Domingo, 17 de Diciembre de 2017

Nikola Tesla: El hombre que iluminó el siglo XX


El tiempo y el calendario

Ver más videos...




Sitios de Interés

Recuerdos del Ayer

Buenas prácticas de medicina “enferman” al ministro de Salud

Para German Reyes, presidente de ASMEDAS Antioquia, el ministro Gaviria inclinó la balanza hacia las aseguradoras. “Se evidencia que el ministro está defendiendo es a las EPS y ahí es donde entra en contradicción, porque son estas las que deben una gran cantidad de dinero a los hospitales y además las que están chantajeando con el valor de las tarifas..."

Tomado de: www.elmundo.com

La crisis de la salud cada vez toca más hospitales y clínicas en el país. No hay fondos para cumplir con objetivos. Y sin recursos, la alta demanda por parte de los pacientes es un huracán que amenaza con destruir el sistema. La deuda de hospitales y clínicas es cercana a los $7 billones.

El déficit presupuestal del sector salud este año es de $ 5.5 billones. A la coyuntura no fue ajeno el Hospital Pablo Tobón Uribe (Hptu), que el pasado 19 de agosto cerró 79 camas de hospitalización, 17 de estas de pediatría. Las deudas que les dejaron las extintas Saludcoop, Caprecom, Comfamiliar Camacol, Salud Cóndor y Comfenalco por 19.687 millones de pesos, además de lo que adeudan a junio de este año Cafesalud ($34.813 millones), Savia Salud ($57.185 millones) y Coomeva ($31.277 millones), llevaron a esa institución hospitalaria a tomar tan drástica medida, algo que molestó al ministro de Salud, Alejandro Gaviria.

Gaviria recriminó a este hospital por no “hacer un esfuerzo”. “El San Vicente y la IPS Universitaria se han sumado a estos esfuerzos. Pero el Hptu no lo ha hecho. Está por fuera de los esfuerzos mancomunados. Se expandió muy rápido y ahora pretende que el sistema se adapte a sus necesidades”, expresó a un medio de comunicación nacional esta semana. Parte de la expansión fue la construcción de la torre B, inaugurada en octubre de 2016, con un espacio de 72.000 metros cuadrados, que incluyó la ampliación de los servicios de salud, pasando de tener 371 camas de hospitalización a 527.

Aunque la dirección del Pablo Tobón, en cabeza de Andrés Aguirre Martínez, prefirió no pronunciarse al respecto, otros actores de la comunidad médica han mostrado su inconformidad frente a las declaraciones de Gaviria, que parece estar del “lado de las EPS”. “Pareciera ser que en Colombia fuera una prohibición tener excedentes importantes en cualquier operación empresarial. ¿Quién dijo que las empresas tienen que generar pérdidas? Hospitales acreditados internacionalmente como el Pablo Tobón Uribe, donde enseñan buenas prácticas de la medicina tienen que dar buen rendimiento”, expresó Juan Édgar Marín, vocero de la alianza Somos 14+1 y gerente de Serviucis.

Desde su perspectiva, los hospitales no están en abundancia. “No tenemos excedentes líquidos. Una cosa es tener excedentes para recuperar, a los 14+1 nos deben dos billones de pesos. Los activos tienen que producir”, afirmó Marín, quien agregó que el Hptu es reflejo del buen servicio en Colombia y América Latina. Las declaraciones del ministro de Salud ponen en entredicho uno de los puntos que más aqueja al sistema de salud: el flujo de recursos desde el Gobierno y las EPS hacia las IPS.

Por eso, para Marín “son cortinas que lanza el Gobierno por la desatención que ha tenido en la prioridad de la vigilancia y el control, porque no ha sido capaz de entregar los recursos económicos a tiempo para que fluyan y podamos atender a los usuarios. Ya estamos planeando el presupuesto nacional de 2018 y no aparece claramente cómo Caprecom nos va a pagar a los hospitales públicos y privados”.


Las tarifas de servicio

Las tarifas que se cobran por cada servicio que recibe un paciente de una EPS también incomodan al ministro. Germán Enrique Reyes, presidente de la Asociación Médica de Antioquia, Asmedas, lo explicó así: “Muchas instituciones manejan tarifas de SOAT del 2008, todos estos años no ha habido aumento. El ministro se queja porque el Pablo Tobón Uribe no quiere rebajar tarifas mientras que otros centros hospitalarios sí lo estarían haciendo”. Para Reyes, el ministro Gaviria inclinó la balanza hacia las aseguradoras. “Se evidencia que el ministro está defendiendo es a las EPS y ahí es donde entra en contradicción, porque son estas las que deben una gran cantidad de dinero a los hospitales y además las que están chantajeando con el valor de las tarifas, teniéndolas muy bajas como forma de solventar sus ganancias”, subrayó.

El paciente que pide una cita obtiene como respuesta que ya no hay convenio con hospitales. Si va a la EPS, se muere en la puerta esperando ser clasificado. La salud, que debería ser un derecho fundamental, que goce por tanto de todas las garantías constitucionales y legales, se convirtió en una mercancía, valiosa sólo si da ganancias.

“Hoy hay una discusión, no sólo con el Hptu, sino con todo el sistema. Hay una puja entre los prestadores (IPS) y los aseguradores (EPS). Los primeros se quejan de que no les pagan y que las tarifas son muy bajas y los segundos dicen que los prestadores gastan mucho, ordenan muchos exámenes o muy costosos y que ellos no están en capacidad de pagar”, destacó el presidente de Asmedas.

En la misma línea Mauricio Tamayo, director de la Clínica Cardio Vid defendió que la discusión va mucho más allá de las declaraciones de Gaviria, se trata de la crisis generalizada. “A los hospitales y clínicas de Antioquia se nos acabó el oxígeno para operar y estamos pasando por unas dificultades bastante grandes. La mirada que se tiene que dar es no a tratar de poner en riesgo algunas que lo han venido haciendo muy bien, si no a que miremos la realidad”, afirmó.


La investigación tiene precio

En su momento, Andrés Aguirre, como director del Hptu, defendió el plan de expansión del hospital, apelando a los avances y el reconocimiento que se ha tenido en este aspecto. Recordó que se hace necesaria la planeación pese a la crisis de la salud puesto que los mejores hospitales en el mundo son entidades sin ánimo de lucro, como en EE. UU. son Cleeveland Clinic y Mayo Clinic que son las mejores y no responden a intereses económicos sino a los intereses de la comunidad.

“Colombia tiene ejemplos de entidades que cumplimos con los más altos estándares de calidad”, señaló. Finalmente, Luis Alberto Martí- nez, director ejecutivo de la Asociación de Empresas Sociales del Estado de Antioquia (Aesa), consideró inadecuado el pronunciamiento de Alejandro Gaviria. “Son unas declaraciones muy injustas. Los hospitales en Antioquia y el Hptu vienen trabajando en fortalecer la infraestructura, la dotación, los procesos y procedimientos para brindar un servicio de excelente calidad. Son de los más avanzados que le sirven a la población colombiana y a usuarios de otros países, algo en lo que hay que invertir muchísimos recursos”, explicó

Tomado de: www.elmundo.com




Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Twitter





Fondo Editorial CIB

Editorial Médica Panamericana. 10% de descuento.






Encuesta

¿Apoyaría usted un paro nacional del sector Salud?

Si - 100%
No - 0%

Total votos: 1
The voting for this poll has ended on: Julio 1, 2015
 ¿Busca empleo?
Solicitud de empleo