Martes, 17 de Octubre de 2017

Nikola Tesla: El hombre que iluminó el siglo XX


El tiempo y el calendario

Ver más videos...




Sitios de Interés

Recuerdos del Ayer

Administración municipal indolente ante crisis de Metrosalud

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: Médico Jorge Iván Posada Vélez
Representante de los Profesionales en la Junta Directiva de Metrosalud
Miembro Junta Directiva de ASMEDAS Antioquia

Metrosalud viene presentando pérdidas acumuladas en los últimos años, por una cifra superior a 20 mil millones de pesos. En el año 2015, las pérdidas fueron 12.723 millones de pesos; a 31 de diciembre de 2016, las pérdidas del ejercicio fueron 8.248 millones de peso. Al terminar el primer semestre de este año, las pérdidas ascienden a 1.292 millones de peso. La cartera de Metrosalud también se ha venido incrementando en los últimos años, al pasar de 42.908 millones de pesos en el 2015 a 63.284 (47.4%)millones de pesos en el 2016 y escalando hasta 75.234 (19%) millones al finalizar el primer semestre de este año. De esta cifra, 48.000 corresponden a la deuda de Savia Salud EPS. Es preocupante que el 66% de esta cartera, una cifra cercana a los 50.000 millones, tenga una edad superior a 180 días, lo que pone en duda las posibilidades reales de su recuperación.

El número de usuarios cuya atención en el primer nivel está contratada con Metrosalud ha venido disminuyendo en los últimos años. En el 2013, Metrosalud contaba con 842 mil usuarios, a junio de este año llegan a 665 mil, lo cual significa una disminución del 21%. La disminución en el número de usuarios capitados a Metrosalud se ha facilitado por el Decreto 3047 de 2013 que permite a los usuarios del régimen subsidiado quedarse en la EPS que lo afilió mientras laboraba. Es preciso anotar que el mercado laboral ha sustraído de la población afiliada al régimen subsidiado, la población más apta para laborar, quedando los pobladores de mayor edad y todos aquellos con discapacidades, desechados por el mercado laboral, en el régimen subsidiado.

Si a la anterior observación adicionamos una evaluación de todos los demás determinantes sociales de la enfermedad (nivel educativo, acceso a servicios públicos, acceso a recursos económicos para garantizar una alimentación adecuada, etc.), podemos esperar, entonces, que la población del régimen subsidiado tenga una mayor tendencia a enfermar que la del régimen contributivo; ello cual impacta de manera significativa las finanzas del asegurador y de las Empresas Sociales del estado (ESE) que han capitado con éste la atención de dicha población.

A esta situación se suma la disminución que se ha presentado en los ingresos por los proyectos de intervención colectiva contratados con el Municipio de Medellín. En el 2016 se presentó una disminución del 22% en los ingresos por este concepto, con respecto al 2015. Para este año aun continuamos un 10 % por debajo de lo contratado con El Municipio durante el último año de gestión del doctor Aníbal Gaviria. Hay que anotar que este rubro representa aproximadamente el 20 % de los ingresos de la empresa y una fuente muy importante para asegurar la liquidez. Al panorama financiero descrito se suma el pago mensual de intereses gravosos por un crédito de tesorería por 10 mil millones de pesos, pactado con Bancolombia el año anterior.

La actitud de la Administración municipal con las dificultades financieras de Metrosalud la podemos calificar como de “indolente”. De los 270 mil millones de superávit del año anterior, sólo le transfirió a Metrosalud 5 mil millones, después de varios meses de presión de las organizaciones gremiales y sindicales que funcionan al interior de Metrosalud, de todos los trabajadores y empleados y de la comunidad en general. Los voceros de la Administración municipal son reiterativos en señalar que “Metrosalud debe llegar a un estado de sostenibilidad financiera”, es decir, apostarle su futuro a un mercado de servicios de salud en crisis, plagado de corrupción, buscando rentabilidad económica en sus servicios y relegando a un segundo plano las necesidades reales de la población. Pretenden crear también una matriz de opinión afirmando que “somos ineficientes…. SURA tiene sólo 19 puntos de atención y maneja más pacientes que Metrosalud”, sugiriendo con ello la necesidad de cerrar puntos de atención en la búsqueda de una mayor “eficiencia” e ir destruyendo la red que ha construido la ciudad en los últimos 30 años con el propósito de garantizar un acceso a los servicios de salud a la población más pobre y vulnerable de la ciudad. Afirman también que “los costos laborales nos restan competitividad”, en otras palabras los culpables de la crisis financiera somos los trabajadores que ganamos “mucho”.

Lo primero que hay que señalar es que no somos los trabajadores quienes hemos estado al frente de la administración de la empresa, ha sido la clase política regional quien se ha disputado la dirección de la empresa, convirtiéndola en un bastión del grupo político liderado por uno de los concejales más antiguo de la ciudad. Lo segundo que habría que señalar es que los trabajadores y empleados de Metrosalud, representados por las organizaciones gremiales y sindicales allí presentes, hemos librado una lucha de muchos años, por la construcción de unas condiciones laborales dignas, lo cual incluye una remuneración acorde con nuestras responsabilidades y competencias. No es entendible que Metrosalud sea incapaz de ampliar su portafolio de servicios con la vinculación de especialistas, favoreciendo una atención integral de nuestros pacientes y mejorando la capacidad de resolver situaciones clínicas en todos los servicios.

En este panorama financiero en el que se encuentra la empresa, es importante darle una mirada a las repercusiones que se presentan en el ámbito de los servicios que presta la empresa. Nos encontramos muy por debajo en las metas trazadas para el primer semestre en: Vacunación, tomas de citologías, aplicación de sellantes y flúor, detartrages, consulta de planificación familiar, consulta de crecimiento y desarrollo. Además, si comparamos con la productividad del año anterior, se presenta una disminución del 6% en la consulta médica de programas, del 32% en la consulta médica por especialista, del 34% en el número de cirugías realizadas, del 55% en la realización de tubectomías y vasectomías, en el 8% en el número de partos atendidos, en el 15% en el número de ecografías realizadas, en el 15% en los controles de enfermería, en el 6% en el número de vacunas aplicadas. También se presenta una disminución en la compra de medicamentos en un 41% al pasar de 6180 millones a 3675 millones y en el material médico quirúrgico en un 100% al pasar de 2080 millones a 1 millón. La planta de cargos también ha venido decreciendo, pasó de 2258 funcionarios en el 2016 a 2182 en junio de este año; encontrándose 120 cargos vacantes. Todo esto se ve reflejado al evaluar la satisfacción de los usuarios, que bajó del 95% al 88%.

Las obligaciones pendientes, que tiene la empresa con sus empleados y trabajadores se incrementó en un 155 % en el último año, al pasar de 2553 millones a junio del 2016 a 3357 millones en junio del 2017 (recordemos que se adeuda la prima que se debió pagar en el mes de agosto a los funcionarios más antiguos).

Considero que todos podemos estar de acuerdo en que son momento difíciles para la empresa y que debemos desempeñarnos con austeridad; sin embargo, el camino elegido por la empresa, sacrificando la prestación de servicios con calidad y oportunidad, favoreciendo la congestión en los servicios asistenciales, la sobrecarga laboral y las agresiones de los pacientes insatisfechos, no puede ser compartidos por nosotros.

Rechazamos el marchitamiento al que se está sometiendo a Metrosalud y reclamamos de la Administración municipal un mayor apoyo a la ESE, de tal manera que se puedan brindar unos servicios de salud con calidad y oportunidad a la población más pobre y vulnerable de la ciudad.

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia 




Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Twitter








Editorial Médica Panamericana. 10% de descuento.






Encuesta

¿Apoyaría usted un paro nacional del sector Salud?

Si - 100%
No - 0%

Total votos: 1
The voting for this poll has ended on: Julio 1, 2015
 ¿Busca empleo?
Solicitud de empleo