna agitada en la PHA4 por la delegación Sudafricana y replicada por el conjunto de la Asamblea. Amandla en las lenguas nguni significa poder. La palabra fue un grito popular en los días de resistencia contra el apartheid, utilizado por el Congreso Nacional Africano y sus aliados. El líder de un grupo gritaría “¡Amandla!” y la multitud respondería con “Awethu” (para nosotros), completando el grito «¡poder para la gente!» (tomado de https://en.wikipedia.org/wiki/Amandla_(power).

8 Hasta la fecha el PHM ha impulsado el desarrollo de cinco GHW, y se está iniciando el proceso para el sexto informe. Esto se estructuran con la participación muy amplia de miembros del PHM de todas las regiones del mundo.

9 Antes del inicio de la PHA4 se desarrolló un curso de dos semanas del IPHU con unos 25 jóvenes de diversas partes del mundo. El PHM ha realizado más de 40 IPHU como parte de sus actividades formativas y organizativas.

10 ¡La gente luchará por siempre, siempre, siempre! Consigna agitada en la PHA4 por la delegación de Oceanía. Hace referencia a una frase histórica expresada por al pueblo originario maorís, una etnia polinésica de las islas de Nueva Zelanda.

Tomado de: Semanario Virtual Caja de Herramientas
Edición #617, Semana del 7 al 14 de diciembre de 2018

 

 

WhatsApp chat