Lunes, 24 de Julio de 2017

Nikola Tesla: El hombre que iluminó el siglo XX


El tiempo y el calendario

Ver más videos...





Sitios de Interés

Recuerdos del Ayer

Más sobre la IPS Universitaria

Alviar, IPS, Tercerización y Hospital Universitario

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensa ASMEDAS Antioquia

Por: médico Néstor Aldemar Morales Betancur
Médico General de Hospitalización
Clínica León XIII

La acreditación de la IPS Universitaria como Hospital Universitario para el año 2017 es uno de los objetivos más importantes que debe lograr el actual rector de la Universidad de Antioquia, el economista Mauricio Alviar Ramírez. Es indudable que es un reto que debe abanderar como presidente de la Junta Directiva de la IPS, pero aún no consolida su liderazgo y como rector ha perdido credibilidad y gobernabilidad. 

Alviar[1] que fue elegido para un periodo de 3 años por el Consejo Superior Universitario, el cual inició el 6 de abril de 2015, no tiene dudas sobre el baluarte de la IPS y de la necesidad de defenderla y fortalecerla en pro de los intereses de la comunidad universitaria y de los antioqueños. En el segundo Consejo Superior Universitario del 23 de febrero de 2016 deja claro que la IPS "es una verdadera joya"[2], cuando la compara con EPM, no sólo como modelo de negocio que puede llegar a aportar excedentes productivos que le vendrían bien a la universidad, sino desde el punto de vista de la rentabilidad para la educación pública, como centro docente asistencial e investigativo, para las áreas de la salud y para muchas otras facultades de la universidad y, en especial, desde el punto de vista de la rentabilidad social.[3] 

Los médicos de la clínica León XIII[4], precarizados por la IPS Universitaria con la ilegal forma de contratación tercerizada[5] desde marzo de 2007 mediante la figura de Cooperativa COODERMA, transformada abrupta y unilateralmente en PROENSALUD Contrato Sindical[6], interpusimos derecho de petición en diciembre de 2015 pidiendo vinculación directa para la protección de nuestros derechos fundamentales, al trabajo digno, al mínimo vital, a la seguridad social con sus prestaciones debidas y a la libre asociación sindical en igualdad de garantías laborales a las de los médicos y demás personal misional asistencial que labora en las sedes central y del campus universitario; vulnerados con el silencio cómplice de  la Universidad de Antioquia que es, además, responsable solidaria[7]. Desde enero de 2016 hemos recibimos el apoyo solidario de ASOPRUDEA y ASMEDAS Antioquia. A finales de enero, configurado el silencio administrativo, interpusimos acción de tutela, con lo que logramos una reunión con León Montaño, director saliente de la IPS Universitaria, quien trasladó la solicitud a la Junta Directiva. Con bastante visibilización mediática, nuestra problemática ha generado mucha indignación en la sociedad y en la comunidad universitaria. Todavía no hay una respuesta de fondo y aún seguimos esperando la garantía de nuestros derechos. 

Desde enero de 2016, buscamos semana tras semana agendar una cita en el bloque 16 para saber la posición de la Administración frente a nuestra justa reivindicación, hasta lograr conocerla en entrevista con el rector Alviar, concedida el 4 de abril de 2016[8], donde manifiesta que se ha preocupado desde el inicio de su gestión por entender mejor las complejidades de la IPS en el escenario de crisis financiera que atraviesa la salud en el país y señala como problemas centrales, el administrativo, el de la gestión y el de la visión. Respecto a la visión[9], manifiesta su deseo de lograr la acreditación de la IPS como Hospital Universitario. Se muestra solidario frente a la disminución del poder adquisitivo de los médicos en relación con la valiosa y difícil labor de atender pacientes con calidad. Dice que no está de acuerdo con la tercerización laboral, aunque la justifica[10] para el inicio de la operación de la Clínica León XIII considerando que cumplió con unos objetivos específicos, en momentos de incertidumbre y manifiesta que en la Junta ya se ha analizado el gran obstáculo que significa dicha tercerización[11] para lograr la acreditación de la IPS como Hospital Universitario. Advierte, también, que estamos en un momento coyuntural en el que se ha definido que es hora de empezar a elaborar un plan de vinculación progresiva, en particular de los médicos y las enfermeras, por su carácter misional y porque es un convencido de la importancia que tiene el sentido de pertenencia a nivel laboral, para que el empleado se sienta a gusto y pueda desarrollar sus funciones de la mejor manera posible. 

Palabras de Alviar en principio alentadoras que avivan la esperanza de tener un país más justo y equitativo, pero que, ante todo, deben significar su compromiso con la terminación de la nefasta tercerización ilegal a través de falsas cooperativas, trasformadas en falsos sindicatos; palabras que deben traducirse en el cumpliendo con la normatividad vigente sin   interpretaciones amañadas de la ley, para impulsar el trabajo decente, el cual ha sido incorporado a nuestro ordenamiento jurídico por recomendaciones de la OIT[12]; palabras que a la fecha no se materializan aún en hechos concretos de formalización del empleo y vinculación directa en la Junta Directiva de la IPS Universitaria encargada de tomar la decisión. 

Cabe resaltar que algunos trabajadores misionales de la IPS Universitaria han decidido demandar, mientras otros esperamos la vinculación formal con escepticismo. Estamos expectantes dado el precedente de la gestión de Alviar que le ha generado fuertes críticas por su talante definido como autoritario[13]y por sus decisiones tomadas frente a su deber ser de garantizar los derechos de los trabajadores, en un contexto donde no le creen ni los estudiantes, ni los empleados, ni ASPUEA que espera se cumpla fallo de negociación colectiva, ni ASOPRUDEA y, en general, ninguno de los profesores afectados con la suspensión del  pago  del 100% de las  incapacidades, al quitar el seguro de vida para los  profesores y la amenaza  de  eliminar la  bonificación. 

Debe Alviar entonces ganar credibilidad, mejorar la gobernabilidad para materializar sus propósitos; y para ello debe demostrar liderazgo, voluntad y determinación en la toma de decisiones con poder real de cambiar lo malo que haya que cambiar en la universidad y en especial en la IPS Universitaria, para sacarla de la profunda crisis[14] en que se encuentra sumida, con problemas de corrupción[15], por la cual ha sido amenazada con su liquidación por el gobernador de Antioquia y presidente del CSU, Luis Pérez Gutiérrez, cuyo correlato más probable sería su antiguo y permanente fantasma de la privatización. 

Es inmenso el reto que tiene enfrente el rector Alviar, para llevar a la Universidad y a la IPS a estándares de calidad[16], invirtiendo en ciencia, tecnología e innovación como se propone[17], proyectándola al sector productivo y a la resolución de los problemas de la sociedad, para lo cual, dice, no puede ser dogmática ni adoctrinadora ni un campo de batalla y que debe mejorar y aumentar el talento humano. 

Sería muy importante que lograra enderezar el rumbo de su administración demostrando de esa manera su independencia[18] frente a los posibles manejos burocráticos provenientes del CSU y poder así ratificar lo dicho en la mesa de “Diálogos de la Urbe” el 25 de abril de 2016, en particular cuando se defendió aprehensivo de lo que consideró tenía tintes de  juicio político[19], argumentando que no está capturado por intereses politiqueros que lo obliguen a legitimarse a un alto costo en el CSU (Consejo Superior Universitario) luego de la debilidad que le dejó el proceso del famoso Acuerdo 480 con más de 3 meses de paro, y que todos los nombramientos son de su total autonomía, que no ha recibido ningún tipo de presiones políticas, ni locales ni regionales. 

Si de verdad quiere sacar adelante la IPS Universitaria, debe enfrentar de manera clara sin medias tintas los fenómenos de corrupción denunciados en el Consejo Superior Universitario[20] y demás intereses particulares creados y sostenidos por los médicos fundadores y directivos como Antonio Yepes Parra, Alberto Uribe Correa, Jaime Restrepo Cuartas, Iván José Ángel Bernal, Jaime Poveda Velandia, León Jairo Montaño y Ricardo León Álvarez; los mismos que han determinado el rumbo de la Universidad y de la IPS por casi 20 años, a quienes la historia habría de juzgar si han denigrado del juramento hipocrático al cohonestar con la mercantilización de la salud y la explotación de los colegas médicos mediante la tercerización ilegal. 

No dejaría de ser paradójico que el profesor Alviar, justo él, un académico que ha sido tildado de neoliberal[21], lograra con principios altruistas y quizás altas dosis de pragmatismo, formalizar la contratación laboral y acreditar la IPS como Hospital Universitario, en tiempos de anomia[22], individualismo y resurgimiento del dogma de “la mano libre del mercado” de Adam Smith[23].
 

Origen de la IPS como Hospital Universitario

La IPS Universitaria nace como una imposición normativa, pero ante todo como una necesidad sentida de la Universidad de Antioquia, de trasformar su servicio médico con su planta de cargos que se veía amenazado por el cambio de modelo de salud que trajo la ley 100 de 1993, en especial por la prohibición de integración vertical entre IPS y EPS o Entidad Adaptada, hoy llamada Programa de Salud U. de A. 

En el acto de constitución de la IPS Universitaria en 1998, mediante Acuerdo Superior 632, el entonces rector de la UdeA Jaime Restrepo Cuartas, describe aspectos de lo que llamó “la permanente relación Hospital-Universidad”, donde recrea el deterioro progresivo y las dificultades a las que había estado sometida la relación docente asistencial, frente a las fortalezas; pero ante todo advierte la oportunidad de negocio, aún en ese momento en que la Universidad se veía sometida a las exigencias normativas que la ley 100 traía para las Instituciones de Educación Superior, que ofrecen programas de docencia e investigación en pregrado y posgrado de las áreas de la salud en todos los niveles de complejidad; y resalta los períodos previos hasta ese momento así: 

De 1934 a 1950, este centro asistencial era una entidad de caridad. De 1950 a 1980, fue un hospital subsidiado por el Estado, pues no alcanzaba a recaudar recursos suficientes para su funcionamiento. De 1980 a 1993, hay una etapa de transición hacia la demanda de servicios, porque el Estado no alcanzaba a subsidiarlo y cuando hacía aportes, le exigía que recuperara recursos. Esta situación obligó al hospital a ponerle cuidado a la parte administrativa, que antes estaba a cargo de los jefes de departamento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia. Se presenta un ambiente de fricciones entre el hospital y la Universidad. Ya en 1993, por efectos de la Ley 100, el hospital tiene que facturar para cobrar por la atención en salud. Antes de Ley 100, el Hospital y la Universidad, ofrecían atención que era regulada por convenios docente-asistenciales. El primero se celebró en 1939. Los términos eran sencillos. Los profesores atendían pacientes del hospital y hacían la docencia. En resumen, la Universidad ejercía el control académico, administrativo y asistencial del hospital.  Para 1995, hay un nuevo convenio docente-asistencial, que es más moderno…Dicho convenio es el vigente y contiene nuevas condiciones. Lo fundamental, consiste en facturar por los servicios para satisfacer las necesidades económicas del hospital que ha pasado de recaudar mil quinientos millones anuales a casi 9 mil millones en igual período. En esa tarea ha colaborado la Universidad de Antioquia. Este proceso ha traído, sin embargo, limitantes. Por ejemplo, hace 15 años se cerró el área cardiovascular para la formación de profesionales. También se han cerrado otros programas que son poco rentables, porque el hospital tiene que convertirse en entidad especializada para la atención de los niveles 3 y 4. Por esta situación, también el Alma Máter ha sido afectada, porque ha tenido que buscar otros lugares para las prácticas. Ha sido la misma Ley 100 de 1993, la que ha dificultado las prácticas. 

Desde antes del acto de nacimiento de la IPS Universitaria en 1998,  que tuvo 3 años de deliberaciones, se percibía el anhelo de la comunidad de la Universidad de Antioquia de tener un Hospital Universitario propio acorde a su historia, en particular por las tensiones surgidas con los nuevos directivos nombrados en el Hospital Universitario San Vicente de Paúl en el contexto de las transformaciones a partir de la ley 100, que hacían presagiar el fin de la luna de miel de una larga historia compartida de vanguardia de la medicina antioqueña entre Hospital y Universidad, en especial en trasplantes y manejo de trauma. 

Hoy se puede afirmar que con el modelo de negocio de la ley 100, las dificultades de los convenios docente asistenciales con el Hospital Universitario San Vicente Fundación han persistido o empeorado y se refleja en la reducción paulatina de practicantes. De hecho, hoy por hoy los estudiantes de medicina de la Universidad de Antioquia tienen dificultades para realizar sus prácticas allí. Para el año 2001 la IPS desarrolla su modelo de Hospital Universitario a cargo de Jaime Poveda. Con la operación logística de la clínica León XIII, en marzo de 2007 amplía su portafolio de servicios hacia la alta complejidad con miras a consolidar su gran proyecto de Hospital universitario, contando para ese año con 3129 estudiantes en prácticas académicas, con el sello de marca de la Universidad de Antioquia que de esa manera se promociona en la red de servicios.[24]En el año 2014 que asume la dirección de la IPS León Montaño, ratifica que aspira a que en 2017 se le “otorgue la certificación como Hospital Universitario”[25] 

El Hospital Universitario San Ignacio de la Universidad Javeriana en Bogotá bajo la orientación del médico Julio César Castellanos[26], en medio de la crisis de la salud logró la Acreditación. “Mientras la norma en el sistema de salud son los contratos temporales y a través de cooperativas, el hospital decidió eliminar todo lo posible la intermediación laboral y firmar contratos a término indefinido con sus trabajadores” por la convicción del gerente en contravía del paradigma neoliberal, quien en entrevista con Pablo Correa del espectador afirma que “la salud no es un bien de consumo. Es un derecho fundamental. No se puede garantizar un acceso mínimo si lo que prima son leyes de mercado.”[27] 

La sostenibilidad, viabilidad y calidad de la indisoluble educación-salud públicas[28] están amenazadas, en alerta máxima, por la crisis del modelo de negocio de la "ley 100" con sus muertos evitables, cierre de Hospitales Universitarios y de centros de práctica ad portas del postconflicto[29].“Sin salud no hay paz” dice el eslogan coreado a viva voz en las protestas recientes en el Hospital Universitario San Vicente Fundación.[30] 

Se requiere acciones claras para salvar, reestructurar y Acreditar la IPS Universitaria como Hospital Universitario, para que sea garante del Derecho Fundamental a la salud, de los Derechos laborales de sus trabajadores[31] y orgullo de los antioqueños. 

Sería muy triste y lamentable que la IPS Universitaria fuera liquidada con ánimos privatizadores.[32] Las amenazas son reales.  Ejemplos hay muchos, como la clausura en 2001 del emblemático Hospital Universitario San Juan de Dios de Bogotá o Centro Nacional Universitario Hospital San Juan de Dios-Instituto Materno Infantil, hospital de carácter público fundado en 1723[33], referente en avances médicos en Latinoamérica, pionero en trasplantes, premiado por la OMS por crear el programa “Madre canguro” para el mundo en 1978[34], que sueña con ser rescatado de la estocada a muerte que le dio la ley 100 de 1993 hace más de 14 años;  o como la crisis por la que atraviesa el Hospital Universitario del Valle Evaristo García, parecida a la de la IPS Universitaria, que lo tiene en estado agónico,[35]donde se vislumbran malos manejos, corrupción, e iliquidez con cuentas embargadas[36],  al borde del cierre; situación muy grave para una institución de salud y centro académico de alta importancia para la Universidad del Valle, su Facultad de Salud, y la región del suroccidente colombiano; escenario puesto en el debate nacional por Carolina Corcho Mejía, médica psiquiatra, impulsora e investigadora de la salud como derecho fundamental.[37]Hay otros Hospitales Universitarios en crisis por la deuda a los Hospitales públicos que, hacia finales de 2014, ascendía a 5,3 billones de pesos, como el Hospital Universitario del Caribe, el Universitario de Sincelejo y el Hospital Universitario Cari. El ministro de salud Alejandro Gaviria[38]dijo que “De los 955 hospitales públicos que, están en riesgo financiero, 321 ya salieron de la lista roja, es decir, los que están al borde de la quiebra… explicó que la situación se agrava” con problemas de mala administración, tercerización, clientelismo y corrupción. 

La regulación de Hospital Universitario nace con la ley 1164 de octubre de 2007, por la cual se dictan disposiciones en materia del Talento Humano en Salud, que planteó la necesidad de tener Hospitales Universitarios, regulado también en el artículo 100 de la ley 1438 de 2011 y definen unos criterios básicos de estar debidamente habilitado y acreditado en calidad,  tener vocación docente e investigativa con convenios docencia servicio y tener calidad en la investigación. Tener capacidad instalada y actuar como centro de referencia para redes de servicios departamentales o nacionales y distritales. Disponer de instalaciones para el bienestar de docentes y estudiantes, áreas adecuadas para el estudio, descanso y bienestar dentro de la Institución como en sus escenarios de práctica. 

En el parágrafo del artículo 13, de la ley 1164, se define el Hospital Universitario como: Una Institución Prestadora de Servicios de salud que proporciona entrenamiento universitario y es reconocido por ser hospital de enseñanza y práctica supervisada por autoridades académicas competentes y que ofrece formación y atención médica en cada uno de los niveles de complejidad. El hospital está comprometido con las funciones esenciales de la Universidad, cuales son formación, investigación y extensión. El Hospital Universitario es un escenario de práctica con características especiales. 

Desde abril de 2014, el ministerio de Educación y el ministerio de Salud, en cabeza de su viceministro Fernando Ruiz, reconocen tres IPS como Hospitales Universitarios[39], dando plazo perentorio de 5 años a los demás para que se acrediten como tal y manifiesta su interés en que haya Hospitales Universitarios de Excelencia, e imparte la directriz para construir una política pública en Educación Superior de las ciencias de la salud, aclarando que se conservaría la "Titulación" en cabeza de las Instituciones de Educación Superior[40] con mayores exigencias de calidad, con mejores escenarios de formación e investigación para "...acrecentar la oferta de programas de especializaciones en aquellas áreas más críticas que requiere el país para universalizar los servicios de salud en todas las áreas."

Tomado de: Oficina de Comunicaciones, Información y Prensas ASMEDAS Antioquia


[1]“A Alviar, la comunidad universitaria lo denomina así desde su posesión el 6 de abril de 2015. En los seis fonemas de su primer apellido se condensan los encontrados sentimientos en que se traduce su gestión y cada quien los pronunciará según la percepción que del personaje tenga.”Provocadoras palabras de César Alzate Vargas, en De La Urbe, quien hizo su titulo con algo con lo que estuvo de acuerdo con el rector: “No todos los economistas son neoliberales”, 7 de abril de 2016consultado en:delaurbe.udea.edu.co/2016/04/07/no-todos-los-economistas-son-neoliberales

[2]En el segundo Consejo Superior Universitario del 23 de febrero de 2016,  dijo Alviar “que la IPS es a la UdeA como EPM es al municipio de Medellín. Aquí las ganancias deben ser académicas y sociales. El sentido de la IPS desde su creación era que fuera un centro de prácticas y no un negocio, es una empresa especial porque su objetivo no es maximizar utilidades. Hoy la IPS tiene tres aristas: administrativo, financiero y académico y hay que buscar los mecanismos para salvarla porque lo académico es lo fundamental.” El representante del sector productivo Juan Guillermo Londoño Posada comparte “el rol académico” de la IPS pero llama la atención acerca de que “tiene que ser un centro con sostenibilidad y en este momento no lo es.”El señor gobernador dice que “entiende el amor por lo académico pero que para este tipo de cosas se necesitan los ateos.” (Ver X Informe de la representación profesoral ante el CSU el 2 de marzo de 2016).

[3]Entrevista concedida por el señor rector Mauricio Alviar, el 4 de abril de 2016, en el bloque 16, a mí como representante de los médicos de la clínica León XIII de IPS Universitaria en espera de vinculación laboral directa, donde Alviar reitera lo dicho en el  CSU sobre las fortalezas de la IPS, que no es un negocio, que su principal rentabilidad es académica y social y resalta la Misión como debilidad, lo cual tiene que ver con el obstáculo de la Tercerización en la IPS para la Acreditación como Hospital Universitario para 2017.

[5] Tercerización laboral prohibida por el artículo 63, la Ley 1429 de 2010 así: “El personal requerido en toda institución y/o empresa pública y/o privada para el desarrollo de las actividades misionales permanentes no podrá estar vinculado a través de Cooperativas de Servicio de Trabajo Asociado que hagan intermediación laboral o bajo ninguna otra modalidad de vinculación que afecte los derechos constitucionales, legales y prestacionales consagrados en las normas laborales vigentes.” (Ver Ley 1429 de 2010, Diario Oficial 47.937 de diciembre 29 de 2010, Senado de la República)

[6] El Contrato Sindical es una figura del derecho colectivo definida en el artículo 482 del código sustantivo del trabajo (CST), que existe desde la expedición del Decreto 2663 de 1950, casi desconocido hasta que empezó a conocerse luego de que la Ley 1429 de 2010 prohibiera de intermediación laboral de las cooperativas de trabajo asociado (CTA), y las precooperativas (PCTA).  De 50 Contratos Sindicales que había en 2011, según la ENS (Escuela Nacional Sindical), en 2015 se firmaron 4.303 contratos sindicales.

[7]En el segundo Consejo Superior Universitario del 23 de febrero de 2016, “El señor gobernador preguntaquien responde por las deudas y demás obligaciones si la IPS se llega a liquidar. El Director de la Unidad de Asesoría Jurídicadice que aunque la IPS y la UdeA son dos personas jurídicas distintas, responden solidariamente en materia laboral y de impuestos.” (Ver X Informe de la representación profesoral ante el CSU el 2 de marzo de 2016).

A la luz del artículo 34 del código sustantivo del trabajo y la Sentencia C-593 de 2014, que regula las relaciones laborales,frente a los trabajadores misionales tercerizados, sin perjuicio de las responsabilidades que admita un juez laboral al decretar el “Contrato de Trabajo” bajo el principio de la Primacía de la Realidad sobre las formas, del Artículo 53 Constitucional; tanto la IPS como la Universidad de Antioquia es “responsable de los salarios, prestaciones e indemnizaciones a que tienen derecho estos trabajadores, por la vía de la solidaridad laboral,pues, en últimas, resulta beneficiándose del trabajo desarrollado por personas que prestaron sus servicios en una labor que no es extraña a lo que constituye lo primordial de sus actividades”:Claridad y precisión hecho sobre este tema por la sala laboral de la Corte Suprema de Justicia en sentencia 35864 del primero de marzo de 2011, con ponencia del magistrado Gustavo José Gnecco Mendoza, consultado el 18 de mayo de 2016 en: https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0ahUK
EwiBoJWD4TMAhUFej4KHds7CdQQFggcMAA&url=http%3A%2F%2Fwww.fenalco.com.co
%2Fsites%2Fdefault%2Ffiles%2Fjuridica%2FSENTENCIA%252035864%2520DE
%25202010%2520CORTE%2520SUPREMA%2520%2520CIRCULAR%2520275.pdf&usg=
AFQjCNGiiN4T2b4SnogVqPkxElNox0YWA&sig2=oFnHA2W1ijSDCeNclP2PSg

[8]Entrevista concedida por el señor rector Mauricio Alviar, el 4 de abril de 2016, en el bloque 16, a mí como representante de los médicos de la clínica León XIII de IPS Universitaria,aún en espera de vinculación laboral directa.

[9]Hernán Gaviria Quintero, representante de los Egresados ante el Consejo de Facultad de Medicina
de la Universidad de Antioquia, el 16 de abril de 2016, quien coincide con Alviar frente a la crisis de la IPS en que “lo académico es lo fundamental”, ha conminado “a decano de la facultad de Medicina a debate sobre IPS vs Hospital Universitario”, en medio de la crisis actual de la salud, retomando el debate que subyace al nacimiento mismo de la IPS a raíz del modelo de ley 100, en relación a la aparente disyuntiva entre la rentabilidad académica y social contra la mercantil, para aclarar la Visión y los objetivos misionales  de la Universidad en relación con los espacios adecuados para la docencia, extensión e investigación  en el marco de los convenios de docencia-asistencia firmados con la IPS Universitaria, que estarían inmersos en el mercado de los “negociantes de la salud” consultado en el boletín 144 de ASMEDAS Antioquia, el 25 de abril de 2016 enwww.asmedasantioquia.org/.../7252-conminan-a-decano-de-medicina-a-debate-sobre-

[10]En la primera Junta Directiva de la IPS Universitaria del año, realizada el25 de enero de 2016, las palabras del decano de la facultad de Medicina estuvieron muy en sintonía con el rector Alviaren lo referente a la discusión de la forma de contratación del personal, quien manifestó, que “dicha contratación por procesos con sindicatos fue buena en su momento, ahora genera algunos inconvenientes de sentido de pertinencia del personal y de gobernabilidad, varias instituciones se han devuelto y han vinculado el personal a su planta de cargos.” (En proyecto de Acta Nº 157 Junta IPS).

[11]En la primera Junta Directiva de la IPS Universitaria del año, realizada el 25 de enero de 2016,   Sergio Vélez, Delegado del Señor Rector de la Universidad de Antioquia,advierte del obstáculo de la tercerización:“Manifiesta que el Hospital San Ignacio lleva mucho tiempo trabajando en el tema de la acreditación,  por la exigencia de estándares superiores de calidad,  adicionalmente dice que el modelo de contratación tercerizado que tiene la IPS UNIVERSITARIA le parece una barrera para la acreditación.”

Frente al tema entonces Alviar y “la Junta manifiesta su interés de continuar en la vinculación paulatina del personal a la planta y propone hacer escenarios de vinculación donde se presenten cifras desde lo económico.” (En proyecto de Acta Nº 157 Junta IPS).

[12]!La crisis se está agudizando! En carta al presidente Juan Manuel Santos, denuncian las sociedades científico gremiales y las asociaciones sindicales conformadas por médicos generales y especialistas de Colombia: “Finalmente, señalamos que la dignidad médica y las condiciones de trabajo decente descritas por la Organización Internacional del Trabajo, no son negociables por parte del gremio médico que de manera coherente y consecuente defenderá con unidad el derecho de la salud como trabajadores del sector y usuarios del mismo. Solicitamos la intervención del Ministerio del Trabajo, como garante del derecho al trabajo decente y el respeto a los derechos fundamentales que han sido vulnerados al gremio médico del país, en el ejercicio de su profesión.” Consultado el 17 de mayo de 2016 en: www.aesa.org.co/carta-abierta-a-presidente-santos

[13]En el primer Consejo Superior Universitario del 9 de febrero de 2016, Alviar recibió la siguiente crítica: Los egresados ven a la administración como muy prepotente y muy impositiva… “El comunicado que sacamos los egresados es un llamado al diálogo y a la concertación.”La representante de los profesores: aclara que “la inconformidad con el examen de admisión no es solo de los estudiantes, existe una gran inconformidad del profesorado con la manera como se están tomando las principales decisiones en la UdeA, de espaldas a los estamentos profesoral y estudiantil y aprobando medidas y acuerdos sin los suficientes debates.”(Ver IX Informe de la representación profesoral ante el CSU el 18 de febrero de 2016).

[14]En el primer Consejo Superior Universitario del 9 de febrero de 2016, se definió la crisis así: El problema de la IPS es muy grave. Una cartera de más de 300 mil millones de pesos sin recuperar, problemas gravísimos con la facturación con el cobro y recuperación de esos dineros. Hay serias dificultades con la gestión financiera (Antonio Yepes Parra: Representante de la Presidencia)…la situación de la entidad es un tema grave. Su proceso gerencial, su sistema de información y la estructura de negocios que tiene son problemáticos. Bajo los lineamientos de la ley 100 no es financieramente factible. La farmacia la maneja un tercero, el laboratorio está en manos de un tercero, las ayudas diagnósticas se contratan con terceros. Esa institución se ha mantenido hasta hoy en razón de los excedentes que dan oxígeno, pero ya no es viable. La IPS universitaria necesita quien la repiense integralmente hablando. Se precisa de una cirugía de corto, mediano y largo plazo, además es una entidad necesaria para el área de la salud de la UdeA. Podría ser su hospital universitario, que tiene además, el compromiso de atender a una ciudad que la necesita (Juan Guillermo Londoño Posada: Representante del Sector Productivo)…Se avizoran muchas demandas laborales de los médicos que prestan sus servicios en la Clínica León XIII con la IPS Universitaria y esto agrava la situación, todos ellos están terciarizados (Rocío Bedoya Bedoya: Representante de los Profesores)…El tipo de contratación precarizado y terciarizado. También el impacto negativo de la IPS con el programa de salud de la UdeA, otro proyecto estratégico en crisis. La intención era buena pero se ha ido desdibujando por los problemas de manejo, recursos y de gerencia. Debemos preocuparnos más en la educación superior y en la garantía del derecho a la educación, la Universidad no debe ocuparse del negocio de la salud. Si tuviera el sello de la Universidad de Antioquia priorizaría una atención y un modelo de formación integral para prestar un servicio de primera y garantizar con ella un derecho pero ese no es el caso como lo muestran los informes recibidos por los demás consejeros.(Sara Yaneth Fernández Moreno: Representante Suplente de los profesores)…la IPS parece estar técnicamente quebrada. Considero que hay una situación de inviabilidad de la entidad. Hay desfalcos al interior. Mientras no se haga el estudio, no voy a asumir esa responsabilidad. (Juan Guillermo Londoño Posada: Representante del Sector Productivo). (Ver IX Informe de la representación profesoral ante el CSU del 18 de febrero de 2016).

[15]En el segundo Consejo Superior Universitario del 23 de febrero de 2016, el representante del sector productivo Juan Guillermo Londoño Posada hace lectura de carta del 20 de agosto de 2015, del informe de revisoría fiscal, de la doctora Ruth Álvarez Pérez, quien actúa en representación de Grant Thornton Fast&Abs Auditores y Consultores Ltda., y considera “que la carta da cuenta de prácticas de corrupción.” El representante de la ministra de educación, Francisco Javier Cardona Acosta considera “que si hubo corrupción hay que denunciar ante la fiscalía y los organismos de control del Estado.”El señor gobernador Luis Pérez Gutiérrez, por su parte considera que “en ella se evidencian actos de presunta corrupción muy graves que tienen que ser aclarados… Si no hay cambios profundos, habrá que acabar con la IPS Universitaria.” En su sentir, “uno tiene un negocio cuando uno es buen dueño del negocio, de lo contrario lo destruye.”(Ver X Informe de la representación profesoral ante el CSU del 2 de marzo de 2016).

[16]Recibió la acreditación institucional de alta calidad del Ministerio de Educación Nacional el 5 de septiembre de 2003, por un lapso de 9 años, convirtiéndose en la primera universidad pública en lograrlo. El 14 de diciembre de 2012, la universidad recibió la renovación de la acreditación institucional de alta calidad de forma consecutiva, por parte del Consejo Nacional de Acreditación, y por un periodo de 10 años. Consultado en wikipedia, el 3 de abril de 2016 :https://es.wikipedia.org/wiki/Universidad_de_Antioquia

[17]Ideas expresadas en el Auditorio del edificio de Extensión, el día 25 de abril de 2016, en el debate ¿Pensamos distinto? Organizado por Diálogos de la Urbe, cuando los estamentos universitarios se encontraron para dialogar con el rector de la Universidad de Antioquia, Mauricio Alviar. En el evento participaron el profesor Jaime Rafael Nieto y el estudiante Isaac Buitrago Quintana.

[18]Independencia puesta en entredicho en la columna “La puja por la IPS Universitaria” de Juan Diego Restrepo, que habla de la debilidad política del rector, del peor de los escenarios para la gestión transparente del Alma Mátery la sospecha de que la hoja de vida de Martha Ramírez venía marcada desde la gobernación para ser directora de la IPS Universitaria, con el agravante de haber pagado 21 millones de pesos del contrato de la empresa casatalentos, consultado el 17 de marzo en:https://www.google.com.co/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=
0ahUKEwjxk9y7r9fMAhUKpx4KHblyBlgQFggaMAA&url=http%3A%2F%2Fwww.semana.com
%2Fopinion%2Farticulo%2Fpuja-por-ips-universitaria-de-la-universidad-de-antioquia-opinion-de-juan-diego-restrepo%2F465721&usg=AFQjCNFCtURmD6cDZo_DoKfjlbwACx8kBw&sig2=9Y4din
0U6nSuFCSfzcjsuw&bvm=bv.122129774,d.dmo

[19]Defensa hecha en uno de los momentos de máxima tensión del diálogo en el Auditorio del edificio de Extensión, el día 25 de abril de 2016, en el debate ¿Pensamos distinto? Organizado por Diálogos de la Urbe, cuando los estamentos universitarios se encontraron para dialogar con el rector de la Universidad de Antioquia, Mauricio Alviar. En el evento participaron el profesor Jaime Rafael Nieto y el estudiante Isaac Buitrago Quintana,entre actores políticos que manifestaron desconfianzas recíprocas, tratando de ponerse de acuerdo en lo fundamental en cuando al futuro de la Universidad pública y las trascendentales reformas que se dispone a hacer la actual administración. Cabe anotar que Alviar se defendió ante la crítica de talante Autoritario y Aústero diciendo que para él se puede consensuar con la comunidad universitaria la Visión de la Universidad, mas no, las decisiones que toma como administrador, las cuales se corresponderían con un plan trazado que estaría en la Misión a partir de unos objetivos previamente definidos.

[20]Corrupción denunciada en el primero y segundo CSU por Juan Guillermo Londoño Posada, Representante del Sector Productivo, para lo cual propuso “un concurso de méritos con presentación de pliegos específicos para elegir la entidad idónea que ayude con su diagnóstico a tomar la mejor decisión respecto a la entidad.”

[21]El rescate de la crisis de la IPS Universitaria debe escapar a disputas ideológicas, de hecho el rector Alviar le dijo a César Alzate Vargas queNo todos los economistas son neoliberales”.

[22]Anomia, concepto sociológico acuñado por Emile Durkheim (1893) en Europa y luego profundizado con ciertas variantes por Robert Merton(1964) en América, entendida como los cambios de paradigmas sociales que transforman los valores de la cultura e inactivan las formas de control social, que en nuestro caso tendría sería la cultura traqueta y el conflicto interno armado por décadas, los que ayudarían a explicar la inversión de valores que tristemente también afecta a los otrora “impolutos médicos” y determinaría la alarmante corrupción que padecemos en el ejercicio de la política y a todo nivel.

[23]Individualismo, capitalismo, libre mercado, salud como mercancía sometida a la regla fiscal y no como Derecho fundamental: Derechos de papel para entretener a la tribuna. Se impone la cultura de la insolidaridad, donde hace rato se esfumó la compasión por el otro; la cultura del “Como voy yo”; de negar servicios y poner barreras de acceso, de facturar y facturar aún por fuera de la lex artis cuando hay que maximizar las ganancias, cuando no hay glosas a la vista o sea cuando gano “yo”; del “sálvese quien pueda”; de la atención en urgencias sólo  para “el que tenga capacidad de pago” so pena de incurrir en “el paseo de la muerte de la ley 100”.

Ese abismo inmoral y antiético del que parece que hoy no se salva el sistema de salud y el ejercicio médico, es explicado por los filósofos como una crisis de los Metarrelatos de la modernidad. Por ejemplo Ángel Estigarribia en Lyotard y el metarrelato Marxista (publicado el 16/08/08, consultado en antroposmoderno.com/antro-articulo.php?id_articulo=1168), habla de “la caída estrepitosa de los llamados socialismos reales, la huida de los intelectuales de izquierda con sus discursos del “fin de la historia”, fundado en un real y masivo sentimiento de perplejidad, hastío, desesperanza y derrota”.  Si no hay esperanza, si predomina esa sensación de no futuro, como él lo afirma, gana: “El sistema capitalista de dominación universal, con su lógica de la performatividad, con su ética de explotación del mundo entero y su autolegitimación por la eficacia…"La superioridad del sistema capitalista ya no se cuestiona”…“el discurso de emancipación de la sociedad en su conjunto, ha sido derrotado…La superioridad del sistema capitalista en el fondo se considera casi inmutable, ya no se cuestiona,” con lo cual el relato marxista con su apuesta humanista queda en entredicho. El discurso marxista de: “El socialismo es la superación de la sociedad basada en la propiedad privada y la explotación del hombre por el hombre”, en esa lógica pasa a ser como un anacronismo.

[25]León Jairo Montaño Gómez Director General. Palabras del director, en informe de gestión 2014.IPS Universitaria - Institución Prestadora de Servicios de Salud de la Universidad de Antioquia - Medellín, Barranquilla, San Andrés, Apartadó, Colombia, consultado el 3 de marzo de 2016 en:

https://www.google.com.co/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=
0ahUKEwj67ezgnsrLAhUG0h4KHcGMBhwQFggbMAA&url=http%3A%2F%2F
www.ipsuniversitaria.com.co%2F&usg=AFQjCNGdugBpv2YO4VtSShrGxjQJ0
uKD6w&sig2=8JlcDP-ZOU7z-ojXkmKtkQ

[26]www.elespectador.com/.../un-medico-no-le-come-cuento-crisis-de-salud

[27]Ibid.

[28]Con su eterna desfinanciación, que se ve afectada por políticas de ajuste desde los entes multilaterales, que obligan a las Universidades cada vez más al autosotenimiento, a veces con la justificación por la fama de lo que el ex Codirector del Banco de la RepúblicaKalmanotiz llama el "desgreño y la corrupción que caracterizan la gestión del sector público"(Salomón KalmanovitzKrauter, consultado el 8 de mayo de 2016 en www.elespectador.com/opinion/pauperizacion-de-venezuela).

[29]El Estado colombiano que se aproxima al fin de una guerra de más de 50 años, debe garantizar los Derechos Fundamentales a Salud y Educación en especial, generando empleo decente en el postconflicto, para poder soñar con el fin de la barbarie en nuestra civilización, de la que habla la premio Nobel de literatura, la narradora del dolor Svetlana Alexiévich así: "Hoy en día deberíamos matar las ideas, no la gente. Tenemos que debatir, discutir, en lugar de matarnos unos a otros únicamente porque pensamos de forma diferente. Lo demás es barbarie."

[30]Ver video de Teleantioquia noticias consultado el 22 de abril de 2016 en:http://www.teleantioquia.co/v/34746-28547.html#.VxotDxKbbkA.facebook

[31]“Se profundiza la crisis en la IPS Universitaria.” Germán Reyes,presidente de AMEDAS, Asociación Médica Sindical Colombiana Seccional Antioquia, planteó la necesidad de un debate público sobre la IPS Universitaria y "que se le ponga fin a la nefasta, ilegal y contraproducente tercerización laboral."   en:

http://www.asmedasantioquia.org/noticias/laborales/7197-se-profundiza-crisis-en-la-ips-universitaria

[32]“Mientras sea Rector y presidente de la junta no voy a permitir que la IPS sucumba. Es una joya de la Universidad.”Reiteró Alviar en entrevista con César Alzate Vargas, en De La Urbe. “No todos los economistas son neoliberales”, 7 de abril de 2016, consultado en:delaurbe.udea.edu.co/2016/04/07/no-todos-los-economistas-son-neoliberales.

[33]Fue clausurado el de 29 de septiembre de 2001. Es uno de los símbolos más importantes de la historia de la medicina en Colombia y es referencia como el principal centro de salud pública y de investigación científica médica.Consultado el 14 de mayo de 2016 en:https://www.google.com.co/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=
0ahUKEwjL38mku9rMAhVBox4KHSEFA0AQFggaMAA&url=https%3A%2F%2
Fes.wikipedia.org%2Fwiki%2FHospital_San_Juan_de_Dios_(Bogot%25C3%25A1)&usg=
AFQjCNFYijKAECHxkzLirBNIiPPfPXfdYQ&sig2=SC567tcFNW7aym4Jv-Ydfw

[34]"El rescate del San Juan de Dios", especial Noticias Capital.El Sistema Informativo de Noticias Capital realiza el especial "El rescate del San Juan de Dios” donde la periodista Yanett Manzano Ojeda.

Consultado el 22 de abril de 2016 en:https://www.youtube.com/attribution_link?a=9nOnhnxpOqg&u=%2Fwatch%3Fv%3DmSQLmT-JLNQ%26feature%3Dshare

[35]Se agrava la crisis del HUV y sus trabajadores volvieron a protestar. El HospitalUniversitario del Valle sigue en estado agónico. Aún estudian aplicación de Ley 550: Consultado el 13 de mayo de 2016 en: www.eltiempo.com/colombia/.../hospital-universitario-del-valle

[36]Tutela ordenó devolver dineros embargados al HUV en Cali: Para evitar demoras con la atención de pacientes, una tutela fallada por él Tribunal Superior de la ciudad, ordenó desembargo de al menos $20mil millones del hospital. Consultado el 2 de abril de 2016 en:http://www.noticiascaracol.com/valle/cali/tutela-ordeno-devolver-dineros-embargados-al-huv-en-cali

[37]Ver ¿Qué universidad queremos?El Hospital Universitario del Valle y la Crisis de la Salud en Colombia.  ¿Garantiza el Estado el derecho a la salud? Por Carolina Corcho Mejía, consultado el 3 de abril de 2016 en:

http://www.asmedasantioquia.org/noticias/salud-y-seguridad-social/7167-que-universidad-queremos

(38)Corrupción y clientelismo afectaron a los hospitales públicos”: Alejandro Gaviria. Santiago Valenzuela. 17 de julio de 2015, consultado el 29 de abril de 2016 en:
https://www.google.com.co/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=
0ahUKEwiZ3tSIq7TMAhUJWh4KHUwSCDkQFggmMAE&url=http%3A%2F%2F
www.elcolombiano.com%2Fcolombia%2Fclientelismo-y-corrupcion-afectan-hospitales-publicos-GH2328239&usg=AFQjCNF73acybshX9S_iSBSchZTLBKzPpg&sig2=yt5x_oC6wnCzEAAJfoJ90w

(39)Gobierno Nacional reconoce tres a IPS como Hospitales Universitarios. Consultado el 22 de abril de 2016 en:
https://www.youtube.com/attribution_link?a=1gdutexCBLc&u=%2Fwatch%3Fv%3DgLxcYSxrobQ%26feature%3Dshare

[40]Titulación profesional de calidad que se podría ver amenazada si se autoriza profesionalizar personal entrenado en otras IPS o clínicas, lo cual ha reavivado el debate sobre la calidad de la educación superior en Medicina en el país.





Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Twitter










Editorial Médica Panamericana. 10% de descuento.






Encuesta

¿Apoyaría usted un paro nacional del sector Salud?

Si - 100%
No - 0%

Total votos: 1
The voting for this poll has ended on: Julio 1, 2015
 ¿Busca empleo?
Solicitud de empleo